Burgos

Aranda de Duero albergará la primera fábrica de construcción industrializada integral de España

23 marzo, 2021 16:56

Aranda de Duero (Burgos) albergará la primera fábrica de construcción industrializada integral de España, tras una inversión de 5 millones de euros. Wallex creará 30 puestos de trabajo, se prevé que esté operativa a partir de junio, y contará con una capacidad de producción inicial de alrededor de 1.000 viviendas al año, lo que permitirá fomentar la actividad industrial en la zona y potenciar la generación de empleo cualificado, así como contribuir a posicionar a la localidad burgalesa como centro neurálgico de la construcción industrializada en España.

Wallex es el resultado de la unión colaborativa de Grupo Avintia y CEMEX para dar respuesta a los principales retos del sector constructor-inmobiliario: reducir los tiempos de entrega, resolver la carencia de mano de obra profesionalizada y proponer sistemas constructivos sostenibles y de calidad, sin límites a la innovación y al diseño arquitectónico.

“El aterrizaje de Wallex en Aranda de Duero supone un gran impulso en términos de tecnología e innovación de vanguardia para la localidad, pero también para el despegue definitivo de la construcción industrializada en España”, afirmó la alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, en un encuentro celebrado hoy para presentar el impacto de Wallex en la zona.

El aterrizaje de Wallex en la Comunidad se produce gracias a la inversión conjunta de más de 5 millones de euros por parte de Grupo Avintia y CEMEX, y es el resultado de la firme apuesta por la construcción industrializada en España de ambas compañías, ya que la planta estará dedicada exclusivamente a este tipo de proceso constructivo, erigiéndose como la primera de esta tipología en el país.

Con más de 8.000 metros cuadrados, tendrá una capacidad de producción inicial de alrededor de mil viviendas al año. Además, contará en su sistema productivo con la ingeniería alemana Vollert, líder en su sector con una trayectoria casi centenaria y presencia a nivel mundial. Así lo afirmó el gerente de la fábrica de Wallex en Aranda de Duero, José Antonio Fuertes, quien indicó que esta primera planta supondrá “un impulso sin precedentes a la actividad industrial en la zona gracias a la apuesta de dos firmas líderes”.

“Potenciará la generación de empleo cualificado y fomentará la creación de hasta 30 puestos de trabajo de perfiles variados, desde mano de obra en fábrica, hasta transporte, y perfiles de ingeniería”, dijo. “En concreto, se requerirán profesionales con experiencia en prefabricados o montaje”, apostilló.

La previsión es que se generen 15 empleos directos por turno de trabajo, si bien en función de la demanda, el número total de puestos generados podría alcanzar los 30. Asimismo, Wallex contribuirá a “dinamizar la economía de la zona a través de la generación de empleos indirectos y a fortalecer el tejido industrial”, especificó José Antonio Fuertes.

En funcionamiento en junio

Wallex estará en funcionamiento a finales de junio. Así lo afirmó el director general de Avintia Industrial, José Ignacio Esteban, quien destacó que “la llegada de la fábrica a Aranda de Duero se erige como un punto encuentro de empresas internacionales para impulsar la industrialización en España donde, en la actualidad el porcentaje de vivienda industrializada es muy bajo en relación con el de países como Finlandia, Noruega o Suecia, que superan el 45 por ciento”.

“Se trata, además, de un proyecto escalable. Esta es solo la primera de una serie de plantas que se abrirán en los próximos años en otras regiones, siempre en función de la evolución del mercado”, comentó el director general de Avintia Industrial, quien puntualizó también que “la previsión es abrir tres plantas en los próximos tres años para dar respuesta a una creciente demanda española de construcciones de esta tipología”.

Tal y como indicó José Ignacio Esteban, “nos encontramos en un momento incipiente en la construcción industrializada en España, donde ahora mismo representa tan solo el 1 por ciento”. “Esto, sin duda, nos indica que tenemos un gran camino por recorrer y lo haremos a través del sistema integral de construcción ÁVIT-A y su columna vertebral Wallex”, apuntó.

“Creado con el objetivo de que cerca del 100 por ciento de los elementos estructurales de la construcción sean industrializados, es decir, lleguen a la obra para ser ensamblados. Ello supondrá el impulso definitivo a la construcción industrializada en nuestro país con una solución pionera gracias a la inclusión de la experiencia de 18 empresas líderes en sus respectivos segmentos. Esto nos permitirá obtener como resultado un producto basado en la sostenibilidad, la automatización, la digitalización, la sensorización y el Internet de las Cosas”, manifestó.

Unas palabras apoyadas por Mateo Zimmermann, Investment Manager de CEMEX Ventures, unidad de innovación abierta y capital de riesgo corporativo de CEMEX, quien señaló cómo “Wallex se convierte en un compromiso social para ayudar a remediar la carencia y la falta de acceso a la vivienda. Nace para transformar la construcción a través de la eficiencia, la calidad, la innovación y la sostenibilidad”.

“La industria de la construcción tradicional sigue presentando retos y la industrialización es una de las claves para resolver numerosos desafíos del medio ambiente y el tejido social de nuestras comunidades. Con Wallex construimos un futuro mejor para todos”, agregó. Además, señaló que “con Wallex conseguiremos reducir notablemente los tiempos de entrega, resolver la carencia de mano de obra profesionalizada, proponer sistemas constructivos de calidad y apostar fuertemente por la calidad y sostenibilidad”.

Tanto José Ignacio Esteban como Mateo Zimmermann aprovecharon para destacar algunas de las principales ventajas asociadas a la construcción industrializada, con la que se consigue una reducción de la huella medioambiental gracias al mejor aprovechamiento de los recursos y materiales y el descenso de residuos generados; la minimización de los riesgos laborales al concentrar la mayor parte del proceso en la planta; el trabajo en un entorno más estable que favorece la conciliación y la inclusión; y el impulso a la mano de obra cualificada y la reducción en torno a un 30 por ciento en los plazos de entrega.

Además, Wallex suma el valor diferencial de su solución constructiva panelizada offsite de estructura y fachada, que, a través de la tecnología avanzada de hormigón Resilia y Evolution de CEMEX, ofrece una mayor resistencia con menor espesor, eliminando aislantes plásticos y resultando en mejores cualidades acústicas y térmicas, entre otras.

La alianza detrás de Wallex es el germen que hará posible las viviendas del futuro, hogares saludables construidas en base a las directrices de la Economía Circular y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, lo que permitirá transformar la construcción a través de la eficiencia, la calidad, la innovación y la sostenibilidad. “La industria de la construcción es vital para el medio ambiente y el tejido social de nuestras comunidades y con Wallex construimos un futuro mejor para todos”, puntualizó Mateo Zimmermann.