Valladolid

El alcalde de Valladolid advierte que estarán "muy vigilantes" con los botellones tras el fin del estado de alarma

8 mayo, 2021 14:41

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, aseguró hoy que el Ayuntamiento y la Policía Local estarán "muy vigilantes" con el tema de los botellones a partir de ahora con el fin del estado de alarma por la pandemia del COVID, que supone la supresión del toque de queda a las 22 horas. "Es la novedad después de estar mucho tiempo centrados en las terrazas y la utilización de las mascarillas. No digo que eso no se vaya a seguir haciendo pero, tal vez, haya que volver la mirada hacia ese tipo de acontecimientos, que son preocupantes", subrayó.

No en vano, recordó que la población joven es la que más va tardar en vacunarse y, por tanto, la que tendrá más riesgo de contraer la enfermedad. En todo caso, confió en que la apertura de la hostelería hasta las 12 de la noche pueda ayudar a "mitigar" los botellones y las concentraciones masivas de jóvenes.

Durante su participación en la iniciativa solidaria 'Marcha a tu manera' de Asprona, Puente lamentó, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que la Junta de Castilla y León haya sido demasiado restrictiva con la reapertura de la hostelería pero apuntó que es la "característica fundamental" del Gobierno autonómica. "He dicho que pocas conclusiones podían extraer de la victoria de Isabel Ayuso en la Comunidad de Madrid por que aquí, de libertad, poquita, y la tónica ha sido adoptar medidas tremendamente restrictivas y algunos episodios lamentables como el adelanto del toque de queda o aquella multa de la no Cabalgata de Reyes que aún estamos peleando", expuso.

Ayudas o menos restricciones

En este sentido, el alcalde de Valladolid reconoció a Ical las quejas del sector de la hostelería que lleva "al límite" mucho tiempo, por lo que la solución pasa, a su juicio, por ayudas o menos restricciones. "Si no llegan las ayudas y se mantienen las restricciones, lo único que hacemos es destrozar el sector, por lo que hay que abrir y empezar a normalizar un poco la situación", demandó.

Por último, el alcalde se mostró esperanzado en que la ciudad retome "pronto" el ritmo de vida normal, después de que ayer no se registrara ningún fallecido por COVID desde el pasado 2 de septiembre y comprobar el "impresionante" ritmo de vacunación en toda España, hasta el punto que se podrán alcanzar las casi tres millones de dosis a la semana. "Mayo será un mes importantísimo en la vacunación por lo que la normalidad se acerca, aunque aún hay que tener paciencia y prudencia, por que sería muy triste que en este momento, en que estamos acabando con el virus, haya gente que enferme y acabe muriendo", apuntó.