Zamora

La ermita de los Remedios de Zamora, afectada por humedades, necesita una "intervención sin demoras"

21 mayo, 2021 11:40

Unión del Pueblo Leonés requiere que la Junta de Castilla y León arregle el muro meridional, de la ermita de los Remedios afectado por humedades. La formación ha planteado una batería de preguntas para conocer la disponibilidad de la Consejería de Cultura para resolver los problemas de filtraciones en la ermita.

UPL requiere de la Junta la intervención, "sin demoras", en el muro meridional de la ermita de los Remedios de la ciudad de Zamora. Esta fachada se encuentra desde hace tiempo afectada por humedades derivadas de filtraciones de agua de lluvia, que afectan a sillares, cornisas y ornamentos, extendiéndose asimismo a dinteles y bases de huecos de ventanas, como arco de medio punto de puerta sellada. Pudiendo según evolución y en caso de que no se subsanen los problemas que provocan las humedades señaladas, afectar gravemente a la piedra con deterioros consecuentes y propios de la afección indicada que pudieran ser desde mínimos como desconchamientos, desprendimientos, exfoliaciones y a largo plazo de mayor gravedad como falta de resistencia a las cargas y problemas estructurales.

La ermita fue incluida en la primera fase del proyecto cultural de Zamora Románica, que permitió su completa restauración con un presupuesto de 475.558,63 euros con una intervención que se inició en mayo de 2009 finalizando un año después. Mejorando considerablemente su estado, que transformó su imagen y consiguió una meritoria puesta en valor. Sin embargo, desde la finalización de la intervención efectuada, no se ha procedido a realizar las convenientes labores de mantenimiento y salvo que la Junta pueda demostrar lo contrario, no se ha realizado inspección técnica alguna, a pesar de los evidentes signos externos que exponen, que así lo precisa.

"Actualmente el muro presenta humedades, por falta de estanqueidad de la albardilla sin determinar las causas, que pudieran devenir de fallo arquitectónico, en los cálculos del proyecto inicial, por una mala ejecución del mismo al no dotar al coronamiento de la inclinación suficiente para la evacuación de aguas de lluvia o bien por problemas posterior surgidos por roturas u otras averías en la canalización que en cualquiera de los casos requiere intervención para ser subsanado", señalan los leonesitas.