Valladolid Avería que, por fin, se ha arreglado este fin de semana y que hace que los vecinos de la localidad vallisoletana, tras casi un mes de problemas con la TDT, puedan disfrutar y relajarse viendo la televisión de manera normal. 

Casi un mes de pesadilla con la TDT

25 mayo, 2021 08:58

¿Se imaginan lo que es estar casi un mes con problemas en la televisión sin poder sentarse a descansar en el sofá y disfrutar de una buena película o de tu programa favorito? Pues eso es lo que les ha pasado a los vecinos de la localidad vallisoletana de Rueda, con más de 1.200 habitantes, y ubicada a algo más de 40 kilómetros de la capital.

“Los problemas en la televisión se empezaron a registrar antes del puente de mayo, el jueves 29 de abril. Unos vecinos informaron de que no se veía nada y así fue aumentando el número de habitantes que no podían ver la televisión. Además, la encendías y el ruido que emitía era terrorífico. Encima de no verse, tenías que apagarla por ese sonido tan molesto”, nos cuenta la alcaldesa de Rueda, Dolores Mayo, en declaraciones a El Español Noticias de Castilla y León.

Mayo asegura que el problema acabó “afectando a todo el pueblo” que “no podía ver la televisión” sobre todo “a partir de las 14.30 horas de la tarde” y que “era imposible” sintonizar “La 8, La 7, los canales de Mediaset o Antena 3”.

Ante el problema, desde el Ayuntamiento contactaron en varias ocasiones con ‘Incidencias’ tanto a nivel provincial como estatal que les aseguraban día sí, día también, que “no localizaban ningún problema” ante lo que la alcaldesa decidió emitir un bando municipal el pasado 18 de mayo para hacer de la unión, la fuerza.

“Finalmente, nos dijeron que la avería era en un satélite de Medina del Campo. Que era muy grande, que iba a más y que por eso, cada vez más usuarios, veían mal la televisión en Rueda”, añade Dolores Mayo.

Avería que, por fin, se ha arreglado este fin de semana y que hace que los vecinos de la localidad vallisoletana, tras casi un mes de problemas con la TDT, puedan disfrutar y relajarse viendo la televisión de manera normal.