Sociedad Esa es al menos la idea que quieren trasladar al equipo de gobierno en las próximas reuniones que mantendrán en la Mesa de Comercio y en las que tienen la intención de matizar más la fórmula que se adopte.

Los comerciantes recelan de la compra de locales por parte del Ayuntamiento

9 julio, 2021 12:23

Miedo a lo que pueda suceder. Esa es la sensación que ahora mismo tienen los comerciantes de Valladolid ante la posibilidad que el Ayuntamiento de Valladolid compre locales comerciales en planta baja para crear una bolsa de alquileres dirigida a dinamizar la actividad comercial, de servicios o de ámbito social.

Así los ha explicado el presidente de la Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco), Alejandro García Pellitero, quien matizó “al menos mientras no conozcamos la letra pequeña del proyecto”. Y es que, de momento, en Avadeco desconocen los matices de la idea que presentó el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, junto al alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

De hecho “tampoco conocíamos la intención de presentar el proyecto” aunque sí reconoció que “en el mes de abril nos llamaron para pedirnos algunos datos que nosotros les facilitamos”. Pese a todo su mayor preocupación es que el modelo a seguir, como puso como ejemplo Saravia, sea el de Barcelona. Porque en esa ciudad “creemos que no ha ayudado al comercio ni ha buscado la calidad”.

Esa es al menos la idea que quieren trasladar al equipo de gobierno en las próximas reuniones que mantendrán en la Mesa de Comercio y en las que tienen la intención de matizar más la fórmula que se adopte. Porque se considera que podrían provocarse desajustes en la competencia si se alquilaran a “entidades o asociaciones que ya tienen exenciones fiscales y además pagarían un precio inferior de alquiler de los comerciantes que ya están instalados como sucede en Barcelona”.

García Pellitero tampoco compartió que se equipare la compra de viviendas por parte del Ayuntamiento, para crear una bolsa de alquileres, con la de locales comerciales. “La vivienda es un derecho y está bien que se adopten medidas intervencionistas en ese sentido, pero el comercio es una opción marcada por el mercado libre”.

Es más, indicó que hay locales cerrados porque sus propietarios no quieren alquilarlos a un precio inferior al que ellos consideran.