León

El Ayuntamiento de Valencia de Don Juan actualiza la ordenanza del IBI e introduce por primera vez bonificaciones

22 diciembre, 2020 10:57

Si en el pleno celebrado en el mes de noviembre se modificó la Ordenanza fiscal del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica para introducir una bonificación del 50% y del 75% para los vehículos híbridos y eléctricos respectivamente, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan que dirige Juan Pablo Regadera llevará la próxima semana a pleno la aprobación de la modificación de la Ordenanza del Impuesto de Bienes Inmuebles con un doble objetivo: por una parte, actualizar y completar su articulado, ya que actualmente carece de un documento único correctamente estructurado; y, por otra, implementar una serie de bonificaciones fiscales.

Desde el consistorio destacan la doble intencionalidad de las bonificaciones que se introducen por primera vez en esta norma. La primera de las razones consiste en apoyar a las familias que puedan acogerse, como las numerosas, víctimas de violencia de género, víctimas del terrorismo o monoparentales que cumplan determinados requisitos, introduciéndose el baremo de renta que hace que la bonificación sea progresiva, siendo mayor para quienes tengan menos renta, asegurando así la justicia social de la medida. Por ello, la bonificación oscilará entre el 30% y el 90% de la cuota del impuesto.

La segunda intención del equipo de gobierno es la de beneficiar fiscalmente a los propietarios de los inmuebles en los que se introduzca el consumo de energía solar con fines de autoconsumo eléctrico o térmico, con una bonificación del 50% en la cuota del impuesto, y también apoyar a aquellos que emprendan una actividad empresarial, comercial o profesional que sea declarada de especial interés o utilidad municipal por el Pleno de la Corporación, cuando esta fomente el empleo en este municipio. La bonificación que se aplicará será gradual conforme al empleo que se vaya a generar, oscilando entre el 50% y el 90% de la cuota impositiva.

El alcalde de la localidad, Juan Pablo Regadera Rodríguez, explicó que “estas bonificaciones que introducimos por primera vez en la Ordenanza, y que desde hace muchos años están a disposición de las entidades locales para su aplicación con carácter voluntario sin que hasta ahora corporaciones anteriores se hubiesen interesado por ellas, son una muestra más a añadir a todas las dadas hasta ahora por este equipo de gobierno del apoyo que queremos dar a determinados colectivos que lo necesitan. Por ello, la bonificación a familias numerosas, víctimas de violencia de género y familias monoparentales sin pensión compensatoria, evidentemente graduada en función del nivel de renta, pues la progresividad es un criterio que debe primar sobre la discrecionalidad captadora de votos que durante tantos años se ha visto”.

Asimismo, señala Regadera “el fomento del empleo de energías renovables debe pasar por medidas de apoyo por parte de las administraciones para incentivar su uso; ese es el motivo de la bonificación en el IBI de aquellos ciudadanos que inviertan en su utilización en la edificación”. Y no menos importante, concluye el regidor coyantino, “es la señal que queremos dar de impulso de la actividad económica y creación de empleo en nuestro municipio con la tercera de las bonificaciones que aprobaremos en el próximo pleno, ponderada por el volumen de empleo creado, y que será complementada en el próximo futuro con una ordenanza específica de promoción del emprendimiento, a la que nos comprometimos en nuestro programa electoral y que verá la luz en el primer semestre del año”.