Opinión

Delibes en la Fundación Miguel Delibes

30 marzo, 2021 21:25

Miguel Delibes Setién (Valladolid, 1920-2010) novelista y periodista y miembro de la RAE y, otros títulos y galardones, pero quizás, el más importante, que pienso que a él le agradaría oírlo, "es que era un hombre, hasta dónde sabemos, de una gran humanidad". 

La Fundación fue creada en 2011 y como toda fundación y fundación cultural tiene los fines de preservar, conservar, documentar, archivar, recoger todos los materiales posibles de y sobre Delibes, y, disponer de los instrumentos suficientes, para el estudio y análisis e investigación de su obra, o su producción cultural, y de alguna manera, de su vida, de los grandes valores que dirigieron interna y externamente la vida del homenajeado-estudiado, en este caso Delibes

Para estos fines, la Fundación realiza diversas actividades culturales y educativas y expositivas y museísticas y archivísticas, in situ, pero también exporta y, virtualmente, por lo cual, potencialmente, cientos de personas podrían al mismo tiempo consultar sus fondos, investigar, ver manuscritos, percibir las diferencias entre la creación y la publicación, los diferentes ediciones en diversidad de lenguas, y, también documentación personal del escritor, no solo correspondencia, curiosamente, carnets de identidad de su esposa, por ejemplo, y otros documentos, junto con fotografías de su persona y de su familia y familiares. No olvidemos que tuvo siete hijos, y tuvo la desgracia de perder a su esposa muy joven, "su equilibrio", como él expresó referente a ella. 

En un tiempo de tanta crisis familiar que recorre como una epidemia de hunos todo Occidente, es un valor esencial a destacar, su gran amor que mostró y demostró por ella, hasta donde conocemos en su vida, y, especialmente, en su producción cultural. Podríamos indicar, que era un "escritor del pueblo", sin dejar de ello, de ser un gran maestro de la segunda mitad del siglo veinte, que suponemos y esperamos que atravesará los siglos, pero que quizás, por no ser demasiado vanguardista en su estética literaria, y disponer de valores morales tradicionales de siglos, nunca le fue otorgado el Nobel de Literatura. 

Según algunos especialistas en Fundaciones Culturales, la Fundación Miguel Delibes sería una de las mejor gestionadas y más eficientes que existen en el terruño patrio, lleno de soles, cada vez más sol calor, y cada vez menos agua, en ese pantano semiseco que son las dos Castillas... 

La historia-sociedad-cultura-ideologías-metafísicas van rodando, por algo que llamamos espacio-tiempo, mezcla de naturaleza y de humanidad y de divinidad. Por tanto, todo cambia y todo evoluciona, no entraremos aquí en el problema o cuestión si, siempre para mayor eficiencia y para mayor bien, o para menos. Por tanto, esta introducción es para indicar, que desde hace dos siglos, empezaron los Museos y Casas Museos a intelectuales y escritores y pensadores y artistas en Europa, y, hemos terminado en el concepto de Fundación. Diríamos que el Museo del Autor, sea la autoría que sea, Museo o Casa Museo es una concepción más europea que se extendió por Occidente, hasta dónde tengo datos, que posiblemente surgió en los dos lados del Atlántico, en los dos lados de la Cultura Occidental, entrando en ésta, también a Rusia, quizás a imitación de las casas museos, ermitas, iglesias que conmemoraban lugares dónde habían nacido o vivido santos católicos. 

Y, ahora ha surgido la concepción de Fundación, que en principio, tiene unos matices más norteamericanos, es decir, no es solo Museo, que suele tener, al tener un lugar físico, algunas salas de exposición, sino más bien, archivo, documentación, fotografías, estudios, análisis, lugar de investigación, y, ahora, también, plataformas informática anexionada a la Red de Internet, para que toda la documentación se pueda percibir-ver-analizar-estudiar desde cualquier lugar del mundo... 

Por parte de todo autor, sea artista o literato o filósofo o científico o empresario o político (la Fundación Felipe González es la primera en España de un expresidentes de Gobierno, está pendiente una especie de Fundación de José Bono, sea material o virtual, según los datos que dispongo, y posiblemente, otros políticos de la democracia, están estudiando, o crear una fundación o al menos, una parte importante del material que conservan, exponerlo, online y virtualmente). 

Todo autor indicaba, desea que su trabajo permanezca, porque si no es muy fácil que un artista plástico que ha realizado miles de dibujos y pinturas y grabados y libros ilustrados y esculturas y..., se vayan perdiendo. Es una manera de recoger todo el material, al menos, con datos y archivos, además de autentificar la obra, porque surgen, en los autores plásticos famosos muchas copias ilegales. Pero lo mismo sucede en los escritores, científicos, pensadores, filósofos, empresarios, etc. Todos de alguna manera, debido a diversas circunstancias y motivos exteriores e interiores, quieren, "dejar lo que ahora se llama su legado". 

Hoy, además la Cultura, la creación y difusión de la Cultura-cultura, y una Fundación es un instrumento con ese fin, tiene otras funciones, también son lugares de exhibición y de visita, es decir, son entidades que producen trabajo y, por consecuencia, economía, es decir, son un elemento importante en la estructura económica de una sociedad y país y Estado, a nivel local, regional, nacional...



Existe una asignatura pendiente, que ya hemos indicado en otras ocasiones, multitud de autores y autoras en multitud de disciplinas, que sus legados se pierden. Pueden que sean de quinta o décima categoría, pero en un tiempo que se recicla todo, el papel y el plástico, bien haría la cultura-Cultura buscar un procedimiento para que esa creación o investigación cultural, sea mediocre o no, pueda quedar para siglos posteriores, aunque solo sea por identidad de los territorios donde surgió y nació. Al final, cada pueblo tiene su pequeña y modesta iglesia y ermita, y, esa realidad identifica su historia, aunque no dispongan de la Catedral de Reims, ni Notre-Dame, ni la de Burgos...