Sanidad

La Junta envía 65.000 test serológicos y 190.000 test de antígenos a las residencias públicas y privadas

14 noviembre, 2020 12:36

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades realiza ya cribados para la detección del Covid-19 en centros residenciales públicos y privados de Castilla y León, para lo que cuenta con casi 65.000 test serológicos y otros 190.000 test de antígenos.

En concreto, Ávila cuenta con 5.003 test serológicos y 14.475 test de antígenos; Burgos, con 9.947 test serológicos y 28.916 test de antígenos; León, 10.088 test serológicos y 30.011 test de antígenos; Palencia, 5.519 test serológicos y 15.740 test de antígenos; Salamanca, 9.951 test serológicos y 28.918 test de antígenos; Segovia: 4.139 test serológicos y 12.045 test de antígenos; Soria, 3.485 test serológicos y 10.699 test de antígenos; Valladolid, 10.622 test serológicos y 31.234 test de antígenos y Zamora, con 6.158 test serológicos y 18.038 test de antígenos

Asimismo, desde el inicio de la pandemia y hasta que acabe el año, se habrán destinado casi 5,5 millones de euros a la adquisición de Equipos de Protección Individual (EPI) repartidos en los centros dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales con el objetivo de garantizar la salud de residentes y trabajadores.

A fin de proteger la salud de los colectivos más vulnerables (personas mayores y personas con discapacidad) así como de los trabajadores que los atienden la Consejería ha destinado desde el pasado mes de mayo, una partida de casi cinco millones de euros que ha permitido la adquisición de guantes de nitrilo (3.213.000 unidades), guantes de vinilo (7.000.000 unidades), mascarillas quirúrgicas (1.168.000 unidades), mascarillas FFP2 (1.100.500 unidades) y batas (224.000 unidades).

Además, la Gerencia de Servicios Sociales recuerda que los resultados del test deben ser incorporados a la historia clínica de los residentes y en el caso de los trabajadores, los resultados serán comunicados a éstos de manera fehaciente (mediante email, informe escrito por parte de quien realiza la prueba u otros medios). El trabajador deberá comunicar su resultado a su médico de cabecera y al SPRL correspondiente, para su inclusión en la historia clínica.