Sociedad

¿Cuál es el origen del nombre de las provincias de Castilla y León?

El Español Noticias de Castilla y León recopila una serie de teorías o hipótesis sobre la procedencia de las denominaciones de las nueve provincias de la Comunidad

12 septiembre, 2021 09:00

Valladolid, Soria, Palencia, Zamora, León, Ávila, Segovia, Burgos o Salamanca. Estas son las nueve provincias que conforman la comunidad autónoma de Castilla y León, la más extensa de toda España con 94252'75 kilómetros cuadrados. Pero, ¿conoces el origen de los nombres de todas y cada una de las provincias que configuran la región?

  • Ávila: hay muchas teorías e hipótesis sobre el nombre de esta provincia. Por un lado, algunos historiadores señalan que el origen es púnico, y que Ávila significa "monte alto y crecido" (es la capital de provincia con más altitud de España). La otra vertiente achaca el nombre al origen hebreo, por lo que su significado sería "término o confín". El filólogo Joan Coromines hablaba de que la provincia abulense proviene de origen germánico, concretamente del gótico Awilô o Awila. Hasta el año 1877 el nombre era 'Ávila de los caballeros' y a partir de ahí perdió el apellido para quedarse simplemente en Ávila. 
  • Burgos: una de las teorías que se maneja es que proviene del bajo latín burgus y que hace alusión a dos torres de vigilancia situadas en el cerro del Castillo. Otros apuntan a su origen germánico Berg, que significa "montaña" o "monte". Otra opción es el origen godo baurgs, que representa a "población fortificada". Sin embargo, el Real Despacho de Armas de la Diputación Provincial de Burgos sustenta que el origen proviene de Burgo, que significa casas junto al río. De esta manera señalan que "Burgos son varias casas o pequeñas poblaciones esparcidas por el territorio y que se reunieron formando una ciudad".
  • León: tiene un origen latín, concretamente de la palabra legio, que hace alusión a la Legión Séptima Gemela, fundadora de la ciudad. 
  • Palencia: proviene de los vacceos, concretamente de Pallantia. Su ráiz (palla) es prerromana y significa "roca" y el sufijo (nt) era muy usado en las lenguas celtas, por lo que todo en su conjunto podría tener el significado de "mesa", "cerro amesetado" o "la meseta".  
  • Salamanca: originalmente los historiadores Estephano y Polibo de Megalópolis se referían a la provincia como Helmantike, un nombre de origen griego que significa "tierra de adivinación". En el caso de Ptolomeo señalaba que provenía de los vacceos, concretamente de una polis denominada Salmantica o Salmatica. Otras teorías afirman que todo viene de Teucro, que tras la derrota en la guerra de Troya se trasladó a la península ibérica y fundó una ciudad en honor a su patria llamando a la ciudad Salamatica. 
  • Segovia: el nombre de esta provincia es de origen celtíbero, pero no se tenía constancia de esta denominación hasta que Tito Livio nombró a la misma como una parada oficial para oficiales y hombres de negocios en sus viajes por el Imperio. 
  • Soria: hay muchas versiones de diferentes historiadores. Una de ellas es la de Bartolomé de Torres, que explica que el castillo se denominó Oria por un caballero griego que se llamaba Dórico. Otra hipótesis es que Soria proviene de Dauria, que deriva de Daurius, Duero. Guillermo Tejada Álamo señala que Soria es una palabra compuesta de origen prerromano. Por un lado estaría So, que significa "que mira o mirador", y por otro lado oria, "río o corriente de agua". 
  • Valladolid: la teoría más aceptada es que el nombre viene de una expresión romana, concretamente la de Vallis totilum, Valle de Aguas. Otras hipótesis afirman que todo viene de la contracción de valle de lid, ya que por su llanura eran varios los clanes y tribus prerromanas que se reunían para sus enfrentamientos.
  • Zamora: no hay ninguna teoría que demuestre al 100% el origen del nombre, pero algunos filólogos explican que su primera denominación proviene de la época romana con el nombre de Ocellum Duri, los Ojos del Duero.