Valladolid

Cuando la calle Santiago se convierte en una lata de sardinas

16 noviembre, 2020 09:07

Los cierres de la hostelería, centros comerciales, gimnasios y demás, tras las últimas restricciones de la Junta de Castilla y León, ha provocado que muchos aprovechen para disfrutar de un buen paseo por las calles de Valladolid, para estirar las piernas o para evadirse de una dura de trabajo, eso sí, respetando el toque de queda que da comienzo a las 22.00 horas.

Este fin de semana, sin embargo, han sido muchos los que han compartido, a través de las redes sociales, la cantidad de personas que paseaban por el centro de Valladolid, concretamente por la calle Santiago, como vemos a través de la siguiente publicación de Twitter:

Las céntricas calles de la capital se han llenado de curiosos para presenciar la iluminación navideña que dio el pistoletazo de salida el pasado miércoles.

La gran cantidad de personas que paseaba por el lugar ha sido criticado por muchos ante la masificación de personas y el peligro a la hora de que esto posibilite la aparición de nuevos contagios. 

Botellón en Parquesol



Otra de las imágenes del fin de semana en Valladolid se produjo en la noche del viernes, en el barrio de Parquesol cuando decenas de jóvenes se reunieron en el Parque de los Almendros como se pudo ver en diferentes publicaciones a través de las redes sociales.

Muchos fueron los que censuraron la irresponsabilidad de unos jóvenes que no mantenían la distancia de seguridad y algunos iban sin mascarilla.

Hasta el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, se hizo eco de lo ocurrido a través de Twitter el sábado por la tarde asegurando que había “1.700 personas peleando por su vida en nuestros hospitales y 230 castellanos y leoneses en las UCI”.

Igea añadía que “no son números. Son padres, madres, hermanos, hijas” y aseguraba que “todo podía comenzar en ese botellón”, que se produjo en el barrio vallisoletano.