Sociedad

Castilla y León pide mantener el ritmo de suministro de vacunas en busca de la inmunización ante un otoño "lleno" de incertidumbres

18 agosto, 2021 12:55

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, demandó hoy en Palencia al Gobierno central que mantenga el ritmo de suministro de vacunas contra el COVID, después de una caída en las últimas semanas, para lograr la inmunización “lo antes posible” ante un otoño “lleno de incertidumbres” y antes de volver a la actividad a partir de septiembre. 

No en vano, citó que aún se desconoce si se comenzará con la administración de la tercera dosis a las personas mayores de 60 años o se adoptará una estrategia de detección de anticuerpos en grupos determinados de población, además de analizar lo que ha ocurrido en la última ola de la pandemia y averiguar por qué se han infectado los jóvenes. En este sentido, señaló que ya se lleva a cabo un estudio epidemiológico sobre las personas contagiadas en la quinta ola para sacar conclusiones.

Durante una visita a la cooperativa Agropal, Igea apostó por continuar con la estrategia de vacunación en España, que tan buenos resultados ha dado. Pero eso, opinó, pasa por que el Gobierno de la Nación continúe con el esfuerzo de suministrar vacunas a las comunidades autónomas y así lograr que no baje el ritmo de la administración de dosis contra el COVID. “Si no tenemos dosis no podemos vacunar por que nuestro ritmo de vacunación puede ser mucho más alto. Podríamos haber alcanzado el objetivo que se fijó de tener el 70 por ciento de la población vacunada estos días pero no se va a lograr”, añadió.

Igea consideró que los jóvenes de la Comunidad se han comportado “espectacularmente bien” durante los meses de verano al acudir a los llamamientos masivos de vacunación, pese a coincidir con las vacaciones. “Nuestro rechazo a las vacunas es muy muy bajo pero el problema es que no hay dosis”, significó. En este sentido, apuntó que la previsión es que Castilla y León no se verá beneficiada del último envío extraordinario de vacunas, previsto por el Ministerio de Sanidad. “Aquí, no queremos culpables, queremos dosis para poder vacunar a nuestra población. No nos podemos plantear revacunar a los ciudadanos si no hay dosis”, precisó.

En todo caso, el portavoz de la Junta consideró, según recogió la Agencia Ical, que el país debe sentir “orgullo” de la estrategia de vacunación, que ha sido “muy eficaz”, con la participación del Gobierno central y las comunidades autónomas. En concreto, señaló que Castilla y León siempre ha estado en el grupo de cabeza  en la vacunación, lo que  ha permitido que tres provincias estén vacunadas por encima del 70 por ciento del total de la población.

Preguntado por la postura que llevará esta tarde la Junta al Consejo Interterritorial de Salud, Francisco Igea señaló que el Ejecutivo autonómico apuesta por mantener la política “homogénea” defendida hasta la fecha. “Ahora nos preocupa saber qué va a suceder con la vacunación de los menores y con la tercera dosis. Es algo que deben discutir los epidemiólogos y el comité de vacunas”, declaró.