Videos

VÍDEO | Nueva planta en Miranda de Ebro dedicada a la fabricación de mascarillas

Esta nueva implantación empresarial supone la puesta en marcha de una fabricación industrial de mascarillas FFP2 de la marca Urmask, para abastecer al mercado nacional y europeo

12 noviembre, 2020 11:01

Equipos de Protección Mirandeses (EPM) inaugura su nueva planta en Miranda de Ebro (Burgos) para dedicarse a la fabricación de mascarillas, en la pretensión de cubrir, por un lado, las necesidades de la sociedad en general, a través de farmacias, comercios o supermercados; y, por otro lado, para poder garantizar un adecuado abastecimiento tanto a empresas como a instituciones u ONGs. 

Vídeo: Miranda Empresas

Las mascarillas, fabricadas íntegramente en la planta de Miranda de Ebro, tienen todas las homologaciones y certificados que se exigen para productos de máxima seguridad, de acuerdo a la normativa nacional y europea. Disponen del marcado CE y la certificación de filtrado FFP2, y están fabricadas de acuerdo a la norma UNE-EN 149:2001+A1:2010. Además, cabe la posibilidad de personalizarlas según se requiera. Pertenecen a la marca Urmask, comercializadas por Grupo Urbegi, para abastecer tanto al mercado nacional como al europeo, inaugurando su actividad de forma oficial el 12 de noviembre, fecha señalada a nivel internacional como el Día Mundial contra la Neumonía.

En un comunicado emitido por la propia compañía señalan que la implantación de esta nueva empresa en la localidad mirandesa supone “un ejemplo de generación de oportunidades en momentos de crisis, conformando una inversión estratégica, que podrá garantizar una producción propia de equipos de protección sanitaria con mayor agilidad y con la mejor calidad-precio posibles”.

“Se contribuye así a paliar la necesidad institucional, a nivel nacional, de repatriar capacidades productivas de productos básicos sanitarios, como uno de los aprendizajes que ha dejado la actual pandemia, de cara a dotar de recursos internos y fortalecer las capacidades productivas propias en materiales estratégicos tanto para la sanidad como para la socioeconomía”, aseguraron. 

Asimismo, con la puesta en marcha de esta actividad empresarial, afirmaron que se genera un “factor diferencial más, al tratarse también de una actividad enmarcada en la economía social”, ya que se trata de un Centro Especial de Empleo cuya misión es fabricar productos de protección generando empleo para personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social.

El director de Desarrollo de Negocio de Urbegi, Jonatan Belarde, sostuvo que han diseñado una mascarilla “más cómoda, que facilita la respiración respetando los valores de filtración que exige la norma”. “También se puede decir que es más segura porque nosotros controlamos todo el proceso: diseño de la mascarilla, homologación en Organismo Notificado en España, fabricación del producto en Miranda de Ebro y distribución para toda Europa. Además, al ser fabricantes, podemos adaptar o personalizar las mascarillas a los diferentes canales y públicos objetivos”, añadió. 

Previsiones de crecimiento

En la nueva planta ya están trabajando seis personas, que comenzaron la fabricación de mascarillas de protección, partiendo de la base prevista de una creación mínima inicial de cuatro puestos de trabajo. Según la demanda esperada de este producto en la sociedad y en las empresas, se prevé contratar siete personas durante 2020 y 12 en 2021, en cifras que evolucionarían al alza en función del aumento en las necesidades de abastecimiento de estos productos, según dicte el mercado. A estos puestos de trabajo directos, habrá que sumar los indirectos, que se generarán alrededor de la actividad como consecuencia de su progresivo funcionamiento.

Además, según el plan de crecimiento de la empresa, en 2021 está previsto homologar nuevos diseños, como las mascarillas FFP3 con y sin válvula, lo cual podría permitir incrementar el volumen dimensionado en las primeras fases para la actividad industrial, en función de la demanda de este tipo de equipos.

Se parte ya, de base, de una línea de producción automática instalada y en funcionamiento, con capacidad de producir 40 mascarillas por minuto. Y las previsiones de la empresa pasan por fabricar unos seis millones de mascarillas en 2021, disponiendo de un potencial de fabricación de alrededor de dos millones de mascarillas al mes en caso de precisar cubrir las demandas que se generen como consecuencia de las progresivas necesidades de protección sanitaria. 

Se debe tener en cuenta que este tipo de mascarillas, certificadas como EPI y homologadas como FFP2 y FFP3, son las únicas que garantizan un nivel de protección adecuado de manera bidireccional, para que la persona usuaria ni contagie ni pueda ser contagiada, lo que no ocurre con el resto de mascarillas. 

Desde la empresa aseguran que actualmente, Urmask está trabajando en alcanzar acuerdos de reparto, encontrándose en fase de análisis de un proceso abierto de búsqueda de distribuidores, tanto a nivel nacional como internacional. La nave de Equipos de Protección Mirandeses está ubicada en el Polígono Industrial de Bayas (en la C/ Cabriana, Parcela R33), y ha habilitado ya medios de contacto para su comercialización, tanto electrónicos (info@urmask.eu) como telefónicos (946 62 04 48).