Sociedad

Así ha valorado Clara San Damián el primer año de gestión de la Junta en Zamora

17 marzo, 2021 16:33

La delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Clara San Damián, ha comparecido esta mañana en la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León para hacer balance de las actuaciones relacionadas con la COVID-19 y sus efectos en la provincia de Zamora, así como de la labor de trabajo llevada a cabo por parte de la Delegación durante el 2020. Para la delegada, “la Junta de Castilla y León ha superado la dura prueba de 2020, gracias a la implicación de sus trabajadores y a la colaboración con el resto de instituciones”.

Clara San Damián ha recalcado durante su intervención que una de sus prioridades ha sido la de que la situación excepcional que ha provocado la COVID-19 no impidiera el correcto funcionamiento de los servicios públicos, con el fin de que los ciudadanos pudiesen seguir relacionándose con la Junta de Castilla y León con la mayor normalidad posible. Asimismo, la delegada ha destacado la gran colaboración y coordinación con todas las instituciones, lo que ha permitido realizar una eficaz gestión en toda la provincia.

Además, Clara San Damián ha manifestado plena satisfacción con el trabajo de la Junta de Castilla y León, ya no solo en lo referente a la COVID-19, sino también por el resto de competencias que le corresponden. La Junta presta servicios de gran importancia a la ciudadanía y, en este sentido, los Servicios Territoriales han continuado prestando todos sus servicios.

La delegada territorial ha valorado la entrega de todos los empleados públicos de la Junta. Clara San Damián ha reconocido “la importancia de tener buenos equipos de profesionales responsables, de trabajadores entregados al servicio público cuando más se les necesita, de jefes de servicio que lideran sus departamentos con capacidad de dar respuesta rápida a problemas urgentes y, en definitiva, de un cuerpo de empleados públicos que entiendan bien lo que es el servicio público, el cual es clave y definitivo para que la administración autonómica haya podido trabajar con eficacia este pasado año”.

La actividad del registro es un indicador fiable del grado de relación que la administración regional tiene con los zamoranos. La cifra de 73.104 documentos que han pasado por el registro de entrada de la Delegación da una idea del flujo de comunicaciones entre la Junta y los ciudadanos. Esta ha disminuido en torno al 10 % respecto al año anterior, pero sigue marcando un nivel muy elevado en los servicios prestados, tales como solicitudes de ayudas relativas al alquiler de viviendas, por ejemplo, ya sean relacionadas con la crisis de la COVID-19, con 177 ayudas concedidas por un valor medio de 1.455 euros, o las ayudas que se convocan cada año de forma ordinaria, y que recientemente se han resuelto favorablemente para 817 ciudadanos.

Es importante destacar también la adaptación de los servicios administrativos a la nueva situación, como es el caso de la Oficina Territorial de Trabajo, que en 2020 ha tramitado 2.901 expedientes, frente a los 5 del año anterior. Esto ha supuesto un aumento exponencial de la carga de trabajo, que ha sido posible realizar maximizando los recursos existentes, gracias al desempeño eficiente y la buena organización de los trabajadores que atienden estas tareas. En el mismo caso se encuentran las oficinas donde se tramitan las denuncias por el incumplimiento de las normas de precaución sanitaria, como los cierres perimetrales, el uso de la mascarilla o la observancia de las cuarentenas. Todas ellas se están tramitando de acuerdo a la correspondiente normativa, que es compleja y se tiene que ir adaptando a circunstancias cambiantes.

Finalmente, Clara San Damián ha finalizado su intervención haciendo un reconocimiento a la labor que han llevado a cabo los casi 7.000 empleados públicos que forman parte de la Junta de Castilla y León en la provincia de Zamora.