Sociedad

La licitación de obra pública se desploma en Castilla y León

La Cámara de Contratistas lamenta que la lenta recuperación de los últimos diez años, tras el pico de 2009 por el Plan E, se truncó el pasado año con el COVID

29 agosto, 2021 16:02

ICAL

La licitación de obra pública cayó un 68,2 por ciento en 2020 en Castilla y León en relación con la media del periodo precrisis 2003-2008, la última etapa con situaciones “normalizadas”, tal y como explicó a Ical el presidente de la Cámara de Contratistas, Enrique Pascual, quien señaló que tras el pico de 2009, debido al Plan E impulsado por el Gobierno que presidía José Luis Rodríguez Zapatero, la licitación se ha ido recuperando “muy poco a poco” hasta truncarse el pasado año con el COVID.

Así, la media de licitación de obra oficial en aquel periodo fue de 2.832 millones de euros, frente a los 900 millones de 2020, una importancia caída después de un ritmo en la última década que era “lento pero positivo”. “Se estaba recuperando poco a poco, consistentemente, de forma sana”, apuntó Pascual, quien estima que si no se hubiera inmiscuido el COVID la licitación habría alcanzado este 2021 los 1.500 millones.

Pascual recordó que si se excepcionan los años 2009 y 2010, con las dos versiones de los planes E, en los que se invirtieron 9.000 y 7.000 millones, respectivamente, y que “rompieron la curva”, la serie 2003-2008, antes de la “crisis subprime”, era la más real en términos de construcción. “El sector salía lentamente de la crisis en 2017, porque nos hemos tirado siete años en esta situación. Y ahora cae de nuevo mucho”, lamentó.

El presidente de la Cámara de Contratistas advirtió de que la Unión Europea ha avisado a España de que a nivel de obra “se está infraconstruyendo”. “Nos han dicho. Si no inviertes en una determinada cantidad, estás comprometiendo tu futuro respecto a los países en los que estás en competencia. Llevamos mucho tiempo así y si no construimos al nivel de lo que demanda la economía española, se van a ir retrasando. Es muy importante para el progreso económico y social”, indicó.

Por ello, destacó que en Castilla y León se licitaba obra de “manera estable, a excepción de los picos de burbuja”, en el entorno de los 2.200 millones de inversión en “series largos, lo que significa un nivel de inversión razonable”. “Me gustaría que fuera el doble. Pero su recuperación sería una cifra adecuada”, opinó.

Igualmente, apeló a la necesidad de aprovechar los fondos europeos del Plan de Recuperación para “construir más” y puso como ejemplo que solo el mantenimiento y conservación de carreteras de la Comunidad requieren inversiones de 580 millones de euros al año, por parte de las tres administraciones: central, autonómica y local.

En este sentido, pidió prestar atención a Bruselas, “a la que no solo no se atiende el requerimiento, sino que se va a peor”. “Si tienes que invertir 2.200 millones no te conformes con 900 y te des por satisfecho”. “Cuando la licitación pública baje de 1.500 millones anuales se deberían encender las alarmas públicas. Parece que no pasa nada, pero te estás retrasando estructuralmente respecto a países de tu entorno. Lo hemos denunciado, pero nadie coge el toro por los cuernos”, afeó.