Sociedad En aras a prevenir la siniestralidad se van a incrementar durante los fines de semana y días festivos las actividades de vigilancia y control de la circulación en la provincia de Salamanca, especialmente en las vías de mayor uso por motoristas, como son las carreteras que dan acceso a la frontera con Portugal y los arribes del Duero (SA-300 y CL 517), las carreteras que comunican la provincia con la zona sur de Gredos en Ávila (CL-510 y SA-102), las vías situadas en la zona central de la Sierra de Francia (CL-512, SA-205, SA-220, SA-225, SA-210, SA-201 y DSA-270) así como en la zona este de esta misma sierra ( SA-214, DSA-280).

La Guardia Civil intensifica durante el verano la vigilancia y control de motocicletas y ciclomotores.

16 julio, 2021 10:26

Como consecuencia del incremento detectado en la siniestralidad de motocicletas y ciclomotores, y con el objetivo de contener esta tendencia al alza durante los meses de verano, en los que la circulación de este tipo de vehículos aumenta considerablemente, las unidades de Tráfico de la Agrupación de Tráfico en colaboración con las unidades de seguridad ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil Salamanca, van a intensificar hasta el 30 de Septiembre de 2021 las actividades de vigilancia de la seguridad vial y prevención de la siniestralidad orientadas al control de motocicletas y ciclomotores.

Para ello se ha elaborado un plan de inteligencia por parte del Grupo de Información y Análisis de Accidentes de Tráfico del Subsector de Salamanca, en el cual se reflejan los eventos previstos de concentración de motocicletas, las fiestas patronales relevantes en la provincia, las vías y sus tramos más utilizados por conductores de motocicletas y ciclomotores, así como los tramos de alto riesgo para motoristas.

En aras a prevenir la siniestralidad se van a incrementar durante los fines de semana y días festivos las actividades de vigilancia y control de la circulación en la provincia de Salamanca, especialmente en las vías de mayor uso por motoristas, como son las carreteras que dan acceso a la frontera con Portugal y los arribes del Duero (SA-300 y CL 517), las carreteras que comunican la provincia con la zona sur de Gredos en Ávila (CL-510 y SA-102), las vías situadas en la zona central de la Sierra de Francia (CL-512, SA-205, SA-220, SA-225, SA-210, SA-201 y DSA-270) así como en la zona este de esta misma sierra ( SA-214, DSA-280).

Se prevé aumentar los puntos de verificación principalmente en las vías secundarias, al objeto de prevenir los excesos de velocidad, el consumo de alcohol y drogas por conductores, así como la realización de maniobras especialmente peligrosas en la conducción de motocicletas, como son la conducción temeraria en zonas de montaña, los adelantamientos y el no respeto de las distancias de seguridad entre vehículos.

Se pretende también intensificar los controles de velocidad en los tramos de vías más frecuentados por motocicletas, con dispositivos de control tanto fijos como dinámicos, mediante el uso de cinemómetros y vehículos tanto camuflados como uniformados. Los controles de velocidad en estos tramos de alto riesgo podrían efectuarse en cascada de forma que se sitúen varios cinemómetros en las misma vía durante el mismo horario.

Los excesos de velocidad, las distracciones y los consumos irresponsables de alcohol y drogas son las principales causas de siniestralidad vial. Todo conductor al volante debe ser consciente de que debe circular siempre a una velocidad adecuada a las características de la vía y a las circunstancias del tráfico, sin superar en cualquier caso los límites de velocidad de cada tramo de carretera.

En caso de frenada y/o maniobra brusca el conductor debe poder controlar y detener su vehículo en la menor distancia posible, acción que logrará si circula a una velocidad adecuada, minimizando las posibles consecuencias negativas en caso de sufrir un siniestro vial.

La ingesta de bebidas alcohólicas, drogas o sustancias tóxicas altera la capacidad de percepción sensorial del conductor, sus reflejos y la atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

La Guardia Civil pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial o medioambiental es tratada de manera discreta y anónima.