Región Cada familia o persona en el Reino Unido tiene una historia similar que contar sobre sus dificultades bajo las restricciones del encierro, y supongo que es lo mismo en España, y me solidarizo mucho con todos ustedes.

Los crueles efectos mentales del Covid 19 en el Reino Unido, por Barry Gordon Fletcher

28 enero, 2021 10:47

Hola, soy Barry Gordon Fletcher. Soy inglés y vivo en una ciudad llamada Ashton under Lyne, una ciudad comercial a 6 millas del centro de Manchester, en el noroeste de Inglaterra.

Ashton under Lyne es una ciudad comercial y se encuentra al pie de las colinas de Pennine Hills. Las colinas son escarpadas, con un hermoso paisaje que es visitado por muchas personas del Reino Unido y del extranjero, por el placer de contemplar la naturaleza o para hacer senderismo y camping.

Es una zona con numerosos atractivos culturales y naturales:  canales, patrimonio Industrial, mercados, campiñas, pubs, clubes, restaurantes, y muchos otros.

Pero las cosas han cambiado drásticamente desde el brote de Covid 19, porque todas estas características y la gente de aquí se están viendo muy afectadas por las medidas de confinamiento.

Esta es mi historia.

Me presento primero para que me conozcas. Estoy casado con Sandra y tenemos una familia de 3 hijos, todos ya adultos, y 5 nietos. Tengo 67 años y he vivido en Ashton under Lyne toda mi vida. En los 67 años de mi vida, las cosas aquí, en mi ciudad, han sido normales.

Pero, de repente, a principios de 2020 apareció el coronavirus, que está haciendo grandes cambios en mi vida y la de mi familia y en otras personas aquí, en Inglaterra.

Es un virus muy cruel. Muchas personas en Inglaterra han muerto a causa de él. Incluso mi esposa y yo hemos estado infectados por Covid 19.

El contagio fue muy grave para mi esposa. Estuvo hospitalizada durante dos semanas, con un tratamiento de oxígeno y antibióticos. Afortunadamente, se ha recuperado por completo.

Por suerte, yo no necesité tratamiento hospitalario.

Mi hija mayor, Jane Fletcher, ha padecido también el virus Covid 19, pero no le ha causado problemas graves.

Mi esposa y yo nos solidarizamos plenamente con las personas que han sufrido las consecuencias de este terrible virus y, más aún, con las familias que han perdido a sus seres queridos.

Limitación de libertades

Sin embargo, la alta tasa de mortalidad en Inglaterra no es el único precio que el Covid 19 está causando en nuestra población. El virus ha cambiado las libertades que todos dábamos por sentadas, ya que, debido a la pandemia, el Gobierno británico ha aplicado severas medidas para contener su propagación.

En Inglaterra tenemos 5 niveles diferentes de medidas de prevención contra el Covid 19. El nivel 5 es el más restrictivo y es en el que nos hallamos actualmente. Y estas restricciones que el Gobierno ha aplicado parecen tan crueles como el propio virus. ¡Uno siente que Inglaterra se ha convertido en un estado policial!

Menciono a la policía, porque muchas personas están siendo multadas con sumas elevadas de dinero o encarceladas por protestar o violar estas medidas de emergencia.

Las fuerzas policiales están desplegadas en las calles en gran número y esperan en áreas recreativas y lugares donde las personas suelen reunirse, listas para multar o arrestar a quien esté incumpliendo las normas del confinamiento.

¡Es una situación desquiciada!

Todos estamos obligados a estar encerrados en nuestras casas como prisioneros y no hemos cometido ningún delito. Se nos permite salir de nuestros hogares, pero solo para viajes esenciales, como ir de compras y hacer ejercicio a una distancia razonable de nuestro domicilio o para recibir atención médica.

Problemas escolares y mentales

El Covid 19 ha provocado también serios problemas escolares. Los niños no van a la escuela, nadie puede mezclarse o socializar en casa o en lugares o edificios públicos.

La libertad de expresión parece haber sido sofocada al prohibirnos las reuniones en los lugares públicos. Es una situación inaudita.

Todo este control dictatorial parece estar finalmente haciendo mella en la salud mental de las personas del Reino Unido.

Es el caso de mi hija menor, Louise, casada y con dos hijos de 7 y 4 años. Su marido, Ricardo, es un electricista autónomo. Ella trabaja para una compañía de seguros médicos, pero ahora tiene que trabajar desde casa debido a la pandemia. Su marido no puede ganar la misma cantidad de dinero que ganaba normalmente con su negocio de electricidad debido a las restricciones del confinamiento.

Esto está causando un estrés severo en ambos, ya que tienen compromisos financieros: una hipoteca y préstamos que pagar.

Además, con los hijos en casa, se espera que los padres se ocupen de su educación. La escuela local da pautas a los padres para que puedan enseñar a los hijos en sus domicilios, de matemáticas, inglés y otras materias. Muchos padres tienen dificultades para hacer esto con sus compromisos laborales de tiempo completo.

Todos estos cambios en su vida han hecho que la salud mental de algunos se vea comprometida, hasta el punto de que tienen pensamientos suicidas para escapar de la cruel situación del encierro. Se ven incapaces de hacer frente a las duras consecuencias del confinamiento. Les resulta muy difícil trabajar desde casa y educar a sus hijos al mismo tiempo.

En estas condiciones, muchas personas están preocupadas por su situación financiera y temen perder su hogar.

Mi hijo Stuart y su esposa, Helen, también están viendo aparecer problemas de salud mental en su vida. Helen es maestra de escuela y enseña a niños de 8 a 9 años. Las restricciones del Covid 19 la obligan a impartir clases mediante videoconferencias.

Ella encuentra esto muy estresante, con las demandas de algunos padres de alumnos que se inmiscuyen en las videoconferencias. Algunos padres se enojan con ella y le hacen reproches cuando piensan que su hijo no recibe la atención adecuada para su educación.

También tiene problemas con alumnos sin recursos que no disponen de ordenador en sus domicilios, y con otros que no saben cómo establecer una videoconferencia.

Se ha encontrado con que su carga de trabajo ha aumentado dramáticamente y sus superiores esperan de ella que resuelva estos problemas con los alumnos y los padres, y se ocupe de enseñar cómo llevar a cabo una videoconferencia a los que no saben hacerlo.

Así pues, con la carga extra de trabajo que le han generado las restricciones de Covid 19, está exhausta, deprimida a veces, y sufre frecuentes ataques de migraña.

Pep Guardiola

Mi hijo, Stuart, dirige un equipo de fútbol de menores de 16 años. Él también ha visto angustia en las personas del equipo debido a las restricciones del Covid 19 en Inglaterra. Su equipo es muy bueno y ha ganado trofeos. Sus miembros formaban un equipo muy feliz y asentado antes del Covid 19.

Pero Stuart señala que ha visto un cambio en el comportamiento de los jugadores. Ahora hay una frustración entre ellos por no poder jugar al fútbol. Dice que están llenos de energía y que no pueden aprovecharla jugando al fútbol, que no es una situación saludable para ellos y, además, los jugadores no están mejorando sus habilidades mientras están encerrados.

Al propio Stuart le gusta mucho el fútbol y es un gran aficionado al Manchester City. Pero él también está frustrado porque no puede ir a ver jugar a su equipo favorito en vivo.

Stuart se parece al entrenador del Manchester City Pep Guardiola. Yo lo llamo ‘Pep 2’, porque admira mucho a Pep Guardiola. Dice que Pep es una persona muy inteligente y que entiende el fútbol increíblemente bien. Le gustaría tener sus habilidades como entrenador.

Pep habla inglés con fluidez, pero maldice mucho, aunque tiene un gran sentido del humor. Es controvertido en España con su política con respecto a Cataluña, pero aquí, en Inglaterra, no expresa sus creencias políticas ni habla de ellas a la prensa británica. Simplemente sigue adelante con su trabajo de dirigir el Man City con pasión.

La afición lo admira y también los jugadores; es muy respetado por parte de todos. Se mezcla con el público y le gusta jugar al golf. Ha jugado en muchos de los campos de golf de Manchester.

Mi hijo Stuart también juega al golf y espera que algún día Pep juegue al golf en su club, que se llama Stamford Golf Club, pero todavía no pueden hacer esto debido a las restricciones de Covid 19.

Este relato que les estoy dando sobre el virus Covid es solo una pequeña parte de la situación. Cada familia o persona en el Reino Unido tiene una historia similar que contar sobre sus dificultades bajo las restricciones del encierro, y supongo que es lo mismo en España, y me solidarizo mucho con todos ustedes. ¿Cuándo terminará finalmente esta delirante situación?

El medicamento Ivermectina

Finalmente, tengo una cosa más que decir.

Me puse en contacto con mi miembro del parlamento local, Angela Rayner, después de ver y leer varios informes de un medicamento alternativo llamado ivermectina.

La ivermectina es un tratamiento actual para los parásitos internos.

Los enlaces a estos informes se encuentran a continuación.

https://www.youtube.com/watch?v=BLWQtT7dHGE

https://www.youtube.com/watch?v=fSL7sqOudoE

https://www.youtube.com/watch?v=Tq8SXOBy-4w

https://www.youtube.com/watch?v=93jI7Gl3yic

https://www.youtube.com/watch?v=GKpHPrulsaM

https://www.youtube.com/watch?v=n2MlliaLC0A

Puede ver los videos y tomar su propia decisión, no quiero influir en usted, pero me quedé estupefacto de que la ivermectina no se esté usando en Inglaterra, que tiene una tasa de mortalidad masiva con la pandemia Covid 19.

Algunos consultores médicos como el profesor Thomas Borody y Pierre Kory dicen que la ivermectina puede detener esta pandemia de Covid 19 en seco. Estos médicos y otros consultores en estos informes son especialistas en sus campos y son reconocidos mundialmente.

Los médicos y consultores continúan diciendo que la ivermectina, que se usa para tratar parásitos internos y también los virus Sars y Covid 2, puede matar al virus Covid 19 en personas infectadas en 48 horas.

Estos especialistas dicen que una terapia de tratamiento triple de ivermectina, zinc y un antibiótico acaba con el virus Covid 19 rápidamente y los pacientes se recuperan por completo.

Además, dicen que la ivermectina es barata y abundante y está lista para usarse.

Nadie tiene que morir de Covid 19, señalan, porque se puede tratar fácilmente con ivermectina y no hay necesidad de una vacuna.

Sin embargo, a estos médicos les preocupa que la Organización Mundial de la Salud (OMS). ignore el uso de ivermectina y también muchos gobiernos de todo el mundo.

Le pregunté a mi diputada local por Ashton under Lyne, Angela Rayner, ¿por qué no se usa la ivermectina para tratar y detener las muertes en pacientes con Covid 19?

El secretario de mi diputado local del Parlamento respondió a mi pregunta y me informó que sería enviada al secretario del Departamento de Salud del Gobierno británico.

Recibí respuesta a mi pregunta del gobierno británico. La respuesta vino de Lord Bethell, el subsecretario de Estado Parlamentario de Información.

Advirtió que el virus Covid 19 es novedoso, el gobierno británico está buscando muchos tratamientos alternativos y que es crucial identificar tratamientos seguros y efectivos para quienes los necesitan.

Continuó diciendo que el gobierno ha realizado muchos ensayos e identificado la dexametasona como un primer tratamiento que puede reducir las tasas de mortalidad en pacientes con Covid 19.

Sin embargo, no hizo referencia a la ivermectina en su respuesta.

Me propuso que me ponga en contacto e informe al Grupo de Trabajo Terapéutico del Departamento de Salud y Atención Social sobre estos hallazgos sobre la ivermectina. El Grupo de Trabajo Terapéutico está realizando ensayos para identificar posibles tratamientos para combatir el virus Covid 19 en Gran Bretaña.

Me puse en contacto con el Grupo de trabajo terapéutico y esta fue su respuesta:

"El Grupo de Trabajo Terapéutico continúa monitoreando cualquier evidencia nueva de alta calidad sobre tratamientos del COVID-19 y ha estado siguiendo los hallazgos recientes sobre la ivermectina.

El Departamento ha monitoreado una colección de pequeños estudios que ya se completaron y proporcionaron algunas señales positivas sobre el uso de ivermectina como tratamiento para COVID-19. Este es un paso prometedor; sin embargo, aún se necesitan estudios a mayor escala para confirmar la efectividad y seguridad de este tratamiento.

Therapeutics Taskforce es consciente de que varios estudios más sobre la ivermectina concluirán en los próximos meses y continuará monitoreando estos ensayos en curso para evaluar la evidencia disponible sobre si la ivermectina reduce la transmisión y/o la gravedad de COVID-19.

El Departamento y sus órganos independientes están dispuestos a actuar rápidamente en caso de que las lecturas de los ensayos resulten positivas a mayor escala ".

El Grupo de Trabajo de Terapéutica agradeció mi compromiso de encontrar intervenciones terapéuticas efectivas para COVID 19. Pero, independientemente de esto, espero que, tras meses de ensayos y estudios, se consiga una solución.

Un último comentario sobre el ‘lockdown’ (confinamiento o cierre de emergencia) en el Reino Unido.

Recuerdo cuando era niño en 1962 que hubo una epidemia de viruela en Gran Bretaña.

La viruela era una enfermedad mortal, pero la nación no se bloqueó para ese brote o la posterior epidemia de gripe de 1968. Simplemente resistimos la tormenta y confiamos en el efecto de inmunidad de rebaño y los tratamientos disponibles de la época.

¿Por qué las cosas son tan diferentes hoy con excesivo aislamiento y encierros?

Esperemos que esta terrible enfermedad se derrote rápidamente.

Saludos a todos.

Barry Gordon Fletcher.

Vista de Ashton under Lyne tras una nevada 

Plaza del Mercado de Ashton el martes, vacía, en un día lluvioso

Ayuntamiento de Ashton, acordonado a causa del coronavirus 

Market Hall, con la Torre del Reloj

El Ashton United Youth Team, equipo que entrena Stuart, hijo de Barry