Región

¿Tiene mi moto un seguro vigente?

27 junio, 2019 15:08

El utensilio más destacado de antemano para poder circular con cualquier medio de transporte es conseguir un seguro. Este elemento es indispensable y será el que se encargará de toda una serie de riesgos en el caso de se tenga un accidente. La forma más sencilla de poder saber si tu moto tiene un seguro, es confirmar que la documentación que nos adjuntado la empresa aseguradora es válida. En la misma carpeta es donde figurará la fecha de caducidad de sus servicios.

Pero hay más cuestiones además de este proceso, a la hora de determinar si tu moto tiene seguro o no, y si lo tiene, determinar cuál es la mejor modalidad para ti. Puedes elegir seguros a terceros, con coberturas de robo e incendio, o seguros de moto a todo riesgo, que son los que presentan una protección total frente a tu vehículo de dos ruedas.

La forma más fiable: a través del FIVA

Si quieres entender si un transporte a motor puede tener seguro o no, la forma más simple y rápida de llevarlo a cabo es corroborando su presencia en el denominado Fichero informativo de transportes asegurado, más conocido por sus siglas FIVA. Este es el fichero oficial donde aparecen cada uno de los seguros de transportes en toda España. En otras palabras, nos encontramos delante de la garantía de la presencia de un seguro si nuestro vehículo aparece registrado en esta lista. FIVA es la herramienta más confiable para entender si tu moto carece o no de seguro.

Aún así, en la mayoría de los casos, la mayor parte de los propietarios de su moto sabe si tiene un seguro ya que han sido ellos mismo quienes lo han contratado. En estas situaciones, lo normalmente habitual es poseer la documentación adjunto donde constará y se verá cada una de la información relativa al seguro. Es por ello, que lo verdaderamente aconsejable y simple de llevar a cabo si se tiene esta documentación, es obviamente consultarla.

No obstante, hay aquellos casos que se posea una nueva moto, y el seguro se ha extraviado, lo más aconsejable es entrar en contacto de manera directa con la aseguradora y notificarlo. De tal forma que será la misma empresa la que nos hará una copia de todos los documentos que necesitamos para acreditar que poseemos un seguro para nuestro vehículo.

Por el lado contrario, si usted está en la situación de haber comprado una moto primera mano y desea comprobar el estado de su seguro, lo más aconsejable es preguntar de forma directa al vendedor. Si la respuesta es afirmativa, podemos proceder a pedir los papeles del seguro. En muchos casos, tenemos que tener en cuenta que aunque tengas la documentación en mano, debemos asegurarnos comunicándonos con la misma asegurados para cambiar el titular de la póliza a nuestro nombre. De esta forma podremos corroborar también, de manera determinante, el estado del seguro que va adscrito a nuestro vehículo.

¿Cómo contratar el mejor seguro para su moto?

En el momento de encontrar la mejor póliza para tu moto tienes que tener en cuenta que a pesar de que hay muchas similitudes con las del coche, hay algunas diferencias que debes saber antes de elegir uno de estos servicios. Una de las primeras características que debes tener en cuenta es que con los transportes a dos ruedas las pólizas acostumbran a ser más caras.

Por un lado, la póliza más elemental y económica que podrás contratar es la de terceros, que tan sólo cubre los perjuicios que hayas causado a otros. Muchas empresas, aún así ofrecen dentro de este pack básico una asistencia para atenderte en la situación de que sufras un percance en la carretera.

No obstante, si tienes opciones económicas y la moto que te has comprado es un transporte de clase alta, tienes que apreciar la oportunidad del todo compromiso. De esta forma, todos los perjuicios que sufra tu motocicleta quedarán cubiertos, incluso en la situación de que se caiga en el momento que está aparcada. Si este es el servicio que estabas buscando, los seguros de moto a todo riesgo son las pólizas adecuadas para tu vehículo.

Como término medio, si descartas una alternativa como la previa pero tampoco deseas quedarte con una cobertura elemental, tienes la oportunidad de contratar la póliza a terceros con los complementarios de robo e incendio, tal es así que quedarías respaldado por la aseguradora en la situación de que te robasen la moto o de que esta fuera víctima de un incendio.

Si tienes presente toda esta información, podrás conseguir saber cuál es la mejor opción para tu vehículo de dos ruedas. Todo ello teniendo la seguridad presente y también tú economía.