Región

Los jubilados atacan de nuevo contra las "pensiones de mierda"

22 febrero, 2018 14:56

La Plaza Mayor de Salamanca ha vuelto este jueves a ser escenario al mediodía de una singular concentración promovida en toda España a través de las redes sociales. Jubilados se volvieron a unir para protestar contra "la mísera subida de las pensiones", que a su vez califican "de mierda".

En concreto, denuncian que el aumento del 0,25% es una miseria en comparación con la subida del coste de la vida. Así, en diciembre el Índice de Precios al Consumo (IPC) se situó en el 0,8% en Salamanca, el 1,1% a nivel nacional. Una pérdida de poder adquisitivo que se suma a la de años anteriores, cuando las pensiones apenas subieron el 0,25% e incluso se congelaron algún año, frente a subidas de la inflación por encima del dos por ciento.

Antes de esta concentración, Podemos Salamanca organizó un debate abierto con el catedrático y experto en pensiones, Rafael Muñoz del Bustillo, avisando a los 80.027 pensionistas salmantinos que, de no derogarse las leyes del Partido Popular “que impiden que las pensiones se revaloricen al coste de la vida y que introducen elementos de recorte, como el factor de sostenibilidad, que reduce las pensiones si los mayores viven más tiempo (0,475% menos de pensión el año que viene)”, en apenas una década, los mayores salmantinos verán como sus pensiones pierden entre un quinto y un cuarto de su poder adquisitivo, pasando de una pensión media de 852,64 a un poder adquisitivo de 714,64 actuales.

Y de no cambiar el sistema actual, los jóvenes de 18 años se jubilarían dentro de 49 años con unas pensiones medias con un poder adquisitivo de 349,58 euros actuales, menos de la mitad, un 41% del poder adquisitivo actual, para un crecimiento medio del 2% anual.

Para Podemos Salamanca, “esto deja claro que el Partido Popular pretende devaluar las pensiones públicas para obligar a los españoles a contratar planes de ahorro privados imprescindibles para compensar las pensiones de miseria que los populares están imponiendo por decreto. El modelo de pensiones liberal que están introduciendo, que defiende las cuentas nocionales y contributividad, esconde un intento muy claro de garantizar que las pensiones públicas beneficien solo a los más ricos, manteniendo pensiones miserables para los trabajadores y obligando a suscribir planes privados en nombre de la “sostenibilidad de las pensiones”.

El secretario general de Podemos Salamanca, Ignacio Paredero, ha indicado que “en diez años, si siguen estas “subidas de mierda” del 0,25%, los pensionistas van a perder más del 20% de su poder adquisitivo. Si no se hace nada, vamos a pensiones de miseria para la mayoría de la población”. Por su parte, Isabel García Calderón, consejera ciudadana de Salamanca, considera que “como los jubilados no nos movamos en unos años las pensiones no nos van a dar para vivir a nadie y eso sin contar con que las pensiones de muchas mujeres, como el caso de las viudas, son ya de auténtica miseria”.