Sanidad En un comunicado remitido a este períodico, han explicado que "las contrataciones que se realizaron en Atención Primaria para el rastreo de casos de Covid-19 se están trasladando a la vacunación frente al coronavirus en las distintas provincias de la Comunidad, por lo que las enfermeras y enfermeros de los equipos de Primaria deben asumir las funciones de vigilancia epidemiológica (detección y seguimiento de casos y contactos) a la vez que sus funciones habituales en los centros de salud".

SATSE Castilla y León alerta de la falta de enfermeras en Primaria ante la quinta ola de la pandemia de Covid-19

7 julio, 2021 13:47

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León alerta sobre la falta de enfermeras suficientes para abordar la asistencia en la Atención Primaria de la Comunidad ante la quinta ola de la pandemia de Covid-19, ya que, según apunta el sindicato "al incrementarse los casos se incrementa también la presión que sufren las enfermeras y enfermeros, que ven sumar a sus funciones habituales las de vigilancia epidemiológica".

En un comunicado remitido a este períodico, han explicado que "las contrataciones que se realizaron en Atención Primaria para el rastreo de casos de Covid-19 se están trasladando a la vacunación frente al coronavirus en las distintas provincias de la Comunidad, por lo que las enfermeras y enfermeros de los equipos de Primaria deben asumir las funciones de vigilancia epidemiológica (detección y seguimiento de casos y contactos) a la vez que sus funciones habituales en los centros de salud".

También han añadido que "a esto se suma que las bolsas de empleo de enfermeras están prácticamente agotadas en toda la Comunidad de Castilla y León y que estamos en época estival. Al no haber sustitutos, las enfermeras tienen que asumir el trabajo de varios compañeros que se encuentran de vacaciones, cuando a la vez se está produciendo un incremento de los casos de Covid-19 que es equiparable al de la tercera ola".

SATSE Castilla y León resalta que "las consultas de Enfermería son presenciales y estas profesionales han seguido acudiendo durante este año y medio a domicilios y llevando a cabo su trabajo en el seguimiento de pacientes crónicos, curas, administración de medicación y en la realización de las miles de pruebas diagnósticas de PCR y test de antígenos que se han realizado durante todo este tiempo de pandemia".

Por último, han señalado que "las enfermeras están realmente sobrecargadas de trabajo y agotadas y es necesario que se adopten medidas que palíen la situación, sobre todo porque cuando se inició la vacunación masiva había bajado la incidencia del Covid-19, pero en estos momentos aumentan los casos y la necesidad de rastreo de ellos y se solapan ambas circunstancias sobrecargando aún más a las enfermeras".