Sociedad

Compañías escénicas de Castilla y León piden nuevas ayudas ya que "la pandemia ha seguido" y ven un "desfallecimiento en la empatía"

24 febrero, 2021 14:16

La Asociación de Empresas de Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León (Artesa) ha reclamado este miércoles nuevas ayudas para el sector, ya que "la pandemia ha seguido" más allá del periodo de concesión de las mismas, al tiempo que han constatado un cierto "desfallecimiento" en el apoyo brindado por la Administración a la cultura.

Así lo ha subrayado su presidente, Tomás Martín Iglesias, durante una rueda de prensa en la que han advertido de la situación que soportan las artes escénicas tras un año "catastrófico" de pandemia y en sin que 2021 "pinte mejor" debido a la incertidumbre que se mantiene y a las dudas de muchos programadores para llevar a cabo reservas y contrataciones de espectáculos, con lo que algunas compañías "no tienen ninguna perspectiva de trabajo".

Martín Iglesias ha subrayado que el sector cultural ha sido "posiblemente" el "más afectado" por la COVID-19, "por encima incluso de la hostelería", ya que sus espacios han sido "los primeros en cerrar" y temen que acaben siendo "los últimos en abrir".

También ha constatado que cuando comenzó esta crisis sanitaria los profesionales de la cultura se aferraban a una "cierta esperanza" avivada entre otras cosas por una "empatía" que se percibía desde la Administración por "no dejar a nadie atrás", si bien a estas alturas observan un "desfallecimiento" en ese apoyo.

En concreto, el presidente de Artesa se ha referido a las ayudas extraordinarias "anunciadas a bombo y platillo" por la Junta de Castilla y León la pasada primavera que de un presupuesto global de ocho millones de euros, "sólo el diez por ciento", unos 800.000 iban destinados al sector cultural, con un máximo de 2.000 euros por solicitante para sufragar los gastos de la compañía ante la falta de actividad.

En este sentido, Tomás Martín ha reclamado nuevas iniciativas similares ya que "la pandemia ha seguido" y estas ayudas se circunscribían, según ha explicado, a los meses de abril, mayo y junio.

Sobre este punto, ha recalcado que estas subvenciones, para ser eficaces, "requieren de urgencia" y ha lamentado que esto "parece que no afecta a la Administración", por lo que acaban llegando "extremadamente tarde" a un sector donde las empresas, por lo general, presentan "muy poco músculo financiero" para aguantar y ha subrayado que la supervivencia de las compañías pasa por recuperar la actividad y por ayudas directas, al hilo de lo cual ha recordado entre 1.000 y 2.000 profesionales están en Castilla y León directamente relacionados con el teatro.

Por lo que se refiere a las subvenciones ordinarias, ha criticado que la actual convocatoria comprende el periodo de actividad desde el pasado 1 de abril de 2020 sin que las compañías vayan a recibir el dinero antes del verano de 2021 y habrán de adelantar ellas mismas todo el importe.

PROGRAMACIÓN

En cuanto a la situación de la programación, el presidente de Artesa ha recordado el acuerdo logrado con la Junta de Castilla y León para profesionalizar los Circuitos Escénicos, lo cual ha permitido que las compañías incrementen la media de actuaciones anuales en bajo este programa de 2,68 a 3,8, si bien el aumento no ha podido ser mayor por una disminución en las contrataciones debido a la pandemia.

Más crítico se ha mostrado Martín Iglesias con la situación de la Red de Teatros, para la que reclaman una mayor contratación de compañías de Castilla y León, algo a lo que, al parecer, se oponen los programadores e impide llevar a efecto el acuerdo entre Artesa y la Junta.

"Nuestra presencia en la red es poco más de una función por semestre de media por compañía, idéntica a la del año anterior", ha lamentado Tomás Martín, quien ha indicado que si se excluye la programación infantil, este índice se vuelve "casi inexistente".

Tomás Martín ha estado acompañado en su rueda de prensa por el tesorero de Artesa, Raúl Gómez y la representante de esta asociación en la federación nacional (Faetera), Paloma Leal, quien ha reconocido que las compañías de Castilla y León trabajan "más fuera que dentro" de la Comunidad, a lo que Martín ha apuntado que en muchos casos es más rentable salir fuera porque, al salir de su propia región, las compañías pueden acceder a subvenciones ministeriales.

Por último, el presidente de Artesa ha pedido participar en la gestión del nuevo festival Escena Patrimonio tras el "pequeño desastre" que supuso su primera celebración en otoño.