Sociedad

La Asociación Diabetes Valladolid pide ser parte activa del sistema sanitario para opinar en la compra de material

14 noviembre, 2020 17:31

La Asociación Diabetes Valladolid (ADIVA) ha trasladado la necesidad y la importancia de poder ser "parte activa" del sistema sanitario para poder opinar, aunque sea sin decidir, sobre los asuntos fundamentales para el día a día de este colectivo, como los métodos de medición o las agujas más adecuadas.

Esta es una de las principales reivindicaciones que ha manifestado el presidente de ADIVA, Javier García, en una entrevista a Europa Press en este sábado, 14 de noviembre, que conmemora el Día Mundial de la Diabetes en el que la asociación ha tenido que renunciar a la ya tradicional caminata por la diabetes por las restricciones del coronavirus.

"No nos tienen en cuenta y muchas veces reconocen que han tenido que reconsiderar decisiones o contratos --de adquisición de material-- porque no han acertado", ha explicado García que ha defendido que contar con los usuarios y directamente afectados supondría incluso un ahorro para las arcas públicas, un aspecto que conoce la Consejería y que, en principio, fue bien recibido en su día, antes de la pandemia.

"Pretendemos sumar", ha aseverado el presidente de ADIVA, que ha aclarado que la asociación no exige decidir, sólo opinar para orientar a la administración sobre asuntos como cuáles son las agujas o las lancetas más adecuadas y evitar así gastar en material que se ha tenido que aparcar después por ser inadecuado, como ha ocurrido en alguna ocasión, según ha lamentado.

Javier García ha aprovechado la celebración del Día Mundial de la Diabetes para reivindicar la importancia y la necesidad de que los pacientes crónicos estén bien formados y lleven su tratamiento "motivados" desde el convencimiento, además, de que no hay nada que ayude más a un diabético que otro paciente experto, por lo que ha hecho extensivo el ofrecimiento de ADIVA a ser parte activa del sistema para ayudar en esa formación.

"En un futuro lo conseguiremos", ha aseverado García que ha reconocido que, como ha ocurrido con todas las facetas de la sociedad, el COVID ha paralizado muchos de los proyectos en los que se estaba trabajando y algunos de los avances que se habían logrado, como la financiación de la vinculación de sistemas de medición con bomba que se había conseguido "tímidamente" para algún caso concreto de Valladolid. Otro objetivo es que se subvencione el mecanismo de medición continua para los diabéticos tipo 2.

García ha expresado su "temor" ante la realidad que se encontrarán los diabéticos cuando finalice la pandemia del coronavirus y se recupere algún día la normalidad. Su duda es si el COVID habrá supuesto sólo un paréntesis o un punto y seguido, algo que "daría por bueno" según sus palabras, o si llevará a un retroceso respecto a lo ya conquistado.

"Somos conscientes de la situación y de que habrá nuevas preferencias", ha asumido el presidente de ADIVA que ha hecho un llamamiento a las administraciones para que no recorten en salud y para que no se dejen llevar por decisiones "a corto plazo", como no invertir en nuevos sistemas de medición o en mejores bombas ya que a largo plazo suponen un ahorro, además de la evidente mejora en la salud y en la calidad de vida de los afectados.

Preguntado por las consecuencias en los diabéticos de las medidas adoptadas por la administración para hacer frente a la pandemia del coronavirus, García ha apelado a estudios según los cuales el 50 por ciento de los pacientes asegura que ha empeorado su estado de salud, en algunos casos por falta de actividad normal y en otros muchos por falta de atención médica ya que se han retrasado citas y siguen sin ser vistos por su médico especialista.

"Sin quitar un ápice de importancia al COVID, nosotros más que nadie --ha aclarado-- el paciente crónico está ahí y tiene que seguir con los tratamientos", ha explicado el presidente de ADIVA, que ha situado la peor atención durante la pandemia en los casos de diabéticos de tipo 2.

García ha admitido asimismo que la telemedicina ha llegado para quedarse pero ha reivindicado más medios para intercalar las videollamadas con las consultas presenciales y evitar así que la falta de contacto con el paciente se convierta en algo fijo.

Respecto a los proyectos de futuro a corto plazo, el presidente de ADIVA ha avanzado que se va a presentar una PNL en las Cortes para renovar y reforzar el protocolo de actuación sobre la diabetes en los colegios donde se sigue con la "lucha" de ampliar el número de enfermeras escolares.

"Es importantísimo, sabemos que es difícil llegar a todos, al menos ampliar", ha añadido García que se ha referido asimismo a la "eterna lucha" de la Asociación por evitar las desigualdades en aspectos para el tratamiento que existe entre ciudades e, incluso, entre las dos áreas de salud de Valladolid que funcionan de manera diferente en asuntos tan cotidianos como las agujas, las tiras, los sensores o las bombas de insulina.

"No puede ser a nivel nacional, ni a nivel regional pero menos en función del lado de la calle en la que vivas", ha ironizado el presidente de ADIVA para quien acabar con este tipo de desigualdades es "imprescindible".

Respecto a la celebración del Día Mundial de la Diabetes, para el que estaba prevista la sexta caminata, que tuvo que ser anulada por las restricciones de la pandemia, García ha informado de que también se ha tenido que aparcar, de momento sin fecha y a la espera de "mejores tiempos", una "idea muy bonita" en torno a siete mesas temáticas que se iban a instalar en distintos puntos del centro de Valladolid para dar visibilidad a distintas facetas importantes en la calidad de vida de los diabéticos.

Finalmente, la situación de alerta cuatro que vive Castilla y León por la proliferación de la pandemia ha dejado la celebración del Día Mundial de la Diabetes en actos simbólicos como la iluminación de la Cúpula del Milenio, que lucirá azul; una proyección en la fachada de las Cortes o mensajes en los paneles del Ayuntamiento.