Sociedad

Entregados los premios del Consejo Económico y Social y CEI-Triangular E-3

11 diciembre, 2020 17:14

La sede del Consejo Económico y Social de Castilla y León ha acogido esta mañana la entrega del Premio de Investigación del CES y el CEI Triangular-E3 que en su convocatoria de 2019 recayó en dos trabajos presentados por la Universidad de León (ULE). El acto, organizado en streaming por El Mundo de Castilla y León, ha incluido un debate sobre ‘La ciencia como base del progreso económico y el bienestar social’, en el que han participado el presidente del CES Enrique Cabero y los premiados Almudena Martínez Campillo (ULE), Susana Rodríguez Escanciano (ULE) y Miguel Ángel Mariscal Saldaña (UBU), quienes han presentado sus respectivas investigaciones. Asimismo, previamente, han intervenido online Juan Francisco García Marín, Manuel Pérez Mateos, y Antonio Largo Cabrerizo, rectores de las tres universidades del CEI Triangular-E3, León, Burgos, y Valladolid, respectivamente.

El jurado valoró las implicaciones económicas y sociales de las investigaciones premiadas y su capacidad para impulsar con sus propuestas y recomendaciones el progreso social y económico de Castilla y León, desde la universidad como agente de la transformación  del modelo productivo, desde el diálogo social como herramienta para la calidad del empleo, y desde la implantación de la industria 4.0 en los sectores prioritarios para concienciar de la enorme importancia de avanzar en la digitalización.

El Premio de Investigación, dotado con 15.000 €, correspondió al trabajo titulado ‘La eficiencia docente, investigadora y social de las universidades de Castilla y León: evaluación, determinantes e impacto en el desarrollo local’, realizado por un equipo de la ULE integrado por Almudena Martínez Campillo (Directora/Investigadora principal), Yolanda Fernández Santos y Pablo Gutiérrez Rodríguez.

Además, el trabajo ‘Apostando por la calidad en el empleo en Castilla y León: el Diálogo Social como Premisa’, presentado por un equipo de investigación de la ULE integrado por  Susana Rodríguez Escanciano (Directora/Investigadora principal), Henar Álvarez Cuesta (Coordinadora), Juan José Fernández Domínguez, Mª de los Reyes Martínez Barroso, Beatriz Agra Viforcos, Javier Fernández-Costales Muñiz, Roberto Fernández Fernández, José Gustavo Quirós Hidalgo, Natalia Ordóñez Pascua, Francisco Xabiere Gómez García y Cristina González Vidales, recibió uno de los dos accésits que otorga el CES, dotado con 3.000 €.

‘Estado de la implantación de la industria 4.0 en las empresas de Castilla y León. Guía y recomendaciones para los sectores prioritarios de Castilla y León’, es el título de la investigación presentada por un equipo de la Universidad de Burgos que ha recibido el otro accésit. Este trabajo fue presentado por Miguel Ángel Mariscal Saldaña (Director/Investigador principal), Susana García Herrero y Jaime González Pérez.

EL PESO DE LA EFICIENCIA UNIVERSITARIA EN EL PROGRESO ECONÓMICO



El trabajo dirigido por Almudena Martínez Campillo que se alzó con el primer premio, tiene el objetivo de conocer cuál es el verdadero impacto de la eficiencia docente, investigadora y social de las universidades sobre el desarrollo socioeconómico de los territorios donde están implantadas, porque es crucial para la Administración pública y para la sociedad mejorar el desempeño de las universidades para hacerlas más competitivas. Se trata del primer estudio sobre eficiencia de la universidad española diferenciando entre sus tres funciones principales (docente, investigadora y social), y que también, por primera vez, incluye en sus muestras, nacional y regional, tanto universidades presenciales públicas (47, 4 en CyL) como privadas (27, 4 en CyL).

Los hallazgos encontrados tienen implicaciones a nivel socio-económico en la medida en que aportan evidencia inédita sobre el papel de la eficiencia del Sistema Universitario de Castilla y León en el progreso económico y social de la región. De hecho, han confirmado que la presencia de universidades eficientes, tanto a nivel global como en cada una de las funciones universitarias, fomenta el desarrollo y la competitividad de las provincias donde están implantadas. En efecto, se ha demostrado que, en una región con las singularidades y características de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la contribución de la eficiencia universitaria al desarrollo local, fomenta la innovación y el emprendimiento, y produce efectos positivos en la creación de empleo y valor a nivel provincial. De este modo, si las universidades de Castilla y León son eficientes, pueden convertirse en importantes focos de atracción y generación de riqueza y, por tanto, de competitividad en el territorio donde se ubican.

CALIDAD EN EL EMPLEO EN CASTILLA Y LEÓN



La investigación dirigida por Susana Rodríguez Escanciano ‘Apostando por la calidad en el empleo en Castilla y León: el diálogo social como premisa’, parte de la descripción de los principales factores de precariedad y de las condiciones laborales en los sectores que más ocupación proporcionan en la Comunidad de Castilla y León, para estudiar la importancia del diálogo social y su impacto en la lucha contra la precariedad a través del subsiguiente impulso de medidas legales y administrativas que favorezcan unas condiciones de trabajo dignas la Comunidad.

El trabajo propone un elenco de buenas prácticas para distintos sectores y actividades a través del diálogo social y de la negociación colectiva como cauces de entendimiento y consenso, con el fin de contribuir a la mejora de la calidad en el empleo. Bajo tales premisas, el estudio realiza propuestas de futuro destinadas a alcanzar un trabajo digno, progresar en innovación productiva, anticipar los cambios tecnológicos, proporcionar un soporte y ayuda adecuada a las empresas para seguir avanzando e innovando y diseñar los cauces para anticipar las competencias necesarias en el futuro para las distintas ocupaciones, teniendo en cuenta las circunstancias tan cambiantes que nos circundan y las nuevas necesidades emergentes  tras la emergencia sanitaria.

Por último, hay que destacar la investigación ‘Estado de la implantación de la industria 4.0 en las empresas de Castilla y León. Guía y recomendaciones para los sectores prioritarios de Castilla y León’, presentado por un equipo de la Universidad de Burgos (UBU), dirigido por Miguel Ángel Mariscal Saldaña, e integrado por Susana García Herrero y Jaime González Pérez. Este trabajo ha tratado de realizar un diagnóstico del grado de implantación de las principales tecnologías habilitadoras de la Industria 4.0 en empresas tractoras de Castilla y León (automoción, agroalimentario y farmacéutico), comparar con España e Identificar las tecnologías habilitadoras clave y esbozar cuáles serán las principales tendencias.