Televisión

Las motos regresan a Mediaset: emitirá dos premios en directo y en abierto

Después de llegar a un acuerdo con la plataforma DAZN, poseedora de los derechos.

22 febrero, 2019 16:22

Tres años después de haber dicho adiós a las motos, Mediaset España volverá a emitir parte de este evento deportivo después de llegar a un acuerdo con DAZN, la plataforma de contenidos deportivos que se hizo con los derechos de las carreras de Moto GP a finales de 2018.

Así lo ha anunciado el grupo este viernes explicando que los aficionados podrán seguir en abierto los Grandes Premios de Argentina y Valencia, las clasificaciones de esas carreras y amplios resúmenes de todas las pruebas del Mundial GP. 

El GP de Argentina se celebrará el próximo 31 de marzo, mientras que el GP de Valencia tendrá lugar entre el 15 y 17 de noviembre, "donde casi siempre se deciden los títulos". 

La última vez que el grupo liderado por Paolo Vasile emitió el Mundial de Moto GP fue en 2016. Sin embargo, entonces ya sólo emitió cuatro grandes premios en abierto y en directo. Un año antes ya había emitido sólo ocho grandes premios, mientras que el resto de carreras fueron emitidas por Movistar.

Según entonces, este acuerdo entre Telefónica y Mediaset España respondía a "la necesidad estratégica de ambas compañías de avanzar hacia un sistema mixto en la explotación conjunta de derechos deportivos". Gracias a ello, el grupo con sede en Fuencarral tiene que afrontar íntegramente el pago de los derechos del Mundial, los cuales, según fuentes del sector, ascienden a unos 25 millones de euros.

Para algunos, esta decisión fue una jugada maestra debido al ahorro económico, a la vez que se evitaba tener que emitir entrenamientos o grandes premios que anotan bajos datos de audiencia y que lastran su media diaria en sábados y domingos.

Sin embargo, esta decisión fue considera como una falta de compromiso de la cadena y provocó una gran indignación de los aficionados de las motos contra Mediaset. De hecho se llevaron a cabo distintas concentraciones moteras en ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla y a las puertas de Mediaset en Fuencarral.