Región

Por Ávila muestra su “indignación total” ante el "decretazo" sobre las condiciones de los sanitarios

14 noviembre, 2020 17:26

El procurador de Por Ávila en las Cortes, Pedro Pascual, mostró hoy su indignación ante el "decretazo" publicado hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) que regula las prestaciones personales obligatorias de los trabajadores de Sacyl y que a su juicio suponen una limitación en los derechos de un colectivo que “lo está dando todo”.

En un comunicado, el procurador abulense reprochó "dicha imposición", sobre todo, cuando ayer, durante la Comisión de Sanidad en las Cortes, el gerente regional de Sacyl, Manuel Mitadiel, negó que se fuese a publicar nada en este sentido, hasta que se reuniese la Mesa Sectorial. Es más, recordó que el alto cargo de la Junta anunció que, “si algún día se llega a aprobar”, no supondría una limitación en los derechos de los sanitarios.

Precisamente sobre este asunto, Pascual pidió explicaciones al gerente que negó, en todo momento, que el presidente de la Comunidad hubiese “obstaculizado o vetado” la posibilidad de llegar a un acuerdo con los sindicatos, algo que para Por Ávila "contrasta claramente" con el decreto, que firma el presidente Alfonso Fernández Mañueco, como autoridad delegada del estado de alarma.

"Entendemos que se trata de una situación excepcional y que debemos asumir funciones excepcionales”, dijo, pero puntualizó que “no se trata de imponer”, como establece el decreto, sino de alcanzar un consenso con los trabajadores y sindicatos, “y para eso están las mesas sectoriales”. 

Así, Pascual lamentó que una de estas mesas, la prevista para el jueves, 12 de noviembre, se suspendiera, lo que supuso en su opinión "un parón" en las negociaciones para reducir las "pérdidas de derechos" de los trabajadores de Sacyl, y que todo quedaba a la espera de la mesa sectorial que se celebraría este lunes 16 de noviembre.

Por último, Por Ávila expresó su apoyo a todo el personal que desempeña sus funciones en el sistema sanitario, pues recalcó que “se están dejando la piel” para prestar la "mejor" atención sanitaria a todos los castellanos y leoneses.