Deportes

Ponce se la juega en casa contra Universidad de Oviedo

20 enero, 2017 20:02

Superada la primera vuelta de competición y esquivado el mal arranque de 2017, Ponce Valladolid vuelve al redil competitivo con más ilusión que nunca en un encuentro que se podría catalogar como primera final del curso. Sin más importancia que el siguiente encuentro, pero sí con ese añadido psicológico y moral que significaría vencer ante un rival directo.

Las de David Barrio se las verán esta jornada (sábado a las 20.00 horas en el Lalo García) con Universidad de Oviedo, equipo situado justo un puesto por debajo en la tabla, ocupando el último lugar, con los mismos números que Ponce Valladolid y ABDA.

El equipo vallisoletano arriba a este partido después de dos derrotas seguidas, algo que quiere olvidar cuanto antes y regresar a la senda del triunfo y la pelea por la permanencia. Con tres equipos igualados a puntos, cada victoria cuenta, y aunque aún resta mucho campeonato, vencer a Universidad de Oviedo supondría un empuje moral extra, además del paso hacia delante en busca de la salvación.

Tras sus dos últimos triunfos de forma consecutiva, ante ABDA y Arxil, Universidad de Oviedo ha visto frenada su progresión con la derrota en la última jornada ante Lima Horta. Con tres victorias, las del Principado han sacado la cabeza del farolillo rojo y, aunque aún ocupan el último lugar, vuelven a estar en la pelea por la permanencia en esta Liga Femenina 2. Gran parte del éxito reciente del conjunto dirigido por Enrique Urrutia, es la alera americana, pero criada en Guyana, Joy Brown. Una jugadora que, gracias a sus números en puntos y rebotes, acumula dos MVP en estas dos primeras jornadas del año.

Un partido más

A pesar de la importancia del encuentro, dado que verse las caras con un rival directo siempre aumenta la obligación de ganar, en el vestuario de Ponce Valladolid se quitan presión de encima. Eso mismo es lo que explica Alejandra de la Fuente, una jugadora veterana y habituada a vivir situaciones de esta índole: “Yo me lo tomo como un partido más, hacerlo de otra manera sería jugar con demasiada presión y eso iría en nuestra contra. Es un partido importante pero no el último. A las jugadoras jóvenes las diré lo que las digo siempre, que jueguen sin miedo y sin respeto. Contra Siglo XXI así lo hicieron y jugaron increíble”.

Precisamente, la victoria ante Siglo XXI fue justo antes de las vacaciones invernales, algo que ha pasado factura a Ponce Valladolid en las dos primeras jornadas del nuevo año. Lesiones, contratiempos y situaciones que no se pueden adelantar antes de que sucedan, pero que ya se han superado: “Después del parón de Navidad hemos tenido una serie de circunstancias que no nos han dejado volver a la competición de la manera ideal, pero el equipo empieza a acoplarse de nuevo y espero que eso se note en los arranques de partido”.

Y es que Alejandra lo tiene claro, a pesar de los fichajes de Universidad de Oviedo, el equipo pucelano tiene muchas opciones de llevarse el triunfo, siempre que la intensidad y el trabajo sean máximos: “Claro que se puede ganar, aunque Oviedo se haya reforzado. Jugando con intensidad, en equipo y creyendo en nuestro juego y nuestras ventajas, podemos llevarnos la victoria”.