Sociedad Un total de 26 estudiantes voluntarios (de Ciencias del Deporte y de Fisioterapia) han acompañado a 107 personas mayores (50 en León y 57 en Ponferrada) en las rutas terapéuticas que han tenido lugar semanalmente en espacios al aire libre como La Candamia, Parque de Quevedo, San Marcos y zona deportiva de Vegazana y en dos grupos con recorridos por la zona centro y plantío en el caso de Ponferrada.

Más que una terapia deportiva en la ULE: "Esta actividad nos ha dado la vida"

26 mayo, 2021 15:47

“Esta actividad nos ha dado la vida, hemos vuelto a salir, a reencontrarnos y a charlar, además de notarlo física y emocionalmente, aunque casi le damos más valor a lo emocional, sobre todo porque los estudiantes se portan muy bien con nosotros, tienen una paciencia especial para la gente mayor, estamos muy agradecidas”. Las palabras de Mercedes, Tina y María José resumían ayer la repercusión positiva que ha tenido en las personas mayores la iniciativa de paseos terapéuticos con estudiantes de la ULE, desarrollada durante los dos últimos meses en los campus de León y Ponferrada.

La zona deportiva del Campus de Vegazana y el plantío del Campus de Ponferrada acogieron ayer encuentros festivos para despedir esta actividad que regresará tras las vacaciones de verano. Ejercicio y música sirvieron para cerrar una iniciativa impulsada desde el Programa de Acercamiento Intergeneracional de la ULE a través de los vicerrectorados de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes y de Ponferrada, mediante un Programa de Voluntariado.

El proyecto de ‘paseos terapéuticos con mayores’ ha sido posible gracias a la implicación de las profesoras María Teresa Gómez, de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, y Arrate Pinto y Beatriz Alonso-Cortés, de la Facultad de Ciencias de la Salud del Campus de Ponferrada, quienes han contado con alumnado voluntario procedente de la FCAFD y del Grado en Fisioterapia.

Un total de 26 estudiantes voluntarios (de Ciencias del Deporte y de Fisioterapia) han acompañado a 107 personas mayores (50 en León y 57 en Ponferrada) en las rutas terapéuticas que han tenido lugar semanalmente en espacios al aire libre como La Candamia, Parque de Quevedo, San Marcos y zona deportiva de Vegazana y en dos grupos con recorridos por la zona centro y plantío en el caso de Ponferrada.

Isidoro Martínez, Vicerrector de Responsabilidad Social Cultura y Deportes, estuvo presente ayer en la última sesión a la que se acercaron una treintena de mayores y donde quiso agradecer la presencia de las representantes de centros de mayores del Ayuntamiento de León (Concepción Ajenjo y Elena de la Puente) y de la Gerencia de Servicios Sociales de León (Mª Teresa Alonso). Isidoro Martínez manifestó que “aunque el proyecto se acabe hoy mi puerta está abierta para continuar con este tipo de actividades”, al tiempo que quiso dar las gracias a Beatriz Abella, responsable del Programa de Acercamiento Intergeneracional de la ULE, y concluyó alegando: “una sociedad activa es una sociedad viva, y aunque sea con mascarilla hay que estar activos”.

Igualmente, al encuentro final en el Campus de Ponferrada asistieron representantes institucionales como Carmen Rodríguez, de los centros de mayores del Ayuntamiento de Ponferrada, la Concejala de Mayores y Participación Ciudadana del mismo ayuntamiento, Mª Luisa Varela Fuertes.

La buena acogida que ha tenido esta actividad tanto en León como en Ponferrada ha llevado a sus responsables a presentar el programa como Proyecto de Innovación Docente intercampus bajo el título ‘Paseo terapéutico y relación intergeneracional: aprendiendo y colaborando en el contexto del aprendizaje servicio’, una propuesta educativa que une el aprendizaje curricular y el servicio a la comunidad basado en necesidades reales.

Y esas necesidades son constatables en el colectivo de personas mayores cuya realidad se sustenta en las palabras de algunas de las participantes, en esa necesidad de moverse, de hablar y de adquirir hábitos de vida saludables a través de las pautas de los más jóvenes, más aún en una situación agravada por la pandemia del COVID-19.