Televisión

'Glee' y otras series marcadas por la tragedia y la leyenda negra

La muerte de Naya Rivera acrecienta la maldición de la serie musical de Ryan Murphy

16 julio, 2020 10:00

Dos años después del siniestro suicidio de Mark Salling, la sombra de la tragedia vuelve a oscurecer la leyenda negra de Glee, serie musical de Ryan Murphy. Tras varios días de búsqueda, la Policía del Condado de Ventura (California, EE.UU.) ha confirmado la muerte de la actriz Naya Rivera tras identificar su cuerpo en el lago donde desapareció el pasado miércoles cuando salió a navegar con su hijo.

El lago "maldito" donde habría perdido la vida Naya Rivera cuenta con un largo historial de muertes por ahogamiento

La actriz de origen puertorriqueño, que dio vida a Santa Lopez en la producción musical de la cadena FOX, desapareció el pasado 8 de julio en el lago Piru mientras disfrutaba de un bote alquilado junto a su hijo, Josey Hollis, de cuatro años.

El niño dormía cuando fue encontrado en la embarcación con un chaleco salvavidas y, a su lado, el de un adulto, pero sin rastro de la actriz. Se cree que una corriente la pilló de imprevisto y “reunió la suficiente energía para devolver a su hijo a la barca pero no para salvarse ella misma”.

Los vecinos de la zona llevan años denunciando las falta de medidas de seguridad en las aguas de un embalse que califican como “maldito”, con una enorme profundidad y frecuentes remolinos bastante peligrosos. Según TMZ, desde 1994 ya son ocho las personas que perdieron la vida en el mismo pantano donde Rivera habría tenido la mala suerte de ahogarse.

Según el sheriff, no hay indicios de "un acto criminal o suicidio", pero son muchas las incógnitas alrededor de este trágico accidente que acrecienta, desgraciadamente, la maldición que arrastra la serie desde la muerte por sobredosis de Cory Monteith. De hecho este mismo lunes se cumplían siete años de aquella fatídica madrugada en la que el actor fue hallado sin vida en su habituación del hotel Fairmont Pacific Rim. La autopsia confirmó su deceso por abuso de alcohol y heroína, y sumió a los millones de seguidores de la ficción en un enorme desconcierto, incluida su pareja, Lea Michele, a la que conoció durante el rodaje.

Cinco años después, la detención de Mark Salling, otro de sus rostros principales, por posesión de pornografía infantil volvió a colocar a la serie en medio de la polémica. Tras dos años de proceso judicial, en diciembre de 2017 el de Dallas se declaró culpable, pero un mes más tarde decidió colgarse de un árbol cerca de su residencia de Sunland (Valle de San Fernando).

El caso de los 'Power Rangers'

Por desgracia, el halo funesto que rodea a la producción de 20th Century Fox tiene sus precedentes. Es el caso de Arnold (Different Strokes), un drama de la NBC que fue todo un fenómeno entre 1978 y 1985. De los cuatro miembros del elenco principal de la serie creada por Jeff Harris y Bernie Kukoff, tres han fallecido, dos de ellos, Gary Coleman y Dana Plato, en tristes circunstancias. El primero debido a una hemorragia intracraneal provocada por una caída accidental, y la joven actriz que dio vida a Kimberly Drummond apareció sin vida en su autocaravana por sobredosis de analgésicos y relajantes a los 34 años.

También en Angel, el spin-off de Buffy, cazavampiros, dos de sus actores se marcharon para siempre antes de tiempo. Glenn Quinn perdió la vida en casa de un amigo por una sobredosis de heroína con 32 años, mientras que Andy Hallet murió de un fallo cardíaco. El intérprete de Lorne tenía 33 años.

Otra ficción a la que persigue la leyenda negra es Power Rangers. La producción del género Tokusatsu, que estuvo en pantalla durante 27 temporadas, registra varias muertes precoces y algunos asuntos turbios. Thuy Trang, que dio vida a la ranger amarilla original (Trini Kwan) en Mighty Morphin Power Rangers, perdió la vida a los 27 años tras sufrir un gran accidente de tráfico cerca de San Francisco. A este triste deceso se sucedieron tres más: la japonesa Machiko Soga (Rita Repulsa), Richard Micahel Genelle (Ernie) y Robert L. Manahan (Zordon).

Además, hubo otras tragedias que aumentaron la maldición de la versión estadounidense de la japonesa Super Sentai Series como el asesinato cometido por Ricardo Medina Jr. (Red Wild Force), que acabó con la vida de su compañero de piso con una espada. En abril de 2009, Skylar Deleon, que hizo una aparición de niño en Mighty Morphin Power Rangers, fue declarado culpable, junto a tres personas más, del asesinato de Thomas y Jackie Hawks, para hacerse con el yate del matrimonio.

Por último, el año 2019 fue especialmente trágico para los seguidores de la mítica saga Star Trek. Cinco de los actores que participaron en el universo de la ficción televisiva fallecieron a lo largo del año, dejando a los 'trekies' un poco huérfanos. Robert Walker Jr., que dio a Charlie Evans en la ficción original de 1966, falleció a los 79 años días antes de que René Auberjonois, Star Trek: Espacio Profundo Nueve, sucumbiera a un cáncer de pulmón.

Su compañero en este spin-off, Aron Eisenberg, murió cuatro meses antes de manera inesperada por un paro cardíaco a los 50 años. Además, se despidieron Michael J. Pollard, que también participó en la original, y William Morgan Sheppard, que había aparecido en la saga cinematográfica y en Star Trek: La nueva generación y Star Trek: Voyager.