Zamora

La Base Aérea de Rosinos, punto clave en la lucha contra incendios en Zamora

29 julio, 2021 14:19

La delegada territorial, Clara San Damián, y el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, han visitado esta mañana la base aérea de la Junta de Castilla y León en Rosinos de la Requejada, dentro de las actuaciones de coordinación que en materia de incendios forestales mantienen ambas instituciones. Durante el recorrido por las instalaciones han estado acompañados por el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, Manuel Moreno, así como técnicos de la administración regional y central.

Esta base alberga medios para la lucha contra incendios tanto de la Junta de Castilla y León como del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Concretamente cuenta con un helicóptero de transporte y extinción y con el correspondiente equipo de lucha integral contra incendios forestales (ELIF),  prácticamente de forma continua, ya sea en su configuración como cuadrilla helitransportada para la extinción de incendios durante la campaña de verano o en su formato para la ejecución de trabajos de prevención durante el resto del año, solapándose con los otros dos equipos similares desplegados en Zamora. Todos los equipos pueden ser movilizados para trabajar en cualquier punto de la Comunidad en el marco del funcionamiento del operativo autonómico de extinción de incendios forestales.

Por otra parte, la base también acoge durante la época de máximo riesgo de incendios forestales dos aviones anfibios de carga en tierra o en agua pertenecientes a dicho Ministerio.

Clara San Damián ha destacado la importancia de “hacer una labor educativa y de concienciación acerca del valor de nuestros montes” y ha recordado que “la mayor parte de los incendios forestales originados son intencionados”. Asimismo, la delegada ha puesto en valor “la labor de vigilancia que realizan la Guardia Civil y los agentes medioambientales para disuadir a los pirómanos, así como las labores preventivas que realiza la Junta de Castilla y León”. Por otra parte, también ha insistido en la necesidad de que “cualquier persona que advierta la existencia o iniciación de un incendio forestal lo comunique a los servicios de extinción, a través del teléfono de emergencias 112 o del 980 51 51 51 correspondiente al Centro Provincial de Mando de Zamora”.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Zamora ha querido destacar “la labor de otros organismos estatales que en muchas ocasiones pasa desapercibida, pero que confiere un valor añadido indispensable en la prevención y extinción de incendios”. Ángel Blanco ha remarcado que “es obvio que los equipos y las brigadas aportadas por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico tienen un papel vital en la lucha contra el fuego, pero a veces olvidamos el trabajo impagable que hacen otros organismos como la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la Guardia Civil, incluyendo también el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno o la Unidad Militar de Emergencias del Ministerio de Defensa, entre otros”. El subdelegado ha finalizado recordando que “los ciudadanos y ciudadanas de nuestra provincia tienen un papel vital en la prevención de incendios, que transciende a la aportación institucional: sin su colaboración, precaución y cuidado, nuestros campos, bosques y montes perderán la batalla contra el fuego”.

Base aérea de Rosinos de la Requejada



La base aérea, que comenzó a funcionar en 1988, se encuentra en el término municipal de Rosinos de la Requejada, en el kilómetro 2 de la carretera ZA-V-2640 que une las poblaciones de Rosinos y Carbajalinos, ocupando una superficie aproximada de 15 hectáreas. La longitud de la pista con pavimento asfaltado es de 810 metros, con un área de seguridad de 500 m en dirección sur.

La base consta de una pista de aterrizaje para aviones y helicópteros, además de áreas de estacionamiento para sendos medios de transporte con sus correspondientes servicios (zonas de carga de agua y combustible). Además, dispone de tres edificios para albergar al personal destinado en la base: un edificio para el del Ministerio y dos para el de la Junta de Castilla y León (uno acoge a las cuadrillas ELIF y el otro al personal de servicio del helicóptero). También cuenta con emisoras de banda aérea y banda terrestre.

La Junta de Castilla y León tiene destinado en esta base un helicóptero de transporte y extinción dotado con dispositivo de transporte de agua (helibalde o bambi), con capacidad de lanzar 1.200 litros de agua. Por su parte, el Ministerio aporta dos aviones anfibios mixtos (cargan en tierra o en agua), con una capacidad de carga de 3.100 litros y sistema de mezcla de espuma a bordo. Además, este año se ha vuelto a posicionar una Unidad Móvil de Análisis y Planificación (UMAP), equipo formado por dos técnicos en un vehículo dotado con equipos de comunicación y de toma de datos meteorológicos, cuyo fin es apoyar al análisis y predicción del comportamiento del fuego en el Puesto de Mando Avanzado que despliega la Junta.

Durante la época de peligro alto de incendios forestales, desde este centro operan tres equipos de lucha integral contra incendios forestales (ELIF), formada por tres cuadrillas de 7 peones forestales y un técnico, que durante el resto del año realizan trabajos de prevención (quemas controladas, limpieza de caminos, mantenimiento de infraestructuras, etc.). Asimismo, asociada a esta base participa en el operativo antiincendios la cuadrilla terrestre nocturna N-1.9 o “cuadrilla november”, cuyo objetivo es facilitar los relevos nocturnos a la ELIF, solventar incidencias nocturnas y realizar una labor de vigilancia disuasoria.