Sucesos

La Junta tendrá que pagar 14.000 euros a un motorista por sufrir un accidente por culpa de la gravilla de la carretera

La sentencia atribuye la responsabilidad al titular de la vía, la Junta de Castilla y León, por no mantenerla en óptimas condiciones

19 septiembre, 2021 11:45

La Junta de Castilla y León habrá de idemnizar a un motorista con más de 14.000 euros por los daños sufridos en su motocicleta como consecuencia del accidente de tráfico sufrido en agosto de 2019 ante el mal estado de la vía.

Así lo ha determinado el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid en sentencia, ya firme, que tiene como beneficiario a J.L.M.H, al estimar la reclamación del perjudicado y acordar que la Administración regional le indemnice con 14.987,48 euros, más intereses y costas, por los daños y perjuicios por el siniestro sufrido el 31 de agosto de 2.01, cuando circulaba con su moto en la VA-900 sentido Valladolid, dentro del término municipal de Corcos.

Dicha sentencia, basa su condena en el atestado de la Guardia Civil--ha sido clave en el fallo--, que atribuye la responsabilidad de dicho accidente al titular de la vía, la Junta de Castilla y León, al apreciarse abundante gravilla suelta en dicha carretera que no pudo ser advertida por el demandante, que irremediablemente cayó al suelo y fue a parar al margen izquierdo de la vía, sufriendo daños materiales y lesiones de diversa consideración.

El abogado vallisoletano Moisés Merchán, que representaba al demandante, aconseja siempre avisar a las autoridades tras el accidente para que levanten acta del estado de la vía o de las circunstancias del accidente de cara a que pueda prosperar una futura reclamación.

No obstante, apunta este letrado, que ello no supone que con estas sentencias condenatorias la Administración mantenga siempre las vías en las debidas condiciones para evitar este tipo de accidentes y, de hecho, personados hace unos días en la misma carretera donde ocurrió el siniestro, continúa en el mismo estado que presentaba en la fecha del accidente o peor incluso. "La conclusión es clara, reclamar y seguir reclamando", apunta el abogado.