Sociedad

Conrado Íscar: “Hay que crear un Partido Popular ganador que se convierta en el partido a batir en las contiendas electorales”

27 marzo, 2021 21:04

En sus primeras palabras como nuevo presidente de los ‘populares’ vallisoletanos, Conrado Íscar afirmó que hoy se “empieza a cumplir” el objetivo de “trabajar por un partido unido y comprometido” para crear un “PP ganador” que se convierta en “el partido a batir en las contiendas electorales por nuestra implicación y cercanía” y que “esté preparado en cada barrio, calle pueblo para dar la mejor respuesta”. Para ello, abogó por “activar el día a día del partido e iniciar un proceso de renovación de las estructuras locales para afrontar con tiempo las próximas elecciones con las mejores candidaturas”.

“El Partido Popular es la única garantía de futuro para la sociedad, ocupa un espacio donde acaban los extremismos y es la única alternativa para frenar las políticas extremistas y populistas que quieren terminar con el modelo actual y que se encuentra en el centro político apostando por el diálogo de los ciudadanos como motores del cambio”. Con estas palabras definió este sábado Conrado Íscar el Partido Popular, tras ser elegido el nuevo presidente del Partido Popular de Valladolid, en sustitución de Jesús Julio Carnero, con el apoyo del 94 por ciento de los votos emitidos en el Congreso Provincial del partido, que tuvo lugar de forma telemática, tras ser aplazado en varias ocasiones por la pandemia del COVID y la ausencia del responsable saliente, Jesús Julio Carnero, ingresado tras haberse contagiado de coronavirus.

Conrado Íscar se mostró convencido de que “solo solo las políticas del PP podrán dar opción de futuro a los vallisoletanos que están esperando encontrar empleo y los que están pendientes de cómo evoluciona la empresa que les mantiene en ERTE”.

Un Partido Popular que, para Íscar, debe ser “fuerte, sin complejos, con presencia en cada tema, rincón y proyecto” para que se sepa que “somos la herramienta y el motor del futuro”, así como “la única alternativa para que Valladolid vuelva a ser una ciudad amable, accesible y sin atascos”. Una ciudad para la que mostró su preocupación de “generar posibilidades reales de crecimiento y desarrollo económico” y que “esté abierta al resto de la provincia y la Comunidad Autónoma”.

En cuanto a la provincia vallisoletana, el nuevo líder de los populares abogó por “una provincia donde no sea una utopía una adecuada conexión a internet, donde se pueda vivir en el pueblo sin sacrificar cosas como comprar en el comercio cercano o sacar dinero en un cajero, donde la depuración de aguas residuales sera una realidad, pero también donde los ganaderos y agricultores tengan garantizado acceso agua; un espacio de vida para mayores, garantizado el acceso a todos los servicios sociales, y donde los jóvenes puedan desarrollar su proyecto de vida”.

No obstante, Conrado Íscar reconoció que para ello se necesita a “los 8.000 militantes del Partido Popular de Valladolid”, al tiempo que ser “muy exigente” con “la ardua tarea de construir un nuevo futuro PP”, que pasa por convencer personas de que “somos la única alternativa viable para garantizar su calidad de vida”, para lo que “hay que estar permanentemente en las calles y en todos los espacios públicos de participación y debate” con el objetivo de que “los vecinos nos voten por convencimiento y porque les hemos dado motivos para creer en nosotros”.

“Si trabajamos mantendremos la Diputación de Valladolid, consolidaremos a Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta de Castilla y León y, si damos a cara y nos implicamos, haremos que Pablo Casado sea el próximo presidente del Gobierno de España”, concluyó el recién elegido presidente del Partido Popular de Valladolid.