Burgos El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha reclasificado como nivel 1, anomalía, en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES) el suceso que fue notificado por la central nuclear de Garoña (Burgos) el pasado 29 de abril, si bien ha precisado que no ha tenido impacto en los trabajadores, el público, ni el medioambiente.

El CSN eleva a nivel 1, como anomalía, el incidente notificado en la central de Garoña en abril

26 mayo, 2021 18:24

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha reclasificado como nivel 1, anomalía, en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES) el suceso que fue notificado por la central nuclear de Garoña (Burgos) el pasado 29 de abril, si bien ha precisado que no ha tenido impacto en los trabajadores, el público, ni el medioambiente.

Según han informado fuentes del CSN en un comunicado recogido por Europa Press, el titular comunicó al CSN un incumplimiento de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento en Parada (ETP) al no efectuar los requisitos de vigilancia requeridos previamente al movimiento de una carga superior a 816,5 kilogramos por encima de la piscina de combustible gastado.

Una vez efectuada la revisión de la información obtenida tras las inspecciones y evaluaciones realizadas en relación con este suceso, la clasificación de este suceso se establece como nivel 1 en la escala INES --inicialmente se catalogó de nivel 0-- por haber realizado la maniobra a una temperatura en el edificio de contención secundaria inferior a la mínima requerida por las ETP, circunstancia que el titular debía haber evitado.

El suceso notificado en la central de Santa María de Garoña, actualmente en situación de cese de explotación, no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medioambiente.