Opinión

Francisco Peralta y la Colección de Títeres en Segovia

22 enero, 2021 08:41

Francisco Peralta (Cádiz, 1930, Segovia, 2018), licenciado en Bellas Artes, por la Complutense, profesor en la Escuela de Artes, en la Casa de los Picos, Segovia. 

Tenemos referencia en el Antiguo Egipto, es decir, dos mil años antes de Cristo, de maderas manipulables con una cuerda. Y, a lo largo de la historia, bajo el nombre de títeres o marionetas o muñecos o guiñol, casi siempre, con el sustantivo de teatro, teatro de títeres, teatro de marionetas. También se cita en Aristóteles, Alfonso X, Covarrubias, en el capítulo XXV y XXVI de una obra que no sé si usted ha oído hablar de ella,  Don Quijote de la Mancha

Existen entre otros los Museos siguientes. El Museo Internacional de Títeres de Albaida, el Museo de Títeres de Tolosa, Museo del Títere de Cádiz, Museo de títeres de Siero en Asturias, Museo del TOPIC de Tolosa, Museu de Arts Escéniques, MAE, Barcelona, Museo Galego de Marionetas. En el extranjero existe el Museo Nacional del Títere en Huamantla, Museo del Títere en Valparaíso, Muso Argentino del Títere en Buenos Aires, Museo de la Marioneta en Lisboa, etc. 

Podríamos indicar que todas las teorías conceptuales que se aplican al teatro, en general, y todas las estéticas que se explicitan, y todas las tendencias formales y coreográficas que existen en la dramartugia, en general, incluso, géneros, es y son aplicables al teatro de títeres-marionetas-guiñol-muñecos, etc. Quizás, demasiado tiempo, ha estado, el teatro de marionetas, reducido al hermanos pobre de las artes escénicas, cuándo, como ocurre con cualquier arte, con estudio y análisis e interés y vocación, se puede expresar con ese arte, el mundo, todo el mundo, diríamos, una serie de micromundos y de macromundos. 

Es decir, no existen artes menores y artes mayores, con cualquier "cosa", el ser humano, la humanidad hace arte y Arte, por tanto, puede llegar a lo profundo del corazón-carne-alma humana. Podemos hacer gran arte con plumas, como en América precolombina, o podemos hacer Arte con un simple pigmento con grasa y una superficie, como Altamira, o podemos hacer Arte, gran Arte, con una serie de "muñecos", que tienen posibilidad de movimiento, y una serie de frases-ideas-oraciones-conceptos-historia-relato. En definitiva, narramos al ser humano, y al narrarlo nos narramos a nosotros mismos.



Se echa en falta en las grandes cadenas televisivas, que al menos, en horario de noche, no solo que representen programas de música, quizás, también, de vez, en cuando, o en un pequeño trozo de espacio-tiempo, alguna representación teatral de títeres, quizás, otros documentales sobre el saber humano y natural, otras Artes. Porque, aunque sin abolir horas y horas en la nocturnidad de música, también, podría existir, aunque solo fuese para después quedar instalado en la gran bodega-mar-océano de Internet, pues emisiones de diferentes temáticas y arte y artes y saberes... 

El autor de artículos periodísticos o columnas, tiene sus servidumbres y sus límites, es decir, no en todos los temas es o puede ser especialista y experto, pero el mundo natural y cultural y social, es amplísimo, en mil vidas, no habría tiempo suficiente, escribiendo una columna cada día, sobre un tema diverso, de agotar toda la realidad. Cuando era más joven, estuve unos años muy interesado en el teatro y en las nuevas tendencias sobre esta actividad humana, y por tanto, algo rocé sobre el teatro de títeres. Y, como siempre, aprendí y aprehendí, que hay que dedicar toda una vida a una actividad cultural, oficio o profesión o vocación, para enterarse un poco, para diríamos atravesar esa puerta-dintel-línea, en el cual, ya te mueves, diríamos, en el metateatro en este caso, en la metapoesía, en la metaescultura, en el metaarte... No, no todos, incluso llevando una vida en esa actividad, son capaces de atravesar este horizonte. 

Estimo hasta dónde sé, que Peralta, fue capaz de llegar a esa nueva dimensión, de unir escultura, escultura de títeres, con movimiento, tomado del teatro y del cine, y, lo plástico representado en las escenas y los personajes, teatro en sentido estricto con el guión y las escenas y el movimiento. Estimo, en mi modesto saber, que Peralta, fue un gran autor artista, en un género del teatro, que como la ópera-teatro-cine, a mi modo de ver, son "artes totales", porque en ellas, se concentran, la aplicación de otras artes, es decir, o al menos potencialmente: artes plásticas, artes literarias, artes musicales con incluso otros saberes, saberes del sentido, como la filosofía, el reflejo de ciencias sociales, etc.  

Quizás, no hayamos buscado el Shakespeare o el Dante del guiñol, y cómo no lo buscamos, no lo encontramos, como, quizás, aún peor, no creemos que pueda surgir un Joyce o un Lope de Vega o un Goethe en la variedad del títere, como no creemos que puede surgir, no lo esperamos, no lo buscamos, no lo incentivamos que nazca. Y, y es una pena, porque es un error conceptual enorme, de perspectiva y de prospectiva... Algunos títeres del señor Peralta que están en la Colección de Segovia podrían estar al lado de las grandes esculturas del siglo veinte, en cualquier gran museo de arte contemporáneo del mundo... 

Hecho en falta, ya que toda palabra-concepto-idea-filosofía, yo diría, cada artículo debe intentar curar un mal, como decían los viejos griegos helenísticos, pienso, que sin que se tome como crítica negativa, sino como construcción, hecho en falta, una Web oficial, o yo, no la he encontrado, de dicha colección-museo que comentamos, también, otra, de su director-impulsor-coleccionista Francisco Peralta. Estimo, que ambos "artilugios conceptuales", dos simples realidades informáticas aclararían mucho, difundirían mejor y podrían ser la base de nuevos proyectos... ¡Cómo siempre hay dejo este guante de piedra como el Acueducto...!