Televisión

La UER cancela Eurovisión y lo pospone a 2021 a causa del coronavirus

Es la primera vez en 65 años que el certamen musical no se celebrará

20 marzo, 2020 14:54

Después de varios días deliberando, la Unión Europea de Radiodifusión ha decidido cancelar el próximo Festival de Eurovisión, que tendría que celebrarse los días 12, 14 y 16 de mayo en Róterdam (Países Bajos), debido a la crisis del coronavirus.

La UER, la televisión pública holandesa y la ciudad que iba a acoger el evento continuarán en conversaciones para poder albergar el certamen en 2021.

"Durante las últimas semanas, hemos estado explorando muchas alternativas para seguir adelante con Eurovisión. Sin embargo, la incertidumbre creada por la expansión del COVID-19 a través de Europa y las restricciones impuestas por los gobiernos ha llevado a la UER ha tomar la difícil decisión de no continuar con el evento como estaba planeado", ha dicho la UER en un comunicado. 

"Estamos orgullosos de que Eurovisión haya unido a la audiecna cada año, sin interrupción durante los últimos 64 años y nosotros, como millones de fans alrededor del mundo, estamos realmente tristes de que no se pueda realizar en mayo", añade. 

"Pedimos un poco de paciencia mientras trabajamos en las consecuencias de esta decisión sin precedentes y esperamos pacientemente dar más noticias en los próximos días y semanas". 

"Todos estamos desconsolados porque el Festival no podrá realizarse en mayo, pero estamos seguros de que toda la familia de Eurovisión, en todo el mundo, continuará brindando su amor y apoyo en estos momentos difíciles", termina.

Por su parte, RTVE ha mandado un comunicado a los medios en el que dice "apoyar y entender la difícil situación tomada por la UER" y "agradece el compromiso de nuestro representante, Blas Cantópor su dedicación y por el trabajo realizado para representar a España en Eurovisión 2020, y le invita a ser el candidato español en 2021".

Por qué no se pospone

La UER también ha querido explicar por qué no pospone el Festival, lo realiza sin audiencia o con cada país retransmitiendo su actuación desde sus estudios. "Es probable que la situación actual en toda Europa siga siendo incierta para los próximos meses y en esta etapa no podemos garantizar que podamos organizar un evento de este tamaño con esta cantidad de interesados a finales de este año. Además, celebrar un concurso para más adelante en el año reduciría la cantidad de tiempo que el ganador tendría para preparar la competición del año siguiente". 

En cuanto a la posibilidad de realizarlo sin público, la UER comenta que "seguimos cuidadosamente los consejos pertinentes de las autoridades para proteger la salud y el bienestar de todos los ciudadanos. Las restricciones holandesas a las reuniones de un gran número de personas y las restricciones a los viajes internacionales hacen que celebrar el evento, incluso sin público, sea imposible en este momento".

Mientras, en lo que respecta a que cada país realice su propia actuación, el organismo recuerda que "el ADN de Eurovisión es reunir a delegaciones, artistas y fans en un sólo lugar y proporcionar una misma plataforma para que todos los artistas compitan en el mismo escenario y tengan la misma oportunidad de brillar. Sentimos que bajo las circunstancias extremas a las que nos enfrentamos este año, organizar el Festival de otra manera no estará dentro de nuestros valores y la tradición del evento". 

La UER también ha querido adelantar que discutirá próximamente si es posible que los artistas seleccionados puedan interpretar sus canciones el próximo año. 

En cuanto a las entradas ya compradas, el organismo está analizando si devolver el dinero o que sean válidos para el próximo año. Tan pronto como se tome una decisión, los compradores recibirán un correo electrónico.