Segovia

Estación de Navacerrada: una historia bien documentada

6 marzo, 2021 17:08

Patricia Martín



El aficionado a la historia del esquí español, José María Hernando, ofrece a través de www.nevasport.com un completísimo y documentado reportaje sobre la estación de Navacerrada, con información, fotografías y material que ido recopilando durante muchos años. La historia de estos parajes del Sistema Central, de la Sierra de Guadarrama, para muchos la cuna de este deporte, cobra un gran protagonismo tras el anuncio del desmantelamiento de tres pistas míticas: ‘El Escaparate’, ‘El Telégrafo’ y ‘El Bosque’. Una noticia, señala Hernando, que es “un jarro de agua fría”.

José María se define como aficionado, no tiene ninguna vinculación económica o empresarial con la estación. Le interesa la historia del esquí y ha ido buceando para realizar este completo reportaje, que cerró en 2006, aunque ha seguido ampliando y recopilando información hasta la actualidad por un interés personal. Su idea, que espera ver materializada algún día, es publicar un libro.

“El Puerto de Navacerrada fue uno de los primeros lugares donde se esquió en España”, remarca José María en su reportaje, donde recuerda a Manuel González de Amezúa, que “puede considerarse como el introductor del esquí en España”. De hecho, sería el fundador del Club Alpino Español. En 1903, fue el que reparó “en las extraordinarias condiciones que las inmediaciones del Puerto de Navacerrada reúnen para ejercitar los deportes de nieve, especialmente el esquí, al estilo de lo que ya se venía haciendo en las estaciones alpinas de la Engardina (Suiza) como Davos o Saint Moritz”.

En la década siguiente, tras una escisión en el Alpino, surge ‘Los Doce Amigos’; la ‘Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara” y la Sociedad Deportiva Excursionista. Así comienza el relato de una unión, Navacerrada y el esquí, que se mantuvo durante el siglo XX. Por cierto, para los amantes de las efemérides, fue un 12 de julio de 1923 cuando se inauguró oficialmente el ferrocarril que habría de subir desde la estación de Cercedilla al Puerto de Navacerrada.

Un salto en el tiempo. El 9 de octubre de 1954 se crea Transportes Aéreos del Guadarrama S.A. (TAGSA) como sociedad anónima íntegramente de capital privado y constituida por un grupo de esquiadores y miembros de los dos primeros clubes de aficionados a la Sierra de Guadarrama. En el verano de 1955, detalla Hernando, ya se estaba prácticamente terminado el primer telesilla de que dispondría el puerto: El telesilla de Guarramilla. Durante esa década, la asistencia al Puerto de Navacerrada, especialmente los fines de semana, era masiva, se instalaron remontes mecánicos y otro tipo de infraestructuras: hoteles, parkings, edificios residenciales.

Hasta finales de los 70, la estación de esquí estuvo en manos privadas. En los 80, curiosamente hubo pocas nevadas. Todas las infraestructuras ya creadas pasaron a manos públicas. “Primero por parte de la Diputación de Madrid y luego a la Comunidad de Madrid”, cuenta José María Hernando. De esta etapa de administración pública son curiosamente las grandes instalaciones y la renovación de los telesillas, así como la instalación del sistema artificial de innivación fue con dinero público, cuando la estación era gestionada por ‘Deporte y Montaña’.



800 millones de pesetas



Las tres pistas de esquí alpino que tienen que ser desmanteladas antes del 30 de octubre de este año, tras el anuncio realizado por el Ministerio de Transición Ecológica, al concluir la renovación de 25 años dada por los Montes de Valsaín, del Telégrafo, el Escaparate y El Bosque, fue donde se acometió el sistema de nieve artificial, con 56 cañones de alta presión y dos de baja presión, según la exhaustiva documentación recogida por José María. “La inversión, sin contar con los gastos de funcionamiento (agua, electricidad) representa una suma cercana a los 800 millones de pesetas”, con “una balsa subterránea y canalizaciones”.

oda esta inversión pasó en 2007 a manos privadas al cien por cien, siendo presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Desde entonces, las actuaciones se han centrado en un mantenimiento de las infraestructuras y en alguna mejora menor, como hacer “unos tapices deslizantes”.

Como aficionado y experto conocedor de la trayectoria de esta estación, José María Hernando, le parece comparable con que un ministerio acometa una fuerte inversión pública para hacer una carretera, lo privatiza y luego llega otro ministerio y le dice que lo tiene que desmantelar y dejar el campo de secano que había antes. “No me cuadra mucho esto”, resume.

En su opinión, el 75 por ciento de la presión turística no lo provocan los esquiadores sino las personas que suben a Navacerrada a jugar con la nieve o tirarse con el trineo. En pocas palabras, el problema es la poca educación de mucha de la gente que sube.

Además reconoce que la noticia ha sorprendido mucho a los esquiadores. “Desmantelarlo todo que lleva allí desde hace 50 año. Algo así tan tajante nos ha dejado muy sorprendidos y desconcertados. Además en tan poco tiempo. Un jarro de agua fría”, subraya, sobre los comentarios y conversaciones que ha tenido estos días con otros esquiadores.

También ponen el acento en que se cierra, sin lugar a dudas, la zona más rentable, “el alma de la estación”, donde están los cañones, y dejan “la Bola del Mundo que, por el viento, nieva mucho menso y sin nieve artificial es difícil que pueda subsistir”. La estación de esquí de Navacerrada siempre se ha caracterizado por ser muy adecuada para los colegios, principiantes, para los que inician en este deporte, con clases y cursillos.

Valor histórico y sentimental



“Una estación pequeña, con escuelas de iniciación”, para añadir que los que tienen más experiencia eligen Valdesquí, que se puede convertir en el próximo objetivo, ya no se fía. “Valcotos se cerró hace 20 años, ahora Navacerrada, y queda Valdesquí. La zona centro se puede quedar sin esquí”, reflexiona, cuando en estos parajes, cuando están cubiertos del blanco elemento, han visto aprender a esquiar a muchas generaciones desde principios del siglo XX.

Este esquiador, como otros amantes de los deportes blancos, no les gusta la presión urbanística en la montaña. Cuando no hay nieve, también les gusta subir a los picos o practicar otros deportes como el senderismo. Defiende una gestión sostenible, al ser Parque Nacional, de esta zona histórica de la sierra, donde se inició el esquí en España y “ahora puede acabar de esta forma”. En su opinión, las tres pistas son muy cortas, una pequeña extensión de terreno en comparación con todo la extensión de la Sierra de Guadarrama. a decisión responde al escenario actual de cambio climático, ya que, desde la década de los 70, la temperatura media en el Puerto de Navacerrada ha aumentado 1,95 grados centígrados y la nieve se ha reducido en un 25 por ciento.



Cambio climático



El Organismo Autónomo de Parques Nacionales, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, da como argumento que esta decisión responde al escenario actual de cambio climático. Desde la década de los 70, la temperatura media en el Puerto de Navacerrada ha aumentado 1,95 grados centígrados y la nieve se ha reducido en un 25 por ciento.

José María Hernando no pone en duda los datos, pero no acaba de ver claro el problema, ya que si es una empresa privada la que está explotando la estación de esquí y no nieva, será la primera que opte por cerrar y no utilizarla más. “Si a la empresa no le sale los números pues dirá, cerramos”, argumenta.

Además pone el acento en otro detalle. Para evitar las aglomeraciones, con un uso excesivo del vehículo privado, no favorece en nada que el tren que sube al puerto de Navacerrada esté cerrado desde que empezó la pandemia del COVID. Anteriormente había ya muy pocas frecuencias a al precios desorbitados. “Para una familia te podías gastar bien a gusto 40 euros. Tenía un precio único, daba igual cogerlo en Madrid que en Cercedilla”, recuerda.

Un anuncio de Parques Nacionales no exento de polémica y de muchas aristas. Para tener una visión de todo lo ocurrido desde aquel 1903, con cientos de fotografías y detalles, nada mejor que consultar el reportaje del colaborador de nevasport.com, José María Hernando.