Región

“Nuestra Semana Santa es especial por su diversidad de estilos”

24 marzo, 2018 06:20

- Otro año más, la Semana Santa viene precedida de una polémica externa a los propios desfiles, en esta ocasión por el cobro de la predicción meteorológica. Se ha convertido ya en una tradición que ocurra algo después del acento andaluz, las vacaciones escolares, los cambios del Viernes Santo…

- La Agencia Estatal de Meteorología envió un escrito que estaba incompleto, sin especificar que si la predicción la solicita un ayuntamiento o un organismo oficial es gratuita. Cuando hablé con el delegado en Castilla y León me explicó que el teléfono de la Aemet es público, muchos cofrades llaman por su cuenta y riesgo, con independencia que yo tenga la información privilegiada y la transmita a los hermanos mayores, intuyo que recibirán treinta mil llamadas, y por eso querrán evitar saturar al meteorólogo. El caso es que ya está aclarado y tendremos una información directa y más puntual a través de mí, y yo la transmitiré a cada hermano mayor.

- Pues aclarado el asunto, vamos con lo importante, con una Semana Santa de importantes novedades este año. La primera, una procesión nueva este sábado.

- Este sábado anterior al Domingo de Ramos, que no Sábado Santo, a las diez de la noche sale a la calle la Hermandad Franciscana del Santo Cristo de la Humildad, una cofradía nueva, que se erigió canónicamente en octubre de 2016, han tenido todo un año para trabajar y creo que será un día especial porque tenemos algo nuevo, muy sencillo, muy austero, sin música, sin ornamento floral, el hábito es monacal, con sandalias, una antorcha en lugar de cirio, sólo hay un Cristo en planto inclinado, con lo cual va a ser interesante. Harán un acto central en el Patio Chico de la Universidad, una oración y unos cánticos. Para mí es un hijo más y para las cofradías un hermano más, debemos arroparles.

- Habrá quien se pregunte, siguiendo la liturgia, ¿cómo sale un Cristo crucificado antes de que Jesús entre en Jerusalén el Domingo de Ramos?

- El Crucificado que sale no está muerto, está vivo, y luego hay otra cuestión, tendríamos que hablar de los demás, el que sale el lunes, ¿por qué? Poner la Semana Santa en orden a la cronología tal y como sucedió la Pasión es prácticamente imposible, sería empezar de cero y marcar todos esos momentos. Los cristos salen y nadie ha puesto nunca el grito en el cielo. Es un sábado que ya es Semana Santa, en muchas ciudades hay ya procesiones, aquí nos faltaba y cuando el obispo firmó la autorización no puso objeciones, el que más hizo fui yo, que no me gustaba el día, pero si el obispo no pone objeciones hay que aceptarlo y entenderlo.

- Para ese sábado se habló en su día de un paso de la última cena de la Archicofradía del Rosario. ¿En qué ha quedado ese proyecto?

- Está ahí, en manos del señor obispo junto con la cofradía. El obispo tiene que autorizarlo.

- Una de las novedades este año es la Hermandad Franciscana, austera, y la otra de una hermandad todo lo contrario, la Dominicana, que sacará por primera vez a todos sus pasos desde San Esteban al trasladar la Piedad desde la Catedral. ¿Qué le parece, como hermano mayor que fue de esta agrupación?

- Hay gustos para todo. Como presidente de la Junta de Semana Santa tengo que aceptar la decisión de la junta directiva de la Hermandad Dominicana. Como hermano, habrá que ver el efecto, tendrá sus cosas buenas y sus cosas malas. Quitas el encuentro de la Piedad en la Catedral, y sacarla de San Esteban implica que todo se retrasará en exceso. Pero habrá que verlo cuando se lleve a cabo. Ya hay opiniones para todo, pero si el Cabildo lo ha aprobado hay que aceptarlo.

“Poner la Semana Santa en orden a la cronología tal y como sucedió la Pasión es prácticamente imposible”

- Hablando de imágenes, la Virgen de la Caridad saldrá por primera vez en Semana Santa este domingo de Ramos acompañando a Jesús Despojado.

- Es importante porque la cofradía saldrá al completo, con su palio, el contrapunto de la procesión que sale por primera vez, la Hermandad Franciscana, pero las dos con el mismo fin, la religiosidad. El estilo es en lo que menos se debe fijar uno.

- Religiosidad entre momentos de ocio nocturno y bullicio juvenil, de ahí que se haya optado por cambiar el recorrido de algunas procesiones, incluso pasar por la Plaza Mayor. ¿Qué opina al respecto?

- El Vía Crucis alega que bajar hasta la Plaza les supone regresar muy tarde a la iglesia, ganarán hora y media, creo que aciertan, porque además han buscado una parte del casco antiguo. Otra que no pasará será el Cristo Yacente porque iban al Convento de las Isabeles a realizar la Trilogía de Pasión, pero anunciaron que se marchaban, por lo que optaron por cambiar el recorrido, luego las monjas han vuelto pero ya estaba el cambio sobre la mesa y no se volvía para atrás. Y esa cofradía tenía un hándicap, atravesar la calle Bordadores, una zona de copas, con gente joven y tampoco es muy bien visto que pase por esa zona, cada uno debe ir a lo suyo. También han acertado. Y luego está el Rescatado, por cuestiones de religiosidad, que la Plaza Mayor no les aporta nada, hay mucha algarabía y ese momento de recogimiento que piden no lo pueden encontrar. También ganan en el tiempo, porque la tendencia de los últimos años es que las procesiones son excesivamente largas en el tiempo, que hay que acortarlas, que no por estar mucho tiempo en la calle son mejores las procesiones.

- Para hacerlas más vistosas todos los años se acometen restauraciones. ¿Cuáles han sido las más recientes?

- Este año se ha restaurado alguna imagen del Huerto de los Olivos, parte del palio de la Virgen de la Caridad se paga con esa subvención del Ayuntamiento, y luego hay cuestiones puntuales para reparar desperfectos del año anterior. Cada año se ve algo nuevo, por ejemplo un estandarte del Rescatado, la túnica charra de Jesús Nazareno, se va cumpliendo el convenio.

- Se ven mejoras y se ve más gente en la calle durante las procesiones, teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad cada vez más laica o incluso más aconfesional.

- Ahora la Semana Santa es un turismo religioso, a mí particularmente no me gusta esa palabra. Las procesiones no son turismo, son lo que son, con independencia de que haya gente o no las cofradías van a salir a la calle, porque su misión principal no es salir para que les vean, sino para exhibir su religiosidad, por eso son asociaciones públicas de fe. Que luego te sientas arropado por mucha gente que sale de sus casas a verte, que luego venga gente de fuera porque le gusta Salamanca y que nos encontremos la ciudad como los últimos años y luego la climatología sea excepcional, pues no cabe duda de que a la Semana Santa le viene muy bien, y a la ciudad también.

- ¿Hay más o menos cofrades este año?

- Llevamos tres años con más cofrades, no en todas las cofradías pero sí en la mayoría. Probablemente no estemos todos los que somos, siempre apelo a que muchos cofrades que han dejado de procesionar por diversos motivos les digo que la cofradía está por encima de todo. Espero que vuelvan y se pongan el hábito, la medalla y participen.

- ¿Y hay más jóvenes?

- Muchos más. La juventud se está implicando mucho. El año pasado, con motivo del 75 aniversario de la Junta de Cofradías hicimos un encuentro y juntamos un centenar de niños y jóvenes de muchas cofradías. Hay un movimiento en todas, el denominado grupo joven, que tienen inquietudes, con lo cual eso está bien. Les digo que no se desanimen, que sigan participando, porque son el futuro y por lo tanto estamos en sus manos. Y a los responsables de las cofradías que los cuiden, que tenemos el futuro en nuestras manos.

“Hay que acortar las procesiones, que no por estar mucho tiempo en la calle son mejores”

- ¿Qué balance hace de ese 75 aniversario?

- Mejor de lo esperado porque organizas una serie de actos y no sabes si habrá aceptación del público, si las cofradías lo van a entender, y la aceptación fue total. Si tengo que destacar un acto me quedo con la sorpresa que me causó reunir a veintiún pregoneros de unos veinticinco que quedan vivos, hizo acto de presencia el Arzobispo de Toledo, reunimos a tres alcaldes y ex alcaldes, rectores de la universidad, tuvo una gran participación. Y luego los conciertos, conferencias, encuentros con cofrades, fue muy positivo y creo que las cofradías están contentas, es una labor de todo.

- Con salud para el centenario.

- Que lo veamos, vamos a poner todo de nuestra parte para llegar, aunque sea con bastón.

- Después de tantos años, ¿qué tiene la Semana Santa que no tengan otras, aparte de su entorno monumental único?

- Salamanca es única en España por el marco, hay que decirlo siempre. Aparte de eso, la fortuna que tenemos es tener gran diversidad de estilos de procesiones, el andaluz o sureño, pues tenemos cofradías como el Despojado, que se ha asentado, cada día va a más a pasos agigantados y ha tenido una aceptación espléndida, o la Dominicana, que lleva desde 1944, con ese aire y ya no se puede contemplar la Semana Santa sin ella, aporta algo diferente. Y luego tenemos cofradías como la nueva de la Fransciscana, la Universitaria, el Cristo de la Liberación, el Cristo de los Doctrinos, de silencio, donde se palpa la sencillez, la humildad, pues esa diversidad hace a Salamanca especial. En otras ciudades sólo tienen un estilo, o muy austeras o muy alegres, pues nosotros tenemos de todo. Si a eso le añadimos el marco, pues insisto, la Semana Santa de Salamanca es única.

- ¿Qué queda por mejorar?

- Retoques puntuales. Con el Viernes Santo se consiguió algo, con el cambio del Descendimiento y el Santo Entierro, este año espero que salga aún mejor. A los hermanos mayores siempre les he comentado que somos muy pesados en las calles, que hay que acortar los recorridos, pues ya hay tres que lo hacen. Quedan algunos flecos como la Procesión del Encuentro, muy larga, habrá que intentar hacerla más atractiva, más liviana. Y luego que estemos unidos, que nos arropemos unos a otros, que esto no es una Semana Santa de una cofradía, que somos todos y el éxito individual de cada uno será el éxito del conjunto. En esta época es cuando más nos necesitamos unos de otros, espero que la nueva procesión esté arropada por el resto y de manera testimonial le digan estamos con vosotros. Llevo peleando por esa unidad desde el año 2010.

- ¿Seguirá haciéndolo?

- Me quedan dos años, tendría opción de otros cuatro, pero ya dije en 2016 que sólo me presentaría este mandato porque como habíamos hecho estatutos nuevos y había sido el responsable quería ponerlos en marcha y sobre todo en práctica. En dos años dejaré paso a gente nueva. Así que me gustaría contar con esa unidad, que los problemas que surjan se hablen y haya entendimiento entre todos.

- Y que no llueva, porque las previsiones no son buenas.

- Esperemos a ver.