Región

La Hermandad Dominicana saca todos sus pasos juntos por primera vez

30 marzo, 2018 18:51

En la madrugada de ya este Viernes Santo, a las 5:00 horas, partió de la iglesia de San Esteban la Hermandad Dominicana con sus aires sureños, cual 'madrugá' sevillana. Este año, con un hecho histórico, sacando a todos sus pasos desde el mismo templo. Y es que el Cabildo Catedralicio ha aceptado la propuesta para trasladar la Piedad junto al resto de tallas.

Los hermanos visten túnica en forma de sotana, de lienzo crudo, con botonadura negra al frente, ceñida con cíngulo de siete vueltas en recuerdo a los Dolores de la Virgen. Llevan también capa de raso de color negro. El color de los capirotes depende de la sección a la que se pertenezca, siendo negro en el caso de los hermanos que alumbran a Jesús de la Pasión y al Cristo de la Buena Muerte, rojo para quienes acompañan a la Piedad y verde para los nazarenos de la Esperanza. Se completa con guantes blancos y zapatos negros.

Los hermanos de paso no llevan capa, sustituyen el capirote por verdugos de raso del color correspondiente a la sección y el cíngulo por cordón simple del mismo color del verdugo. Destaca la sección de cofrades que desfila, precediendo el paso de la Esperanza, vistiendo el típico traje charro de luto y alumbrando con faroles.

En primer lugar desfiló el Cristo de la Buena Muerte. Es una talla anónima del s.XVII de tamaño inferior al natural. Representa a Cristo ya muerto en la cruz con los ojos cerrados y la cabeza reclinada hacía el lado derecho. La cruz, de tipo arbóreo y con cantoneras e INRI en metal dorado, se estrenó en 2001. Desfila sobre andas de carga interior cuyos respiraderos se tallaron entre los años 2001 y 2011, habiéndose tomado para la canastilla las andas anteriores, regalo de la Seráfica Hermandad, decoradas con relieves en plata de las estaciones del Vía Crucis, provenientes del paso que portó a Ntra. Sra. de la Esperanza hasta 1989.

A continuación, Nuestro Padre Jesús de la Pasión, imagen realizada en 1945 en Granada por el salmantino Damián Villar. Para su realización se inspiró en las facciones del Cristo de la Misericordia de esa ciudad, obra de José de Mora. Representa a Cristo cargando con la cruz. Siendo originalmente una imagen de candelero, en 2001 el imaginero sevillano Javier Roán le añadió un cuerpo anatomizado. Tradicionalmente desfila vestido con túnica blanca a sugerencia de los PP. Dominicos, por ser este el color que indican los Evangelios para la última túnica que vistió Cristo, aun así desde 2001 también ha vestido túnicas moradas y granates.

Este año se estrenó desde San Esteban Nuestra Señora de los Dolores, conocida popularmente como Piedad, obra de Luis Salvador Carmona en 1760. Es una de las mejores tallas que desfilan en la Semana Santa salmantina, si bien no se creó con ese fín.

Destaca la cuidada anatomía de Cristo y la dulce expresión de dolor contenido de la Virgen, así como el tratamiento de los paños. La policromía, en colores planos, revela la influencia del incipiente Neoclasicismo. Desfila sobre andas de metal plateado estrenadas en 1998, fueron realizadas en el taller de orfebrería de Orovio de la Torre en Torralba de Calatrava (Ciudad Real).

Finalmente, Nuestra Señora de la Esperanza, imagen de vestir tallada por Damián Villar en 1951 siguiendo los cánones de las dolorosas andaluzas. En 2001 fue reformada por Javier Roán creando gran controversia en la Hermandad y en la Semana Santa de Salamanca en general. Desfila bajo palio, vestida al estilo andaluz destacando el manto realizado a partir de vestidos para torear donados por Santiago Martín "El Viti", Julio Robles y "El Niño de la Capea", hecho por el que recibieron el reconocimiento como Hermanos Honorarios en marzo de 1986. En 2010 estrenó un nuevo paso de palio en metal plateado encargado a los talleres de orfebrería de Orovio de la Torre, en Torralba de Calatrava (Ciudad Real).