Salamanca Por otro lado, AESCO ha explicado en la reunión al concejal de Comercio la necesidad de adoptar un conjunto de medidas de estímulo para la reactivación de la demanda, teniendo en cuenta que la confianza de los consumidores no termina de despegar por la situación actual de incertidumbre, así como la importancia de crear campañas de concienciación para trasladar al conjunto del sector y concienciar a los consumidores de cara a comprar en el comercio de proximidad para garantizar su supervivencia, como así ha hecho AESCO de cara a la ‘Vuelta al Cole’, en la que multitud de librerías, papelerías, mercerías, comercios de ropa y calzado, de nuevas tecnologías, etc.

AESCO traslada al concejal de Comercio las urgentes necesidades del sector ante la pandemia

11 septiembre, 2020 10:13

El presidente y secretario general de AESCO, integrada en CES, Benjamín Crespo y Antonio Flórez, respectivamente, han mantenido esta tarde una reunión en el Ayuntamiento de Salamanca con el concejal de Comercio, Juan José Sánchez, en un clima de compromiso mutuo y talante constructivo, en la que se le han trasladado las urgentes necesidades de los empresarios salmantinos del sector del comercio derivadas de la emergencia sanitaria del Covid-19, así como sus preocupaciones ante un escenario incierto sin ayudas efectivas y sin un plan contundente de reactivación de la demanda.

Durante el encuentro se han estudiado también las medidas de apoyo más efectivas para el sector del comercio con el objeto de aminorar los efectos de la tremenda crisis provocada por el coronavirus. Medidas de apoyo fiscal y financiero, condonación del pago de tributos o la flexibilización y extensión de los ERTEs por fuerza mayor hasta 2021, entre otras.

Una de las principales demandas que han quedado reflejadas durante la reunión es la necesidad de que la Administración controle las ventas desmesuradas entre particulares a través de plataformas digitales, sin un control fiscal de las mismas, lo que supone, por ende, un grave perjuicio para el comercio minorista. “No es comprensible que no haya ningún tipo de vigilancia al respecto en este tipo de transacciones, y que las administraciones sólo pongan el foco en las tiendas locales, que cumplen con sus obligaciones tributarias y están cumpliendo estrictamente con los protocolos de prevención y seguridad anti-Covid-19”, lamenta Benjamín Crespo.

Y es que las campañas de control e inspecciones en los establecimientos comerciales anunciadas desde ayer por la Junta de Castilla y León para comprobar que el comercio minorista cumple con los protocolos de actuación para frenar los contagios han causado malestar y enfado en el sector, dado que “los comerciantes están siendo todo un ejemplo de responsabilidad social desde el inicio de la pandemia y llevan a rajatabla las medidas preventivas y de control aplicables a su actividad”. “No se puede criminalizar así al comercio de proximidad porque con este tipo de actuaciones por parte de la Administración regional sólo se está lanzando un mensaje poco tranquilizador al consumidor, al dar a entender que si hacen este tipo de campañas de control es porque no se están cumpliendo los protocolos. Estamos viviendo una situación muy grave y lo único que se nos dice es que nos van a hacer más controles cuando los comerciantes estamos siendo todo un ejemplo de comportamiento y cumplimiento de la normativa”, explica el presidente de AESCO.

En este sentido, AESCO quiere resaltar las medidas de seguridad que el sector ha adoptado para garantizar a sus clientes unas compras seguras y con todas las medidas de prevención. Tanto es así que, según ha transmitido también la Confederación Española de Comercio (CEC), de la que AESCO es miembro, los comercios de proximidad o mercados de barrio han sido el formato que más ha conseguido ganarse la confianza de los consumidores en cuanto a la seguridad y medidas de higiene de sus establecimientos y se han colocado como primera opción para muchos consumidores españoles para los que el comercio de  proximidad  pasaba prácticamente inadvertido antes del estado de alarma. “Comprar en el comercio local de Salamanca es comprar de forma segura”, apunta Benjamín Crespo, que destaca los grandes esfuerzos que desde el sector se ha hecho para limpiar e higienizar los locales, e insta a los comercios a seguir cumpliendo como hasta ahora con los protocolos sanitarios.

Por otro lado, AESCO ha explicado en la reunión al concejal de Comercio la necesidad de adoptar un conjunto de medidas de estímulo para la reactivación de la demanda, teniendo en cuenta que la confianza de los consumidores no termina de despegar por la situación actual de incertidumbre, así como la importancia de crear campañas de concienciación para trasladar al conjunto del sector y concienciar a los consumidores de cara a comprar en el comercio de proximidad para garantizar su supervivencia, como así ha hecho AESCO de cara a la ‘Vuelta al Cole’, en la que multitud de librerías, papelerías, mercerías, comercios de ropa y calzado, de nuevas tecnologías, etc. están totalmente preparados para asesorar a sus clientes y ayudarles a afrontar con éxito la vuelta a las aulas.

Benjamín Crespo subraya que “en Salamanca tenemos un comercio de calidad, con identidad propia y la fuerza necesaria para afrontar nuevas oportunidades ante situaciones adversas. Y eso es lo que están haciendo nuestras comercios locales, luchar para sobreponerse a unas circunstancias terriblemente difíciles derivadas del Covid-19. Y entre todos tenemos que contribuir a la recuperación de la actividad comercial y económica de Salamanca”.

El concejal de Comercio, Juan José Sánchez, ha mostrado su compromiso con el sector, del que dependen más de 20.000 familias en la provincia de Salamanca, y ha brindado su apoyo a los comerciantes desde la Concejalía que representa.