Televisión

La impresionante pérdida de peso de Sheyla Fariña ('Acacias 38')

La actriz ha sorprendido mostrando cómo era su físico hace unos años.

20 febrero, 2017 14:21

Tras 220 episodios, en los que logró darse a conocer al público generalista, Sheyla Fariña se despidió de los vecinos de Acacias 38 y de la bondadosa Manuela hace ya un año con la muerte de su personaje en la ficción de tira diaria que sigue emitiendo La 1.

Tras esta aventura, la actriz ha seguido trabajando vinculada a la pequeña pantalla, formando parte de producciones de TVG como Fontealba, Augasquentes y Vidago Palace; y compartiendo momentos con sus seguidores en Instagram, donde acumula más de 30.000 followers.

Ha sido en esta red social donde la gallega ha querido mostrar a sus fans cómo era su diferente aspecto físico hace ya unos años, antes de perder la friolera de 20 kilos, tras contar su increíble historia de superación personal.

"Os presentaré a alguien: ella es Sheyla Fariña hace unos años y 20 kg", narra la actriz. "De pequeña fui rellenita y luego dejé de serlo, pero con 24 años algo cambió en mi organismo y, alimentándome como siempre había hecho, llegué a pesar 87 kg. Los años han pasado y, a base de dietas, ejercicio y hambre he conseguido quedarme entre los 65-70kg, con altibajos provocados por la necesidad de comerme un bocadillo de tortilla y la de estar en el menor peso posible para mi profesión", afirma Fariña.

"¿Cada casting? Una dieta. Una pena no centrar mi esfuerzo en preparar secuencias y hacerlo en comer menos. Pero esto es otra historia. [...] El carácter se me amarga con cada día 'sin excesos' y mis horarios de trabajo y mi poca fuerza de voluntad me hacen ganar kilos casi sin darme cuenta. Los análisis dicen que estoy muy bien por dentro, pero tengo hipotiroidismo y envidio profundamente a las personas que comen lo que quieren y cuyos cuerpos no pagan los excesos, ya que el mío los paga y caros", cuenta Sheyla.

"Hoy peso 70 kg y empiezo una nueva aventura en el país del ejercicio físico y la buena alimentación. Yo me gusto como soy, pero debo cuidarme para no seguir yendo a más. Sobre todo por salud, por estética, por trabajo y por economía (¡¡¡no me caben los pantalones!!!). Así que vamos a por ello. Sé que haciéndolo público me sentiré más acompañada y también presionada a cumplir con los objetivos diarios. Y aprovecho el momento para agradecer a todas las personas que en mi trabajo se han quedado con la actriz que llevo bajo mi celulítica piel", ha confesado Fariña en su red social, donde ha sido apoyada por sus cientos de fans alrededor del mundo.