Economía

Las ventas de vehículos ‘limpios’ crecieron un 31,9% en 2020 en Castilla y León, siete puntos por encima de la media nacional

30 enero, 2021 16:36

Las matriculaciones de vehículos ‘limpios’ -electrificados, híbridos y de gas- cerraron el 2020 en Castilla y León con un fuerte crecimiento del 31,9 por ciento, hasta las 5.976 unidades, lo que supone una subida de más de siete puntos por encima de la media nacional, que se situó en el 24,14 por ciento con 201.612 unidades nuevas vendidas.

El mayor incremento en la Comunidad se registró entre los vehículos electrificados, bien eléctricos cien por cien o híbridos enchufables, con 1.044 unidades matriculadas, lo que supone casi cuadruplicar las ventas de 2019, mientras que entre los híbridos no enchufables la subida fue del 26,91 por ciento, hasta los 4.447. Por el contrario, los propulsores de gas licuado perdieron presencia y acumularon un descenso de matriculaciones del 31,7 por ciento, hasta los 485 vehículos.

En un año marcado por la crisis económica provocada por la pandemia y por el desplome de ventas, un 32,2 en el conjunto de España (851.211 unidas) y un 25 por ciento en Castilla y León (26.360) las matriculaciones de vehículos ‘limpios’ continuaron ganando terreno y en el caso de la Comunidad representaron el 22,6 por ciento de las ventas, un punto menos que en el conjunto de España.

El director general de Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (ANFAC), José López-Tafall, recalca que los datos avalan el fuerte impulso que el sector de la automoción está realizando en favor de los objetivos de descarbonización del parque “dado que sin planes realmente efectivos para mitigar la diferencia de precio y sin un despliegue masivo de infraestructuras de recarga, han conseguido superar los 200.000 vehículos electrificados y alternativos vendidos en el año. Es imprescindible que las administraciones apoyen este impulso con políticas orientadas a un modelo de descarbonización que suponga más industria, tecnología y empleo para el país”.

Por provincias, en el caso de los vehículos híbridos se registraron incrementos en todas que oscilan entre el 0,14 por ciento de Burgos, hasta las 710 unidades, al 72,22 por ciento de Palencia, con 248. Tras Palencia, las principales subidas se registraron en Soria, con un 50,49 por ciento (103); Zamora, y con un 42,93 por ciento (263). En Valladolid, la provincia con más híbridos matriculados, el incremento fue del 31,01 por ciento (825); en Salamanca del 39,02 por ciento (428); en León del 26,45 por ciento (688); en Segovia del 27,78 por ciento (276), y en Ávila del 20,39 por ciento (206).

En cuanto a los eléctricos, Valladolid lideró las matriculaciones con 256 unidades (+190,9 por ciento), por delante de Burgos, con 199 (+141); León, con 163 (+123) y Salamanca, con 139 (+117). En Soria se vendieron 39 vehículos, por los dos de hace un año; en Palencia, 50 (+31); en Zamora 59 (+38); en Ávila, 64 (+44), y en Segovia, 75 (+55).

RACE

El empuje de los híbridos es una de las tendencias que se pone de manifiesto en el último Observatorio RACE de Conductores, donde, por primera vez en la historia, las motorizaciones diésel y gasolina no suman, entre ambas, el 50 por ciento de la intención de compra. Los híbridos, con un 33 por ciento y un crecimiento de más de un 8 por ciento, encabezan la clasificación por delante de los motores de gasóleo (25,4 por ciento) y gasolina (20,7 por ciento). Además, en la encueta también resalta el parámetro casi plano de la intención de compra del eléctrico, que pasa sólo del 7,3 al 7,5 por ciento, a pesar de las ayudas propuestas por el Gobierno.

En el estudio, desde el RACE se destaca que uno de los principales motivos posibles del estancamiento de los vehículos eléctricos es el precio. Del total de conductores que planea cambiar de vehículo en los próximos meses, más de seis de cada 10 tiene intención de invertir menos de 20.000 euros en su adquisición, precios en los que el mercado de eléctricos se reduce a apenas cinco modelos.

Entre aquellos que sí apuestan por comprar un coche eléctrico, el 65 por ciento plantea invertir más de esa cantidad, reforzando una idea que comparten usuarios y marcas acerca de que las ayudas del Gobierno no están encaminadas en la dirección correcta de renovar el envejecido parque automovilístico, sino en fomentar la compra de unos vehículos poco accesibles a día de hoy para la gran mayoría de los conductores. Un 76 por ciento de los encuestados afirma que los incentivos gubernamentales les ayudan ‘poco o nada’ a la hora de cambiar de coche, mientras que nueve de cada 10 piensa más en una ayuda general a todo el que quiera sustituir su coche de más de 10 años de antigüedad por otro más actual.

Previsiones

Por último, según un informe de ANFAC, el mercado de turismos en España alcanzará en el año 2040 cerca de 1,5 millones de unidades aunque tendrá una progresión lenta y estancada en 1,3 millones hasta 2030. Por tipología de propulsión, el vehículo electrificado ganará cuota de forma exponencial pudiendo alcanzar hasta el 50 por ciento al final a ese año. En cualquier caso, se estima que en 2040 el parque español de vehículos todavía tendrá un porcentaje importante, más del 50 por ciento, de vehículos no enchufables. En este contexto, cabe señalar que hasta llegar a ese horizonte, la hibridación tendrá cada vez un papel más señalado. La previsión es que en 2040 prácticamente todos los vehículos que se apoyan en la combustión cuenten con una hibridación muy significativa, avanzando de forma importante en la reducción de emisiones.