León

La Casa Colgante del Castillo de Cornatel de Priaranza del Bierzo luce en todo su esplendor tras una jugosa inversión

2 noviembre, 2020 19:07

El delegado territorial de la Junta en León, Juan Martínez Majo, ha visitado las obras de restauración de la Casa Colgante del Castillo de Cornatel, en Priaranza del Bierzo, uno de los elementos más frágiles del castillo por su ubicación en el precipicio rocoso que circunda el recinto por su lado oriental. 

Los trabajos han sido financiados íntegramente por la Consejería de Cultura y Turismo con una inversión de 294.591 euros. Martínez Majo destacó que “se trata de una actuación importante por parte de la Consejería en uno de los castillos más significativos del Bierzo y que cada día cuenta con una gran afluencia de visitantes”.

La visita al castillo está gestionada por el Ayuntamiento de Priaranza, que controla el acceso al interior del recinto. Para facilitar la comprensión de cada uno de los elementos del castillo, se colocaron en su día unos carteles explicativos que permitían al visitante comprender su estructura arquitectónica en base a las distintas investigaciones y excavaciones arqueológicas realizadas durante la obra de restauración llevada a cabo entre 2005 y 2007. Con el transcurso del tiempo y debido a su exposición a la intemperie, la cartelería se ha deteriorado de forma que hace muy difícil su lectura.

Tras la visita del delegado territorial, el Servicio de Cultura solicitará a la Dirección General de Patrimonio una partida destinada a la renovación de los carteles, de forma que se pueda hacer la visita sin guía, ofreciendo la información de cada uno de los lugares del castillo que jalonan el itinerario.

La intervención realizada en 2005 permite entender la evolución constructiva del castillo, en la que se diferencian cuatro grandes etapas. La primera corresponde con el gran basamento del extremo occidental del edificio. Esta gran estructura data de época romana o altomedieval. Está formada por un podio macizo sobre el que se levantan gruesos muros en tres de sus lados. Su función exacta está por determinar. Tiempo después fue erigida una torre en lo más alto del cerro, separada del basamento. Tiene una cronología plenomedieval y su función es esencialmente de vigía. La tercera etapa se corresponde con la mayor parte del recinto amurallado, obra de los siglos XIV y XV. Por último, se realiza la adaptación palacial del castillo hacia 1480 por el Conde de Lemos. A ella podría corresponder la Casa Colgante objeto de la presente actuación, señalan desde la Junta.

El castillo de Cornatel es uno de los castillos más importantes del Bierzo, con una historia paralela a la del de Ponferrada. Fue objeto de una gran intervención tras los estudios de su Plan Director redactado por el arquitecto Fernando Cobos, cuyos resultados se publicaron en un libro titulado ‘El castillo de Cornatel en Priaranza del Bierzo’. El proyecto de esa gran intervención de investigación y restauración fue finalista del Premio Nacional de Arquitectura en 2009.