Televisión

¡Feliz día de los periodistas! Cuando los informadores fueron los protagonistas

Este 24 de enero se celebra San Francisco de Sales, el patrón de los periodistas.

24 enero, 2017 23:30

El periodismo siempre ha sido una de las profesiones que más ha gustado a los creadores y guionistas de series de televisión para sus proyectos en la pequeña pantalla. Una serie sobre el periodismo puede tener drama, comedia e incluso acción, un gran abanico de posibilidades que le encanta a los creadores de ficción. Por eso el periodismo siempre juega un papel fundamental en las ficciones política, policiacas o de superhéroes. 

Este 24 de enero se celebra el día de San Francisco de Sales, el patrón de los periodistas. Y por eso hemos querido hacer un pequeño reument de las series más importantes sobre periodismo que han pasado por nuestra televisión y por la televisión extranjera. 

The Newsroom

Creada por Aaron Sorkin, The Newsroom era una utopía sobre le buen hacer periodístico. Enamoró a la crítica desde el primer momento ya que representaba todos los ideales por los que un periodista se hizo periodista. Tal vez demasiado bonita respecto a los valores que se usan en la realidad. 

Estrenada en 2012 y protagonizada por Jeff Daniels, la serie estuvo en antena durante tres temporadas. A pesar de ser elogiada por la crítica, la serie sólo se llevó el Emmy a Mejor Protagonista por el tramajo de Danields y se le escapó el Globo de Oro en 2013.

Sports Night

Y es que Aaron Sorkin siempre fue un hombre al que le gustaba hablar sobre el periodismo desde distintos ángulos. Sports Night se emitió de 1998 al año 200 y giró en torno a la actualidad deportiva. Protagonizada por, entre otros, Josh Charles y Felicity Huffman, lograron dos Emmy y estuvieron nominados al Globo de Oro por el papel de Huffman. 

Periodistas

Hizo que las universidades se llenasen de jóvenes que querían ser periodistas. Protagonizada por José Coronado, la serie de Telecinco fue uno de los grandes éxitos de la cadena en sus primeros años como cadena privada en España. Periodistas enamoró a los cinco millones de espectadores que tenían con sus tramas dentro de la redacción y sus momentos de acción en la calle.

Lou Grant

Si Periodistas fue la serie que llenó las facultades en España, Lou Grant fue la que lo hizo en EEUU. Estrenada en 1977, estuvo en antena durante cinco temporadas  y contaba la historia de la sección de local de un periódico de Los Ángeles. Lou Grant nació como un spin off de la comedia La Chica de la Tele, que es el nombre que recibió en nuestro país, la serie  The Mary Tyler Moore Show y donde Lou Grant era un malhumorado productor de noticias de televisión. 

The Hour

Es una de las producciones más actuales sobre el mundo del periodismo. Esta serie inglesa fue estrenada por BBC en 2012 y aguantó dos temporadas en antena. A pedar de ser actual, se centea en una de las etapas más controvertidas para el periodismo. Y es que se trata de un programa de televisión ficticio en plena época de espionaje que se estrenó en la cadena pública inglesa a mediados de los años 50. 

ByB

No todas las series sobe el mundo del periodismo tienen que ser un gran drama. ByB arrancó en Telecinco teniendo mucha más comedia que lo que el público quería. Era una serie de televisión que estaba centrada en el mundo de la moda. La cadena decidió darle un toque mucho más serio en su segunda y última temporada, convirtiendo a sus protagonistas en auténticos espías de operaciones políticas y financieras ocultas.

The Wire

The Wire no es una serie sobre el mundo del periodismo. Al menos, no lo era hasta su quinta temporada. Aquel año, la ficción introdujo a los medios de comunicación y a la prensa en sus tramas y toda la temporada giró en torno a cómo los periódicos hablaban sobre el momento que se estaba viviendo. 

El Caso. Crónica de sucesos

Ha sido uno de los grandes títulos de TVE de 2016 aunque no terminase de encajar en términos de audiencia. Creada por Plano a Plano y protagonizada por Fernando Guillén Cuervo y Verónica Sánchez, esta serie de televisión hizo revivir la portada sobre sucesos que marcó una época en España. 

Murphy Brown

Fue una serie de televisión que CBS lanzó en 1988 y consiguió estar una década en la pequeña pantalla, concediéndole a la protagonista Candice Bergen una gran fama en la ficción americana. Murphy era una periodista ex alcohólica que después de pasar por un tratamiento de rehabilitación regresó a su trabajo en la pequeña pantalla poniéndose al frente del informativo de la cadena. 

La sombra del poder

Sólo fueron seis episodios emitidos por la BBC, pero lograron lanzar al estrellato al director David Yates. La trama arranca con la muerte de una mujer en las vías del metro. En ese momento se destapa la aventura amorosa que mantenía con un importante diputado. La historia trastoca a todo Reino Unido, pero un único periodista amigo del diputado ve que detrás de esta historia hay mucho más. La serie se convertiría en película unos años más tarde protagonizada por Rusell Crowe.

La cruda realidad

Aunque el mundo del periodismo en televisión casi siempre ha estado relacionado con el mundo de la política o de la moda, esta serie de televisión hablaba sobre le mundo del cotilleo. Protagonizada por Tea Leoni, la serie seguía la vida de Nora, una fotógrafa de gran reputación que termina trabajando en un semanario sobre el mundo del corazón en Los Ángeles tras separarse de un conocido editor. 

Yo soy Bea

Una de las mayores alegrías de Telecinco en el mundo de la ficción. Cuando la cadena todavía no apostaba por el entretenimiento en sus tardes, Yo soy Bea era un aluvión de audiencias para la cadena de forma diaria. Era la adaptación de la serie colombiana Yo soy Betty, la fea que emitió Antena 3. La trataba giraba en torno a la redacción de Bulevar 21una revista de moda en la que Bea no encajaba muy bien.

Dirt

Courtney Cox dejaba de ser la divertida Monica de Friends para convertirse en la editora sin escrúpulos de dos revistas sensacionalistas. Sus éxitos son inigualables, pero sus métodos profesionales la han convertido en una de las mujeres más odiadas en el lujoso y ambicioso mundo de Hollywood. La ficción no logró ser de los productos de más éxito de FX, pero colocó a la actriz en un rol muy diferente al que estábamos acostumbrados más allá de su papel en Scream