Opinión Resulta que ahora, casi como una vendetta política, el Gobierno de Castilla y León 'juega' con los ciudadanos aprobando a marchas forzadas -con salida urgentes del presidente Fernández Mañueco a escena ante los medios , con un archiconocido Consejo extraordinario, un acuerdo para fijar como horario máximo las 20.00 horas para la apertura de comercios, establecimientos hosteleros y servicios que tienen establecidos horarios de apertura, "ninguno que no sea considerado esencial".

Mañueco e Igea, como gallos 'desplumaos'

16 febrero, 2021 17:27

El Tribunal Supremo ha suspendido el adelantamiento del toque de queda a las 20.00 horas en Castilla y León impuesto por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y que había sido objeto de recurso por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Lo que muchos presentíamos que podría ocurrir, en el día de hoy ha surtido efecto. Hasta el presente momento, tanto Fernández Mañueco como su vicepresidente y 'de facto' hombre fuerte regional de la pandemia, han ido de 'gallitos' demostrando que eran más valientes que nadie. Y han salido escaldados. Si otras Comunidades Autónomas no tomaron esa medida, alguna razón de peso tendrían. 

Pero no, Mañueco e Igea eran los adalides de la lucha contra la pandemia que, a la larga, su incidencia en esta tercera ola ha sido igual e incluso mucho peor que en el resto de Comunidades con medidas más laxas. ¿A qué jugamos? La decisión podría ser buena o no, pero lo que no es bueno es saltarse la ley en un tema tan crítico como las libertades fundamentales. Espero que esto tenga consecuencias legales, se ha actuado como en Cataluña con el independentismo, puede gustar o no la ley, pero hay que cumplirla y Mañueco e Igea no la han cumplido. Y ello debería tener responsabilidades políticas y cuando no también de otro tipo. ¿Pedirán disculpas, dimitirán o seguirán mirando para otro lado porque la culpa es de Sánchez y del "fugado" Illa? Es algo a lo que Mañueco e Igea deberían responder más allá de liársela a los hosteleros.

Yo sigo poniendo en duda, y soy total cumplidor de todas las restricciones, que esa medida liberticida proteja la salud de nadie, pues me gustaría ver que expertos la abalan y con qué fundamentos. Decía un buen amigo que "se trata de un grupo de caciques de medio pelo saltándose la ley y creando confusión con normas a todas luces ilegales" como bien ahora ha demostrado el Supremo.

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid recibía con satisfacción la resolución del Tribunal Supremo en donde suspende cautelarmente el adelantamiento del toque de queda decretado el pasado 16 de enero por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, después del recurso presentado por la abogacía del Estado, en representación del Gobierno, ya que interpreta infringe la regulación mencionada en el Estado de Alarma.

Pues ni eso. Resulta que ahora, casi como una vendetta política, el Gobierno de Castilla y León 'juega' con los ciudadanos aprobando a marchas forzadas -con salida urgente del presidente Fernández Mañueco a escena ante los medios , tras un archiconocido Consejo extraordinario, con un acuerdo para fijar como horario máximo las 20.00 horas para la apertura de comercios, establecimientos hosteleros y servicios que tienen establecidos horarios de apertura, "ninguno que no sea considerado esencial". Este anuncio llega tras el auto del Tribunal Supremo que anula el toque de queda adelantado a las 20.00 horas en Castilla y León. 

Resulta incomprensible que el Gobierno de Castilla y León, es decir, Mañueco/Igea, apruebe ahora este acuerdo de cierre y no lo hiciera en su momento, como las demás autonomías, y se metiera en un laberinto jurídico innecesario que ha perdido en los tribunales. De esta forma cae un jarro de agua fría sobre la hostelería, que confiaban en que estas dos horas adicionales representaran "una importante ayuda económica, en momentos más necesarios que nunca, pues las medidas restrictivas, cada vez más demoledoras, están representando un serio perjuicio para el sector". Ahora más que nunca la Junta tendrá que hacer frente al descontento social de un sector clave para la economía de las ciudades de Castilla y León, que viven en su mayoría casi a expensas de este sector, a faltas de industria, por desgracia. Un sector que también ha llevado las medidas de la Junta ante los tribunales y esperemos a ver qué acuerda la Justicia, porque ya un segundo varapalo a este Gobierno regional sería de traca.

Ni que pensar queremos que el tándem Mañueco/Igea se haya convertido en el dúo Ayuso/Aguado y su arrebato no sea más que su lucha contra el Gobierno de Sánchez, al que no dejan de mencionar un día sí otro también el 'ciudadano' Igea y la consejera Casado pidiendo 'armas' para hacer frente a una tercera ola, que se les fue de las manos cuando ellos mismos la propiciaron con esas medidas de suave tul promulgadas para la Navidad, permitiendo que aquí entrara quien quisiera, llámense familiares y allegados o sea amigos.

Es dramático que Isabel Díaz Ayuso haya podido llegar a ser la presidenta de la CAM, pero también demuestra que cualquier persona sin escrúpulos, ni capacidad intelectual, ni moral, puede trabajar hoy en política. Y a esto, por desgracia, es a lo que estamos llegando en nuestros días, ay!