Televisión

El lento hundimiento de 'The Good Doctor', la serie que rompió moldes

La ficción médica caía este martes a su mínimo histórico en Telecinco

8 abril, 2020 09:10

El 16 de julio de 2018, nuestra televisión lo volvía a intentar con una serie americana. Tras muchos fracasos con estas ficciones, Telecinco probaba suerte con The Good Doctor, un drama médico de ABC que había cosechado grandes cifras en su emisión en Estados Unidos.

La serie se estrenó con un gran 19,1% de share y 2.645.000 espectadores en su primer episodio, subiendo hasta un espectacular 25,5% y 3.543.000 en el segundo capitulo emitido esa misma noche. Sin embargo, aún no era momento para cantar victoria, puesto que en más de una ocasión un gran estreno no se traduce en una buena trayectoria.

Pero The Good Doctor no solo aguantó el tipo, sino que se mantuvo en grandes datos en toda su emisión. De ahí que Telecinco decidiera alargar la serie hasta octubre estrenando un solo capitulo a la semana. De esta forma, la serie protragonizada por Freddie Highmore, se conviritió en la más vista de 2018, con una media del 19,8% de cuota de pantalla y 3.049.000 espectadores.

Tras esta primera tanda tan exitosa, lo que rompía todos los moldes establecidos, lo esperable hubiera sido que el canal estrenara la segunda temporada en el verano de 2019. Sin embargo, no hubo ni rastro de ella en todo el año. Los espectadores tuvieron que esperar hasta enero de 2020 para ver los nuevos episodios en abierto.

Una larga espera

De ahí que la gran pregunta entonces fuera cómo afectaría ese año de espera a la audiencia de la serie. La respuesta ha sido clara: de forma muy negativa. Y es que la ficción médica no ha cosechado ni remotamente los datos obtenidos hace dos años, bajando alrededor de 10 puntos de cuota de pantalla media. 

Además de esta larga espera, Telecinco decidió programar los nuevos capitulos en martes, compitiendo así con La isla de las tentaciones, a la postre el programa revelación del año. El primero de los episodios llegó ante un 11,9% de cuota y 1.967.000 espectadores, un dato que mejoraba lo conseguido por muchos estrenos de series españoles.

En semanas posteriores, la ficción siempre se mantuvo con datos alrededor del 10% de cuota. Sin embargo, en las últimas semanas, la serie ha abandonado el listón del doble dígito, y este mismo martes marcaba el que es hasta el momento el dato más bajo de la temporada: un 7,7% y 1.394.000 espectadores.

Con estos datos en la mano, resulta casi impensable pensar que el canal vaya a apostar por emitir la tercera temporada del drama médico, en emisión actualmente en Estados Unidos, ya que si siguiera la misma dinámica se estrenaría probablemente en 2021 o 2022, cuando todos sus fans ya hayan accedido a ella. 

La pregunta que cabe hacerse ahora es si Telecinco ha conseguido rentabilizar una serie así. Probablemente, sí. La primera temporada mantendrá siempre el título de ficción más vista de 2018, y con la segunda, a pesar de la fuerte caída, ha mantenido datos similares a los que están cosechando otras ficciones en abierto hoy en día y a un precio mucho menor.