Sucesos

Desarticulado un grupo criminal que extorsionaba a clientes de la web de citas que controlaban, una de ellas en Burgos

22 diciembre, 2020 11:47

Efectivos de la Guardia Civil, en el marco de la ‘Operación Fallera’, detuvieron a tres personas, cuyas iniciales son M.A.S.C. (37 años), A.S.M. (37 años), J.F.Q.C. (30 años) e investigaron a una cuarta, con iniciales C.G.G., de 25 años de edad, como presuntos autores en distinto grado de autoría de los delitos de extorsión, blanqueo de capitales, usurpación de estado civil, falsedad documental y pertenencia a organización criminal. Con la detención del grupo se da por desarticulado el mismo.



Hay tres detenidos y un investigado quienes blanqueaban el dinero obtenido fraudulentamente mediante apuestas en salas de juego. Se han detectado diez víctimas, una de ellas en Burgos, bajo el mismo ‘modus operandi’ de represalias si no pagaban, a las que defraudaron 35.000 euros, según informaron hoy fuentes del instituto armado.



Los hechos se remontan al pasado verano cuando un vecino de La Bureba de 53 años de edad denunciaba a la Guardia Civil que un desconocido le reclamaba vía WhatsApp una cantidad económica cercana a los 1.000 euros. El denunciante había contactado previamente con una página web de citas y solicitado un servicio de acompañamiento, aunque finalmente no acudió a la reunión concertada.



El reclamante le exigía el pago por las pérdidas sufridas por un servicio ofrecido. En los mensajes recibidos en su teléfono móvil a través de una aplicación mensajería se leían graves amenazas y represalias si no pagaba, así como posibles agresiones contra su integridad física. Los investigadores detectaron dos cuentas bancarias cuyos titulares resultaron ser los principales activos de la banda y en ellas numerosos ingresos, cuyo concepto coincidía con el solicitado al denunciante cuando se le requería el ingreso del dinero, comprobándose que la suma total de los parciales ascendía a 35.000 euros.



La investigación ha llevado a los agentes hasta Valencia, donde el grupo tenía asentada su base de operaciones. Además se ha conocido la extorsión a otras nueve víctimas más de diferentes puntos de la geografía española. Las indagaciones llevadas a cabo por la Comandancia de Burgos han permitido identificar a cuatro personas relacionadas con la trama. Tres de ellas han sido localizadas y detenidas en la capital levantina en tanto que una cuarta ha resultado investigada, no descartándose su próxima detención.



Modus operandi



El grupo residía en Valencia desde donde desarrollaba toda la actividad y controlaba fraudulentamente varias páginas web en las que se ofrecía servicio de acompañamiento de señoritas. Cuando una persona, que previamente había requerido y contratado los servicios de una scort, no acudía a la cita concertada, el grupo se ponía en contacto telefónico con el cliente al que extorsionaban y amenazaban incluso con agresiones físicas, reclamando por esta vía una importante cantidad de dinero en concepto de pérdidas por un servicio solicitado.



El capital obtenido fraudulentamente era retirado personalmente en cajeros automáticos y empleado más tarde en apuestas y similares en salas de juego y bingo. De esta manera conseguían “blanquear” el dinero e incluso les permitía ampliar los ingresos, obteniendo de esta manera importantes beneficios. Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Briviesca.