Sociedad Juan Carlos Suárez-Quiñones indicó que la seguridad es “esencial” para que haya confianza en la gestión de datos tanto por parte del sector público, con el fin de dar “estabilidad” a los sistemas de gestión, como en la parte privada, para que modifiquen sus sistemas productivos e industriales, con el fin de que no puedan sufrir un ataque o un robo de datos o cualquier otro tipo de delincuencia en la red.Además, defendió la transversalidad de cualquier iniciativa de transformación digital y destacó que Castilla y León está a la “vanguardia” desde hace muchos años y subrayó que este ‘hub’ en ciberseguridad representa la “excelencia” y la capitalidad y foco que representa León, con el Incibe y el Centro de Supercomputación, además del de Telefónica en materia de ciberseguridad.De esta forma, aseguró que la Comunidad quiere ser “capital europea de ciberseguridad”, un elemento “tractor” o “core”, una tarea en la que destacó la implicación de la Junta, pero también del Gobierno y la iniciativa privadaCompromiso del GobiernoAsimismo, el delegado del Gobierno destacó que el Plan de Recuperación, que aseguró será aprobado por el Ecofin “pronto”, contempla 4.000 millones para la conectividad, el 5G y la ciberseguridad.

Castilla y León aspira a ser una de las zonas especializadas en ciberseguridad de Europa

2 julio, 2021 15:20

Castilla y León aspira a ser una de las zonas especializadas en ciberseguridad de Europa y formar parte de la Red Europea Digital para lo que cuenta con el 'Digital Innovation HUB', que tiene su centro neurálgico en León, por ser la ciudad donde se ubica el Incibe, el Centro de Supercomputación de la Comunidad, así como un entramado de empresas dedicadas a evitar los ataques, estafas o fraudes en internet.

Los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones; el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y el presidente de la CEOE en la Comunidad, Santiago Aparicio, entre otros, escenificaron su apoyo a esta iniciativa de la Agrupación Empresarial Innovadora de Ciberseguridad en una jornada de presentación en Valladolid.

En ese sentido, el presidente del ‘cluster’ de ciberseguridad, el leonés Tomás Castro, aseguró que el objetivo es “buscar apoyos” ante la oportunidad que tiene la Comunidad de recibir fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y convertirse en una zona especializada en esta materia, porque aseguró que el camino iniciado en 2005, con el entonces llamado Inteco, ahora Incibe en León, la Comunidad tiene “mucho más” que regiones como la Bretaña.

Castro indicó que la pandemia del COVID-19 ha acelerado la competencia en Europa por la ciberseguridad debido al impulso que está recibiendo la digitalización y señaló que Castilla y León tiene una “oportunidad” debido al “escosistema” generado por las capacidades empresariales en tecnologías de la información que se han desarrollado desde 2005. Según datos oficiales, dijo, son 880 las empresas dedicadas a esta materia en la autonomía y sostienen más de 6.000 empleos, si bien él elevó el número de compañías.

El presidente del ‘cluster’ de ciberseguridad subrayó la importancia de que Castilla y León logre distinguirse en esta materia, que en León, donde tiene su foco, genera 3.000 empleos, tras la llegada del Incibe de la mano del Gobierno. Además, destacó el apoyo de la Junta, que aceptó considerar este área como un “polo” a través de la Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente RIS3, así como en materia formativa y de apoyo al lanzamiento de ‘start-up’ y de retención del talento.

Al respecto, Tomás Castro destacó que cada año salen de las diez facultades de informática de la Comuniadd 585 titulados, aunque el 30 o 40 por ciento fracasa en su desarrollo profesional, y más de 1.000 alumnos de la Formación Profesional. Sin embargo, aseguró que las empresas demanda 100, 50 o 20 empleados y no los encuentran. Aseguró que “sí están”, pero que hay que formarlos.

Castilla y León, elemento “tractor”



Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente destacó la importancia de la ciberseguridad para el desarrollo de la digitalización, uno de los objetivos que recordó quiere impulsar Europa con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España. Juan Carlos Suárez-Quiñones indicó que la seguridad es “esencial” para que haya confianza en la gestión de datos tanto por parte del sector público, con el fin de dar “estabilidad” a los sistemas de gestión, como en la parte privada, para que modifiquen sus sistemas productivos e industriales, con el fin de que no puedan sufrir un ataque o un robo de datos o cualquier otro tipo de delincuencia en la red.

Además, defendió la transversalidad de cualquier iniciativa de transformación digital y destacó que Castilla y León está a la “vanguardia” desde hace muchos años y subrayó que este ‘hub’ en ciberseguridad representa la “excelencia” y la capitalidad y foco que representa León, con el Incibe y el Centro de Supercomputación, además del de Telefónica en materia de ciberseguridad.

De esta forma, aseguró que la Comunidad quiere ser “capital europea de ciberseguridad”, un elemento “tractor” o “core”, una tarea en la que destacó la implicación de la Junta, pero también del Gobierno y la iniciativa privada

Compromiso del Gobierno



Asimismo, el delegado del Gobierno destacó que el Plan de Recuperación, que aseguró será aprobado por el Ecofin “pronto”, contempla 4.000 millones para la conectividad, el 5G y la ciberseguridad. Esto, añadió, pone de manifiesto el “compromiso” del Ejecutivo de Pedro Sánchez con la transformación digital, que precisó solo se podrá lograr, en su opinión, si no se hace con todas las garantías, que permitan estar protegidos frente a las amenazas.

De esta forma, Javier Izquierdo calificó de “iniciativa muy potente” el ‘hub’ en ciberseguridad de León, que pidió sea considerada como una “apuesta de Comunidad”, que recalcó tuvo su germen con la creación del Inteco o Incibe de la mano del Gobierno y añadió, que pese a no ser elegido como centro europeo de ciberseguridad, será uno de los que actuarán de respaldo.

Así, recordó que este centro pondrá en marcha una compra pública innovadora para pymes, instituciones y otros sectores estratégicos por 224 millones, con los fondos del Plan de Recuperación, que también contempla 450 millones para impulsar la industria de este sector. Por último, destacó que España ha avanzado desde el puesto 30 en ciberseguridad al cuarto en el mundo y el segundo en Europa.