Burgos El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, trasladó hoy a la Junta de Castilla y León la necesidad de realizar test masivos en lugar de mantener las actuales restricciones la hostelería “que se han mostrado inefectivas para bajar el índice de contagios”, según informaron fuentes municipales a través de un comunicado de prensa.El alcalde de Burgos mantuvo hoy una reunión con la Federación Provincial de Hostelería y el resto de asociaciones del sector hostelero de la ciudad acompañado del concejal de licencias, Julio Rodríguez Vigil, y técnicos municipales del área. El encuentro partía con el doble objetivo de tomar una decisión respecto a la situación actual del sector respecto a las restricciones que actualmente mantiene la Junta de Castilla y León y, por otro lado, la aprobación definitiva de terrazas que quedó pendiente antes de la pandemia.Así, en el debate acerca de las actuales circunstancias que afronta el sector hostelero en cuanto a las restricciones vigentes para nuestra ciudad, el alcalde se mostró coincidente con los representantes hosteleros en que el cierre del interior de los bares no ha contribuido a mejorar las cifras de contagios rubricando que no es este el ámbito principal de la expansión del virus.Daniel de la Rosa se mostró de acuerdo con la percepción trasladada en el encuentro sobre que la Junta debería hacer una “reflexión” a este respecto y le trasladó al Ejecutivo autonómico que “esas fuertes restricciones a la hostelería decaen en su efectividad cuando el porcentaje de vacunación, especialmente de las franjas de edad más golpeadas por la pandemia, es muy alto y mantiene una muy buena progresión”.

De la Rosa pide a la Junta test masivos porque las restricciones en la hostelería "se han mostrado inefectivas”

11 mayo, 2021 15:06

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, trasladó hoy a la Junta de Castilla y León la necesidad de realizar test masivos en lugar de mantener las actuales restricciones la hostelería “que se han mostrado inefectivas para bajar el índice de contagios”, según informaron fuentes municipales a través de un comunicado de prensa.

El alcalde de Burgos mantuvo hoy una reunión con la Federación Provincial de Hostelería y el resto de asociaciones del sector hostelero de la ciudad acompañado del concejal de licencias, Julio Rodríguez Vigil, y técnicos municipales del área. 

El encuentro partía con el doble objetivo de tomar una decisión respecto a la situación actual del sector respecto a las restricciones que actualmente mantiene la Junta de Castilla y León y, por otro lado, la aprobación definitiva de terrazas que quedó pendiente antes de la pandemia.

Así, en el debate acerca de las actuales circunstancias que afronta el sector hostelero en cuanto a las restricciones vigentes para nuestra ciudad, el alcalde se mostró coincidente con los representantes hosteleros en que el cierre del interior de los bares no ha contribuido a mejorar las cifras de contagios rubricando que no es este el ámbito principal de la expansión del virus.

Daniel de la Rosa se mostró de acuerdo con la percepción trasladada en el encuentro sobre que la Junta debería hacer una “reflexión” a este respecto y le trasladó al Ejecutivo autonómico que “esas fuertes restricciones a la hostelería decaen en su efectividad cuando el porcentaje de vacunación, especialmente de las franjas de edad más golpeadas por la pandemia, es muy alto y mantiene una muy buena progresión”.

El edil burgalés opinó que sería “más adecuado realizar una adecuada política de cribados masivos en las edades o ámbitos que estén ofreciendo una mayor tasa de contagios”. De ese modo, precisó, “será posible plantear medidas más efectivas y coherentes de cara a frenar la expansión de los contagios”.



Instalación de Veladores

Respecto a la ordenanza de Instalación de Veladores, el equipo de gobierno trasladó la posibilidad de afrontar esa aprobación incorporando un articulado adicional que recoja y de cobertura a los distintos decretos que el alcalde ha venido dictando para regular situaciones excepcionales de acuerdo a la Ley de Bases de Régimen Local. La otra posibilidad, visto el cambio social que se afronta ahora buscando mayores espacios al aire libre, es empezar esa normativa desde cero recogiendo esa nueva realidad.

La solución adoptada fue la de comenzar la búsqueda de consensos para afrontar un nuevo texto adaptado a las circunstancias actuales. Esos acuerdos se buscarán no solo con el colectivo hostelero, principalmente afectado sino también con otros del ámbito de la movilidad, la discapacidad, etcétera. Se espera tener en breve un primer borrador sobre el que debatir en un proceso que se espera concluya, con su elevación al Pleno, a finales del año próximo o inicios del 2023 coincidiendo con el final de la vigencia de la actual regulación de emergencia.