Sanidad Así lo ha desvelado Verónica Casado como llamada de atención a todos aquellos que se tomaron el fin del estado de alarma como una fiesta y que provocaron las imágenes de grandes aglomeraciones en plazas y parques que se vieron durante el pasado fin de semana. La consejera de Sanidad ha informado que la media de ingresados en las Unidades de Críticos de menores de 60 años está ya en un 30% del total.

La pandemia no ha terminado y nadie se libra: la edad en las UCIs baja de abuelos a padres e incluso nietos

12 mayo, 2021 13:11

La pandemia no ha terminado. Pese a que el estado de alarma finalizaba el pasado sábado a las 00.00 horas, los contagios de coronavirus se siguen produciendo en todo el país, incluido Castilla y León, y las UCIs de los hospitales siguen viendo como centenares de pacientes se debaten durante semanas entre la vida y la muerte. Una realidad que la consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, quiere que la población de la comunidad tenga muy presente.

Por ello, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la titular de Sanidad ha recordado que aún hay 123 personas ingresadas en las Unidades de Críticos de los hospitales de Castilla y León, además de 241 en planta. Pero lo más importante es que, según los datos recogidos por el propio Sacyl, "está viéndose un aumento de ingresos en las UCIs en personas más jóvenes". Así lo ha desvelado Verónica Casado como llamada de atención a todos aquellos que se tomaron el fin del estado de alarma como una fiesta y que provocaron las imágenes de grandes aglomeraciones en plazas y parques que se vieron durante el pasado fin de semana. 

La consejera de Sanidad ha informado que la media de ingresados en las Unidades de Críticos de menores de 60 años está ya en un 30% del total. De hecho, en varias provincias de Castilla y León, ese porcentaje aumenta mucho más. Y es que los ingresados de menos de 60 años en Segovia ya son el 58%, Soria del 57% y Salamanca del 44%. Es decir, que más de la mitad de los pacientes en estas UCIs tienen menos de 60 años, y su edad no les ha 'librado' de estar en una peligrosa situación sanitaria y al borde de la muerte.