Salamanca

Dos años de propuestas pero sin ningún avance real para reordenar las líneas y los trayectos del autobús en la capital salmantina

Las peticiones de los vecinos no han prosperado, ya que el grupo de trabajo constituido por el Ayuntamiento para diseñar el nuevo mapa del autobús urbano no se reúne desde junio de 2020

18 agosto, 2021 12:45

Pocos avances se han dado en Salamanca para reordenar el autobús urbano y adecuar sus horarios, frecuencias y trayectos a las nuevas necesidades de los ciudadanos. Hace ya más de dos años, en junio de 2019, el concejal de Tráfico, Fernando Carabias, anunció su intención de consttruir un grupo de trabajo para diseñar la futura reordenación del transporte público en la ciudad. El grupo de trabajo celebró su primera reunión unos meses después, concretamente en octubre de 2019, formando parte del mismo los grupos políticos municipales, así como representantes de las asociaciones de vecinos, colectivos sociales implicados en la movilidad urbana  la asociación de taxistas, la Universidad de Salamanca, la Cámara de Comercio y la empresa Salamanca de Transportes, que es la concesionaria el servicio. El concejal de Tráfico, Fernando Carabias, ya anunció entonces que la reordenación buscaba, entre sus principales objetivos, mejorar las conexiones con los barrios y permitir la llegada de las líneas al nuevo hospital y a los centros de salud.

En febrero de 2020 el grupo de trabajo hizo públicas sus propuestas, que contemplaban, entre otros aspectos, conseguir que todos los barrios de la ciudad estuvieran comunicados por autobús con el nuevo hospital, así como con los centros de salud que les corresponden. Entonces se recabaron muchas quejas sobre la falta de puntualidad y los retrasos de la línea 13 -que une Huerta Otea con San José-, así como las demoras que también presentando las líneas 6 y 7. El grupo de trabajo también abogó por incrementar el recorrido de las líneas nocturnas, conocidas popularmente como el autobús 'búho', para que abarque también barrios como Puente Ladrillo, La Platina, Los Alcaldes, Los Alambres o Vistahermosa. También se lanzó la idea recuperar la antigua parada que tenía la línea 7 en el Campus Miguel de Unamuno, dado que desde hace años el autobús no tiene parada en el campus.

Sin embargo, en marzo llegó la pandemia y el estado de alarma y las actividades del grupo quedaron paralizadas. Finalmente, el 25 de junio de 2020 el grupo retomó su actividad, con un encuentro de trabajo en el Ayuntamiento, en el que se analizaron las propuestas que quedaron pendientes de estudio con motivo de la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

En la reunión, presidida por el concejal Fernando Carabias, se repasaron las aportaciones de los diferentes miembros que integran este órgano, en el que están representados los grupos políticos municipales, la Policía Local, asociaciones vecinales, la Universidad de Salamanca, la Cámara de Comercio, la asociación de mayores, la empresa que gestiona el servicio y el sector del taxi.

Nuevos trayectos

Entre los objetivos del grupo de trabajo figuran la mejora de las frecuencias en algunas líneas y el diseño de nuevos trayectos de cara a la apertura del nuevo hospital, con el objetivo de acercarlo a todos los barrios de la ciudad a través del autobús. Entonces se acordó que el equipo técnico de trabajo analizaría la viabilidad de las  propuestas trasladadas por los diferentes miembros del grupo para encajar aquellas que sirvan al fin de mejorar un servicio que está muy bien valorado por los salmantinos. Además, también se decidió que la nueva reordenación del transporte urbano que surja del estudio de estas aportaciones se tendrá en cuenta en el pliego de condiciones técnicas del futuro contrato del servicio de autobús de Salamanca. 

Hay que tener en cuenta que el actual contrato del servicio municipal del autobús urbano, que gestiona la empresa Salamanca de Transportes, se encuentra anulado por la justicia después de que la otra empresa que concurrió a la licitación reclamara ante los tribunales por entender que las bases del mismo fueron hechas de tal forma que favorecían a la actual concesionaria. De hecho, el Ayuntamiento tenía previsto convocar el nuevo concurso público para la primavera de 2020, pero la pandemia desbarató sus previsiones iniciales y la licitación aún no se ha realizado.

El portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, lamenta, en declaraciones a El Español-Noticias de Castilla y León, que no se haya logrado ningún avance en los últimos meses. El edil socialista recuerda que la última vez que se reunió el grupo de trabajo fue en junio de 2020 y, desde entonces, no se ha convocado ningún nuevo encuentro de trabajo, por lo que todas las propuestas, ideas y peticiones vecinales para mejorar las líneas y horarios del autobús urbano y adaptarlas a las nuevas necesidades de los ciudadanos se encuentran totalmente paralizadas. Y ya han transcurrido más de dos años desde que se anunció la idea de acometer una sustancial actualización de las líneas y trayectos,