Opinión

Si esto es ser desleal a mi país, ojalá serlo siempre

7 diciembre, 2020 19:43

Tras tiempos de crisis, siempre es común que la opinión pública se vaya desplazando hacia los extremos a medida que aumentan las decepciones políticas. Cierto es también que ciertos partidos se retroalimentan del hecho de generar odio, ya que focalizan el voto del adversario en un extremo el cual es incapaz de gobernar porque nadie quiere pactar con radicales, excepto el PSOE, que, aunque tenga más vías, no duda ni un instante en sentarse con los que anhelan destrozar España.

Además de esa toxicidad política que vemos en los que se hacen llamar de izquierdas, también la encontramos a la derecha. Bajo mi humilde punto de vista me gustaría decir que no hay forma de progresar, ni de mejorar un país si nos vamos a los extremos y nos enfrentamos y odiamos unos a otros.

¿Por qué digo esto?

Es muy sencillo. Formamos parte de un conjunto en el que cada uno tiene una opinión, cada uno piensa de una manera, cada uno cree que ciertas cosas son lo mejor para todos, pero el problema está en que hoy en día nos gusta creer que lo que creemos nosotros va a misa y que los demás son unos ignorantes.

Lamento decir que el mundo funciona de manera contraria. Al formar parte de un todo, debemos encontrar la mejor manera posible de poder convivir, y esa no es la de hacer un pensamiento o una ideología homogénea, ya que es cien por cien imposible que todos podamos pensar lo mismo, incluso parecido. El secreto está en asumir que cada persona es un mundo, que todos somos diferentes, que eso va a ser así y no va a cambiar, y que, lo mejor que podemos hacer cuando hay diversidad, es aprovecharla, sacar lo bueno de cada uno y conseguir mejorar y salir adelante. Eso solo es posible de conseguir sentándose y hablando, con consenso. Sí, consenso, sé que brilla por su ausencia hoy en día, pero de verdad que existe.

Ahora se habla mucho sobre la nueva ley educativa, la LOMLOE. No hace más que pasearse por mi cabeza la siguiente idea: ¿Otra ley educativa más sin consenso?

Estamos cansados en el ámbito de la Educación de cambiar cada dos por tres de ley educativa, así es imposible mejorar y hacer que tengamos un futuro próspero. No voy a entrar a valorar nada más, solamente recalcar la necesidad de un acuerdo, un Pacto de Estado por la Educación, en el que todos los partidos políticos nos sentemos a consensuar y a intentar lanzar una ley educativa que pueda perdurar en el tiempo.

Por otra parte, también son Trending Topic los últimos Presupuestas Generales del Estado, opino exactamente lo mismo: demasiada radicalidad, sectarismo y ausencia de acuerdos y consenso más transversal (que no cabe duda que es lo que más estabilidad y prosperidad proporciona).



Nuestro presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tenido dos opciones: una vía repleta de nacionalismo, radicalismo, sectarismo, extremismo y corrupción y una vía sensata y moderada que busca únicamente el trabajo por los ciudadanos, el consenso y que deja de lado el intercambio de cromos.

Unos PGE en los que no se incluyen ayudas directas a pymes y autónomos (a estos últimos, se les ha subido la cuota, por parte del Gobierno, en el mejor momento posible, sí), pero sí se incluye, por ejemplo, un acuerdo con ERC para subir los impuestos en Cataluña. Así como se están incumpliendo las previsiones y las reformas. Está claro qué camino eligió.

Triste es también ver como en el “bando” de enfrente (y digo bando porque parece que es en lo que consiste ahora la política) les da absolutamente igual, que prefieren simplemente dedicarse a gritar, a crear polémica, generar odio o básicamente no hacer absolutamente nada.

Parece que es mejor dejar que otros destrocen el país, así parece que en el futuro se conseguirán más votos. Y parece ser también que el que intente hacer que todo sea lo menos desastre posible, es un traidor.

Pues no es así, los españoles no tienen la culpa de que a los políticos les importe más cuatro votos que el bienestar de los españoles.

Por ejemplo, en vez de presentar una enmienda a la totalidad de los presupuestos, Ciudadanos ha conseguido que no se suba el IVA a la escuela concertada, a las clases particulares, ni a la Sanidad (en tiempos de pandemia). También se ha evitado la subida de IRPF, por encima de 60.000 euros, que deseaban tanto PSOE como Podemos, eso no son familias ricas, son familias de clase media. En cuanto a impuestos, también podemos hablar sobre que se ha conseguido que no se suba un 15% el Impuesto de Sociedades. 

Por fin, tras muchos años de propuestas, se ha conseguido la Tarjeta Sanitaria Única en todo el país. 

Además de evitar la subida de sueldo del Gobierno y conseguir el apoyo del PP y del PSOE para la creación de una auditoría independiente para la gestión de la pandemia ocasionada por el COVID-19.

En definitiva, hay una alternativa a tener que legislar por el camino de ERC y Bildu y a tener que dejar el país a la deriva para obtener rédito electoral, y esa alternativa es Ciudadanos.

Y si esto es ser un traidor a la patria, me gustaría seguir siéndolo muchos años.

Jorge Caballero Ruiz es estudiante de Grado en Educación Primaria en la Universidad de León