Televisión

Cinco años del nacimiento y la muerte del 'OT' de Pilar Rubio

2 octubre, 2020 17:50

Fue uno de los programas que más expectación levantó desde su presentación. Tras su fichaje por Telecinco, Pilar Rubio tenía todos los ojos puestos encima. Después de presentar un regular Más que baile y fallar con Cántame una canción, la presentadora se enfrentaba a su reto más difícil: Operación Triunfo.

Tras su paso por TVE, fue uno de los programas de más éxito en Telecinco durante cuatro ediciones presentadas por Jesús Vázquez. OT 7, emitido entre 2009 y 2010, tuvo un 18,7% de cuota de pantalla media y más de 2,5 millones de espectadores. Pilar Rubio se enfrentaba al gran reto de su carrera.

OT 8 se estrenó el domingo 11 de enero de 2011 con una gran promoción detrás. Lo hacía contra la segunda temporada de Los protegidos en Antena 3. Al día siguiente de su estreno, llegó el batacazo: un 17,3% de cuota de pantalla y 2,7 millones de espectadores vieron la primera gala. Operación triunfo perdía la batalla. En Telecinco se avecinaba lo peor.



Inicio OT 2011 HD por protelecinco

Las galas se fueron sucediendo y las audiencias no hicieron otra cosa que bajar. En su quinta gala la cifra caía por debajo de los 2 millones de espectadores y el programa apenas alcanzó un 13% de cuota de pantalla. Operación triunfo estaba muerto. Sólo tardaron unas horas en anunciar que el programa adelantaba su final y apenas duraría 35 días. El fin de una etapa que marcó un antes y un después en la televisión: la muerte del talent que generó un fenómeno fan que nunca se ha repetido.

El programa anunció que la sexta gala sería la última con 12 finalistas entre los que se elegiría a un ganador. Finalmente, Nahuel se convirtió en el más votado por el público ante 2,5 millones de espectadores. Adiós a OT ante la incredulidad de alguno de sus miembros: “Podría decir muchas cosas pero creo que será prudente estar calladita”, decía por aquel entonces Noemí Galera.

El nacimiento de Twitter

Si hay un nombre que resonó sobre el resto de concursantes ese fue el de Geno. La concursante de OT 1 y primera expulsada de aquella edición regresaba al programa que la vio nacer encima de los escenarios 10 años después. Ella, y no otra persona, vieron nacer un fenómeno que por aquel entonces era desconocido: Twitter. 

La red social del pajarito azul llegó a España en noviembre de 2009. Sin embargo, fueron las lágrimas de Geno las que hicieron que la televisión y Twitter fuesen de la mano de aquí a la eternidad. El hashtag #SufroComoGeno se convirtió en trending topic al ver el sufrimiento de la concursante. A partir de ahí, la red social se volvió algo indispensable para seguir ciertos programas de televisión. 

La mano negra detrás de la cancelación

Mucho se ha hablado sobre la verdadera razón que llevó a la cancelación de Operación triunfo. Fue la propia directora de comunicación de Mediaset España, Mirta Drago, la que a través de su blog Fuentes Próximas puso la primera miga para seguir el rastro: “A un conocido ex productor de televisión, famoso por su misoginia y sus faltas de respeto, le sentó mal que designaran a Pilar como presentadora de Operación triunfo

“Como le fastidió la decisión de la cadena que le pagaba el producto, boicoteó el trabajo de Pilar, que no tenía acceso a los guiones hasta el último momento y que tampoco recibía las órdenes adecuadas por el pinganillo, básico para que un presentador pueda seguir el programa mientras se esmera en el directo. Del reconocido productor misógino, uno al que le gusta chillar, especialmente chillar a las mujeres, nadie habló. La furia cayó sobre Pilar”, aseguró en este mismo blog. Una versión que ha sido confirmada por muchas fuentes en torno a este programa de televisión. 

Aunque nunca fue confirmado, muchas personas señalaron a Toni Cruz, conocido ex productor de Gestmusic, como el causante de esta guerra. Este post fue apoyado al 100% por Risto Mejide, ex miembro del jurado del talent, que ya tuvo problemas con Cruz en el pasado. “Yo fui despedido de OT en directo en 2009. A mí ese día quien me llamó no fue quien me había contratado, Toni Cruz, me llamó un tío que pasaba por ahí, y me dijo 'no hace falta que vengas esta noche, prescindimos de tus servicios”, dijo Risto Mejide en una entrevista en La Noria